El arte de pronosticar

25 Ago

Con la globalización, los organismos internacionales crearon una serie de estructuras que le permiten dar el debido seguimiento a las situaciones políticas, económicas y sociales que suceden en los distintos países del mundo. Desde sus oficinas residentes, envían a sus sedes toda la información que acontece localmente para que sea procesada, y de ahí, surgen los informes que circulan luego por todo el mundo. Hoy, para el próposito de este apunte, me concentraré en el ámbito económico.

En un dato impresionante, desde el 1989 al 2007, se han producido 26 recesiones en distintos países desarrollados, de las cuales solo dos fueron pronosticadas un año antes de ocurrir. Un interesante análisis del investigador Prakash Loungani, del Fondo Monetario Internacional, lo ha demostrado en su estudio titulado La excesiva suavidad de los pronósticos.

Según Loungani, de las 26 recesiones, solo 2 se advirtieron un año antes; 8 se anunciaron en febrero del mismo año; 10 se pronosticaron en agosto cuando ya estaban ocurriendo; y 6 no pudieron ser detectadas.

El autor compara el trabajo de los analistas económicos con la de meteorología: De que sirve un hombre del tiempo que nunca anuncia lluvia hasta que tanto tú como él pueden mirar a través de la ventana y ver que está lloviendo.

Loungani concluye en que los analistas no dan la información del extranjero el grado de atención que merece y son lentos en absorber noticias de otros países.

Todo lo anterior viene a propósito de las declaraciones del Presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en las que afirma que Estados Unidos enfrenta una de las coyunturas económicas más complicadas de las que se tienen memoria, o las de Charles Bean, Sub-Gobernador del Banco de Inglaterra, en las que afirma que el año pasado esto era una crisis financiera que pensábamos que con un poco de suerte podría haberse superado en Navidad, pero se ha alargado ya durante un año y parece que se extenderá aún por un período de tiempo considerable.

Estas dos respetadas opiniones provienen de los jefes de regulación bancaria de dos de las ocho potencias del mundo, por lo que, en el caso de la República Dominicana, espero que al gobierno no les pase como al hombre del tiempo, y que veamos la lluvia cuando esté lloviendo. Es época de sacrificio de todos y para todos, incluyendo el gobierno.

2 Responses to “El arte de pronosticar”