Los Ex-Presidentes de la República

15 Dic

El presidente Leonel Fernández reinauguró antes de ayer la Galería de Ex – Presidentes de la República en el Palacio Nacional. Con la reinauguración, se ha colocado nuevamente en la palestra el trato que se le confiere a la figura de los Ex – Presidentes de la República, sobre todo de aquellos que, su elección, fue el resultado del ejercicio legítimo de la democracia.

Ver en la foto de prensa al presidente Fernández frente al retrato del dictador Trujillo envía una señal equivocada a las nuevas generaciones de dominicanos, que aunque no vivimos los días oscuros de la tiranía, somos solidarios con los miles y miles de dominicanos que perdieron sus vidas en defensa por los valores democráticos.

Hace solo dos días, en Chile, vimos como un gobierno, respetuoso de la democracia, le negó honores de Jefe de Estado a quien, con mano dura, usurpó la democracia electa. ¡Qué contraste!

Como los Ex – Presidentes, democráticamente electos, no tienen quien les escriba, los dominicanos, sin ningún tipo de banderías políticas, debemos reclamar un mejor trato hacia estos hombres que, con sus altas y sus bajas, ha contribuido en la construcción de la democracia dominicana. Solo deberían ser ellos, quienes ocupen un lugar de honor en la mencionada Galería de Ex – Presidentes.

El PRD, y ahora hago la autocrítica, le ha faltado colocar a los Ex – Presidentes de la República, que alcanzaron la silla presidencial representando a nuestro partido, en su justa dimensión. Juan Bosch, Antonio Guzmán, Salvador Jorge Blanco e Hipólito Mejía, con estilos propios y diferentes, con aciertos y desaciertos, deben merecer que sus respectivas obras de gobierno sean conocidas y divulgadas entre todos nuestros militantes. Hay que aunar esfuerzos en ese sentido.

Es lamentable que, como país, no exista una cultura democrática de valorar la figura de los Ex – Presidentes democráticamente electos. Al contrario, se les acusa, se les persigue, se les injuria, se les encarcela, se les humilla.

Debería ser al revés, es decir, hay que aprovechar su experiencia, aunque ya algunos han fallecido, otros padecen quebrantos de salud, y otros están asumiendo una posición de madurez política ante el nuevo escenario político nacional.

Pero, una muestra de cómo el Estado valora a sus Ex – Presidentes está en el siguiente detalle: La pensión de un funcionario de segunda categoría en una institución descentralizada es mayor que la pensión de un Ex – Presidente de la República. Esto no puede ser así en una nación, como la nuestra, que es, a pesar de nuestras imperfecciones, una democracia estable, gracias, en mayor medida, a los Ex – Presidentes que democráticamente hemos electo a partir de la caída de la tiranía en 1961.

Los legisladores de todos los partidos deberían trabajar para que los Ex – Presidentes merezcan el mayor de los respetos. Ojalá que, después, no sea muy tarde.

4 Responses to “Los Ex-Presidentes de la República”