Archive | septiembre, 2008

Ganó “Main Street”, no “Wall Street”.

30 Sep

Rechazado el plan de rescate financiero, hay que concluir en que la política norteamericana esta cambiando profundamente, para el bien de ese país, y del resto del mundo democrático. La versión original del Plan Paulson que era de apenas 3 páginas, se fue convirtiendo en un documento de 106 páginas, que fue transformado en una pieza legislativa para proteger y asegurar que esos 700 billones de dólares fuesen destinados a quienes real y efectivamente lo necesitan, y no a los banqueros o agentes financistas de Wall Street.

Sin embargo, el plan revisado y mejorado por el Congreso no llenó las expectativas del ciudadano común norteamericano, que presionó a sus legisladores, provocando el rechazo de ayer, a pesar del acuerdo previo del domingo por la tarde. Es probable que el plan acordado fuese víctima de mala comunicación pública.

Estoy seguro que, a partir de esta etapa, se producirá un endurecimiento de la política de regulación de los mercados en Estados Unidos, discusión que esta actualmente en curso. No es posible que la banca tradicional estuviese efectivamente controlada y regulada, mientras otras actividades, como las de los bancos de inversión, fuesen objeto de regulación flexible. Igualmente, sucedió con las regulaciones sobre las hipotecas. De ahí es que duele que sea el contribuyente el que tenga que, al final del día, pagar por lo que otros no han hecho correctamente. Aquí estuvo la deficiencia de la versión original del Plan Paulson. Comparto con ustedes esta caricatura de Forges que describe el actual escenario de crisis.

En esta batalla, ganó Main Street, y no “Wall Street”. Triunfó el ciudadano de clase media, que tiene que trabajar duramente para sobrevivir, y que no entendía el porque debía cargar con esta culpa. En este sentido, les recomiendo leer este oportuno artículo sobre La Crisis, escrito por Blanca Álvarez en El Correo Digital.

La saga por la aprobación del rescate financiero continuará, pues nadie duda lo necesario que es. Estoy seguro que una solución se producirá teniendo como base a “Main Street”.

Lección de bipartidismo

29 Sep

Tal como lo había anticipado, el Congreso de Estados Unidos acordó ayer el borrador de la Ley de Emergencia para la Estabilización de la Economía, imponiéndole una serie de condiciones a la propuesta original del Secretario de Estado de Tesoro. En el sitio del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes esta el texto y un resumen del mismo.

Ahora viene la parte interesante, la que los dominicanos tenemos que observar, y entender la grandeza y la fortaleza de las instituciones democráticas de Estados Unidos.

El Partido Demócrata, por sí solo, puede votar este proyecto, pues tiene mayoría en el Congreso. Sin embargo, no lo hará. Hacerlo unilateralmente sería políticamente incorrecto. Ellos saben que necesitan el apoyo del Partido Republicano, que es donde han estado increíblemente las principales resistencias para apoyar el Plan.

Lograr el bipartidismo no es fácil. Hoy la Cámara de Representantes acaba de rechazar el Plan. A pesar de que la mayoría de los democrátas estaban en aprobarlo, la mayoría de los republicanos tienen resistencia al mismo. Definitivamente el liderazgo está puesto a prueba.

Ayer, cuando hizo el anuncio del acuerdo compromiso entre los distintos líderes del Congreso, Nancy Pelosi, Speaker o Presidenta de la Cámara de Representantes, Representante Demócrata de San Francisco, dijo lo siguiente:

“Esta no es una ley Demócrata. Esta es una ley que fue enviada por el Presidente, mejorada por el Congreso… Y necesitaremos el apoyo bipartidista para apoyar la aprobación de la Ley”.

