Entregado a la derecha

28 Ene

El discurso del presidente Leonel Fernández, pronunciado en su acto de proclamación, fue más de lo mismo. Más promesas, cero acción. Es lo mismo que le ha dado al pueblo dominicano en estos tres años de mandato.

Rodeado de las mismas caras que siempre le han acompañado, con un ausente notable, el acto de ayer sirvió para demostrar lo alejado que está el PLD de aquel partido respetuoso de la disciplina y de la doctrina del Profesor Juan Bosch. El líder del PLD fue colocado en un segundo plano.

En primer plano estaba lo más conservador de la derecha dominicana. El PLD se ha convertido en un partido de derecha, es decir, que no persigue el bienestar general, sino el particular, de unos pocos que están disfrutando de las mieles del poder. Que entiende que el gasto público debe concentrarse en obras no prioritarias, olvidándose de la mayoría de los dominicanos.

Ayer no hubo anuncios de rebaja de impuestos, ni de una visión colectiva del país. Solo hubo una realidad: Promesas e ilusiones a un pueblo, que mayoritariamente está sufriendo la indolencia e indiferencia de un gobierno que ha incrementado la pobreza y la falta de oportunidades.

Desde mi punto de vista, el discurso de ayer no estuvo a la altura de otros discursos del presidente Fernández. El de ayer fue un grito de desesperación ante la realidad que estamos viendo y viviendo: La mayoría de los dominicanos quiere un cambio, y ese cambio, lo tendremos muy pronto, el 16 de mayo de 2008.

4 Responses to “Entregado a la derecha”