‘Esprit de corps’

29 Ago

Esto fue lo que reflejó la Convención del Partido Demócrata, que concluyó ayer en Denver. Espíritu de Cuerpo. Ver un partido unido, en cuerpo y alma, con sus símbolos, sus líderes, viejos y nuevos, sus valores, sus ideas, sus proyectos. Sus ganas de ganar.

No me refiero ni siquiera al extraodinario montaje escenográfico ni a los fuegos artificiales ni al uso efectivo de la tecnología. Claro que esto ayuda, pero no es la forma lo importante, es el fondo, en cuanto a política se refiere. Es obvio que no se puede comparar en términos de recursos económicos lo que exige un montaje de esa magnitud, por lo que a aquellos que nos encanta el mundo de la tecnología y la televisión, solo podemos conformarnos con tomar nota y observar, por el momento.

El espíritu de cuerpo lo demostró el Partido Democráta cuando reivindica su historia, y cuando es capaz de demostrar que sus ideas progresistas son las que han provocado los cambios más importantes en la historia americana, y cuando plantea la idea del cambio para recuperar el sueño americano y restaurar el respeto de la comunidad internacional.

La historia de Obama es admirable. Su discurso fue un compromiso con su nación, pero algo quedó demostrado en esta Convención: Obama es el Kennedy de la política norteamericana, pero tiene detrás un partido con plataforma prográmatica para cambiar el presente y el futuro del país. Espíritu de cuerpo.

¿Qué escuche durante estas noches? Guardando las distancias, los mismos problemas que tenemos en nuestro país. Que en Estados Unidos, la economía no funciona para los que trabajan duro. Un país que debe ser capaz de volver a asegurar a todos una vida digna, viviendas asequibles, seguro médico… Un futuro estable con un modelo energético y de relación con el resto del mundo que funcione. Que es necesario volver a tener el respeto de la comunidad internacional. Pero ello exige un cambio. Un discurso 100% socialdemócrata.

Espíritu de cuerpo. Esta es la lección que nos deja el Partido Democrata para los políticos que estamos en estas latitudes. Espíritu de cuerpo es lo que nos hace falta asimilar, entender y comprender en el Partido Revolucionario Dominicano, el partido de José Francisco Peña Gómez. Tenía que ser Obama que nos enviara esta lección. ¡Que feliz coincidencia! Debemos aprender esta lección. Necesitamos, ante todo, unidad, y un proyecto político de partido, no de personas. En esa tarea, estaré en la primera línea.

Finalmente, comparto esta frase del discurso de Obama: Somos el partido de Roosevelt. Somos el partido de Kennedy. Así que no me digan que los demócratas no defenderán su país.

5 Responses to “‘Esprit de corps’”