Quienes estamos inmersos en la política dominicana, debemos aprender esta lección de buena política que, en momentos muy difíciles, nos esta ofreciendo Estados Unidos. Guardando las distancias, es lo que tenemos que hacer quienes estamos en la oposición con el proyecto de reforma constitucional sometido por el Presidente Leonel Fernández… mejorarlo, hacerlo mas progresista mediante el ejercicio de posiciones de principio, colocarnos por encima de las diferencias políticas y de los intereses coyunturales, y aprobar la reforma constitucional que beneficie a la mayoría del pueblo dominicano.

“Ayúdanos a construir un sueño”

28 Sep

Ayer participé en la campaña Ayúdanos a construir un sueño, que esta auspiciando Supermercados Nacional en apoyo a Muchachos y Muchachas con Don Bosco.

Fue de lo más natural y sencillo. Les cuento la experiencia: Estuve en el Supermercado Nacional, de Bella Vista Mall, haciendo unas compras puntuales. Cuando estaba pagando, la muy amable cajera me dijo que si yo quería hacer una contribución para Muchachos y Muchachas con Don Bosco, mediante la compra de un mosaico para luego colocarlo en un moral que estaba en el centro del Supermercado.

Inmediatamente le dije sí. Compré el mosaico por RD$200.00 pesos, caminé al mural, y puse el mosaico para completar esta gran imagen. Aquí les muestro la foto del mural, tal como estaba ayer.

Una vez más, Supermercados Nacional demuestra su visión social con esta campaña que contribuirá con los programas educativos y de asistencia de más de 3 mil niños que integran Muchachos y Muchachas con Don Bosco.

Felicito a Supermercados Nacional por esta novedosa iniciativa, e invito a todos/as los/as que puedan, participar en la construcción de estos sueños, que convertidos en realidad, nos harán mejor país.

Los contrapesos del poder

27 Sep


(Comparto mi articulo publicado hoy en El Nacional)

En medio de la grave crisis que sacude al sistema financiero de Estados Unidos, las instituciones democráticas norteamericanas nos están dando buenas lecciones de cómo se hacen políticas públicas, sobre todo para la clase política dominicana, que no está acostumbrada a lo que James Madison en 1788, llamó “los checks and balances”, o “los controles y equilibrios” entre los Poderes. El Plan de Henry Paulson, Secretario de Tesoro, para el salvamento del sistema financiero de Estados Unidos es el mejor ejemplo del ejercicio de los contrapesos del Poder.

Mientras en países, como el nuestro, en donde el peso político del Presidente de la República es muy fuerte, y en ocasiones, “avasallante”, una decisión política de la magnitud asumida por el Secretario de Tesoro, hubiese sido asumida exclusivamente por el Poder Ejecutivo. Basta con recordar la crisis del 2004, en donde el Poder Ejecutivo se responsabilizó exclusivamente de las decisiones políticas. El Congreso Nacional, el de antes ni el de ahora, habría asumido ninguna posición, en función de exigir condiciones a las decisiones planteadas por el Ejecutivo.

La solución propuesta por el Secretario de Tesoro, Henry Paulson, para el salvamento del sistema financiero, que implicaría la autorización, en una especie de cheque en blanco, por el monto de 700 billones de dólares, y en el establecimiento de un tope a la deuda pública de Estados Unidos en 11.3 trillones de dólares, ha recibido el correspondiente contrapeso en el Congreso de Estados Unidos.

Existen diversos puntos contradictorios en el Plan Paulson, pero, por razones de espacio, solo me detendré en uno. En su Sección 8, el Plan plantea que “Las decisiones adoptadas por el Secretario de conformidad con la autoridad de la presente ley no son revisables y están vinculadas a la discreción de su Agencia, y no pueden ser revisadas por una corte o cualquier organismo administrativo”.

Hay que recordar que la credibilidad de la Administración del presidente Bush está muy mermada como consecuencia de la política unilateral en Irak, que llevó al entonces Secretario de Estado, Collin Powell, a hacer una serie de planteamientos que luego resultaron no ser totalmente ciertos. Con ese antecedente, el Congreso de Estados Unidos no autorizará el cheque en blanco que quiere el Secretario de Tesoro, y que, por lo tanto, en ejercicio de los “checks and balances”, impondrá condiciones rigurosas al Plan Paulson, incluyendo la modificación del texto antes citado, incorporando la supervisión del Congreso en la implementación y ejecución de ese Plan.

