Discurso de Elena Poniatowska

24 abr

Elena Poniatowska, grande, al recibir el Premio Cervantes:

La reinvención de Aznar

23 abr

Tengo diferencias con José María Aznar, pero debo reconocer que El País Semanal le ha hecho un formidable reportaje: Aznar: la reinvención de un presidente.

Discurso de Juan Manuel Santos en homenaje a Gabo

22 abr

 

El discurso del presidente Enrique Peña Nieto, aquí.

La foto: Presidentes de ayer y de hoy

21 abr

BlwPXwZCUAA1gUR

Los tiempos cambian. La de abajo es una foto gris, compuesta por dictadores de Argentina, Chile y Brasil. La de arriba, es una foto refrescante, viva y llena de libertad. Las presidentas de Argentina, Chile y Brasil. Cristina, Michelle y Dilma. Se podrá tener diferencias con ellas, pero esas diferencias se pueden expresar en libertad. ¡Qué viva la democracia!

Pepe Mujica, entrevistado por Juan José Millás

20 abr

“La distancia de los políticos con la gente está creando mucho descrédito, y la peor enfermedad es la de los ciudadanos que no creen en su Gobierno (…) En los países grandes hay núcleos económicos que pesan sobre los Gobiernos con un poder del diablo (…) Solo me arrepiento de los amores perdidos”.

Más, aquí. Y aquí.

 

 

Noé, o el hubris y la humildad

19 abr

 

He visto “Noé“, la película dirigida por Darren Aronofsky, quien merece, una vez más, el reconocimiento a su genialidad. Hacer una película sobre un personaje al que la Biblia le dedica muy pocas líneas, e imaginarse todo lo que significó el “arca de Noé” es solo para mentes brillantes como la de Aronofsky.

Claro, el que ha visto otras películas de Aronofsky sabe a lo que me refiero. En “Black Swan” o “The Wrestler”, es la lucha del personal principal contra sí mismo, contra sus miedos, contra sus problemas, contra sus retos. Quizás lo que mejor describe la película, es la combinación del orgullo, la desmesura (o síndrome de Hubris) y la humildad que exhibe Noé, personificado magistralmente por Russell Crowe.

Invito a verla.

 

Macondo está de luto

18 abr

Ha fallecido Gabriel García Márquez, uno de los grandes maestros del Siglo 20 y Premio Nobel de Literatura en 1982, por su obra “Cien años de soledad”. Una buena forma de recordarlo es leer, escuchar y ver su magistral y genial discurso de aceptación del Nobel:

 

Descanse en paz, “Gabo”. Tu obra y legado es permanente.