Aquí cabe la expresión de Madison, que retrata claramente la necesidad de la rendición de cuentas y de los mecanismos de control por parte del Congreso sobre las actividades del Ejecutivo: “Si los hombres fuesen ángeles, el gobierno no fuese necesario. Si los ángeles fuesen a gobernar los hombres, los controles externos ni internos sobre el gobierno fuese necesario. En la formación de un gobierno que será administrado por hombres sobre los hombres, la gran dificultad estriba en esto: usted primero debe habilitar el gobierno para controlar los gobernados, y luego, obligarlo a que se controle a sí mismo” (Federalist No.51).

Ahora que el país está asistiendo a un debate sobre la reforma constitucional, es, más necesario que nunca, que exista ese contrapeso a las intenciones e iniciativas del Poder Ejecutivo. Ese será el rol que quienes estamos encabezando la oposición, haremos. Con respeto a nuestras diferencias.

Radhamés Gómez Pepín

26 Sep

Fue una grata sorpresa leer en la prensa que la entrevista que le hice en Líderes, el 29 de octubre de 2006, al Director de El Nacional, don Radhamés Gómez Pepín, había sido incluida y transcrita en el libro El legado de un periodista, escrito por Domingo del Pilar y Jose Rafael Sosa.

El libro fue puesto a circular el pasado lunes en un formidable acto auspiciado por el Banco de Reservas. Jose Rafael Sosa lo comenta en su nuevo blog sobre libros. También, se publican dos entrevistas que le hicieron los destacados comunicadores Margarita Cordero y César Medina.

Mi gratitud a los autores del libro por haber publicado mi entrevista en esta publicación que retrata, en cuerpo y en alma, la vida de don Radhamés Gómez Pepín, símbolo de la libertad de expresión y difusión del pensamiento en nuestro país.

Aprovecho este apunte para extender mi agradecimiento a dos hijos de don Radhames, con quienes, en el curso de mis actividades políticas y profesionales, he tenido la honra de compartir con ellos, y de aquilatar sus extraordinarias condiciones profesionales y humanas. Me refiero a Radhamés Gómez Sánchez y a Cesar Gómez, con quienes he cultivado relaciones profesionales y de amistad. En ellos, felicito a toda la familia de don Radhames. Todos deben sentirse muy orgullosos de su ejemplo y de su legado.

Invito a leer esta obra, sobre todo aquellos interesados en conocer la vida de uno de los dignos representantes del periodismo responsable del país.

(Disclaimer: Soy columnista semanal de El Nacional, con mucho orgullo, gracias a don Radhamés).

Brillante idea de Google

25 Sep

Ayer me referí a las excentricidades de las personas, y me pregunté sobre el concepto de felicidad entre quienes tienen riqueza. Hoy, veremos la otra cara de la moneda, la cual debería ser imitada por otros/as.

Me refiero a Google que, con motivo de cumplir en este año su décimo aniversario, ha lanzado el concurso Project 10, consistente en financiar con 10 millones de dólares los cien mejores proyectos o ideas que mejoren la vida del mayor número de personas.

Según las reglas, todos los usuarios del Internet pueden presentar sus ideas hasta el 20 de octubre. Luego, el 27 de enero de 2009, a través de votaciones en la red, elegirán las 20 ideas semifinalistas, y finalmente, un grupo de expertos seleccionan las 5 ideas finalistas.

Como bien señala Google, “el dinero puede ser la motivación, pero la idea es lo realmente importante”. Esto es lo que efectivamente se llama tener visión social en una empresa que comparte sus responsabilidades con el resto del mundo.

Estoy seguro que habrán muchas ideas y proyectos que se originaran en la Republica Dominicana, con la esperanza de que uno de ellos este en los cinco finalistas.

Haber hecho este anuncio en medio de la actual crisis que vive el sistema financiero de Estados Unidos y los principales mercados financieros del mundo, es una señal positiva, que debe ser bien recibida. En momentos de crisis, compartir parte de sus beneficios con proyectos sociales es un ejemplo digno de resaltar. Además, es una reafirmación de que definitivamente Google es un ciudadano corporativo global. Mi admiración por ello.

El perro de 12 millones de dólares

24 Sep

No se trata de una película. Es un hecho de la vida real, que retrata las excentricidades de las personas.

Hace varios días, viendo a Anderson Cooper en CNN, me enteré del caso suscitado con el Fideicomiso de la señora Leona Helmsley. Luego, leí el excelente artículo publicado en The New Yorker, de la autoría del abogado Jeffrey Toobin.

A su muerte, la señora Helmsley dejó un fortuna de ocho billones de dólares, de los cuales destinó la suma de 12 millones de dólares en un Fideicomiso exclusivamente para el cuidado de “Trouble”, su mascota que es un perro maltes (la mascota que esta en la foto que comparto con ustedes). Este Fideicomiso fue creado el 16 de septiembre de 2003, y luego modificado por ella el 1 de marzo de 2004, estableciendo claramente que esos valores solo podían destinarse para el cuidado de “Trouble” y para “el cuidado de perros”.

Las asociaciones y movimientos por los derechos de los animales están felices por este Fideicomiso, y por lo que dice Toobin en su articulo, existe todo un tinglado de abogados y de asociaciones que se han especializado en fideicomisos para animales.

Para los que estamos acostumbrados al derecho francés, designar “animales”, en vez de “personas”, como beneficiarios de testamentos es difícil de entender. Pero, en el derecho anglosajón, el “Fideicomiso” es bastante común, aunque es raro, al menos por el momento, ver fideicomisos para animales. Aclaro que el “Fideicomiso” no existe en las leyes dominicanas.

Es muy probable que “Trouble” no se haya dado ni cuenta que su ama, la señora Helmsley murió. Pero lo que sí estoy seguro es que hay mucha gente que se esta beneficiando del cuidado de “Trouble”.

Para los que no conocen o conocieron a la señora Helmsley, ella era una persona muy conocida en la sociedad de New York, casada con un desarrollador de propiedades inmobiliarias, y fue la cara pública del famoso Hotel Hemsley, ubicado en el centro de la Gran Manzana. Según las crónicas de prensa, no era una persona que tuviera labores de caridad a favor de ninguna causa humana.

Como nota final, no deja de llamarme la atención un tema recurrente cuando uno analiza estos casos. ¿Dónde esta la felicidad en este tipo de personas?¿No es mejor donar esos 12 millones de dólares a causas como la lucha contra el SIDA o el cáncer?

Respeto a quienes piensen lo contrario. Pero, definitivamente, hay injusticias, y esta es una de ellas. No me perdonaría permanecer indiferente.

El contrapeso de Paulson

23 Sep

En mi anterior apunte, me referí a los checks and balances del sistema constitucional norteamericano, como una de las principales fortalezas de las instituciones democráticas de ese país, a propósito del proceso que sigue el Plan de Henry Paulson para salvar al sistema financiero americano.

No hay dudas de que el Plan Paulson será aprobado por el Congreso de los Estados Unidos, pero con ajustes y condiciones. Ayer, hubo la primera muestra de ese contrapeso que representa el Congreso de Estados Unidos ante las pretensiones del Poder Ejecutivo. El Senador Christopher Dodd (Demócrata – Connecticut), actualmente Presidente del Comité de Banca del Senado, presentó su contrapropuesta al Plan del Secretario de Tesoro.

La propuesta de Dodd procura establecer una serie de condiciones a los amplios poderes que se le otorgan a Paulson en el salvamento del mercado financiero, entre ellos: establecer garantías que protejan las inversiones que hará el gobierno; aumentar el control de la regulación; proteger mas a los propietarios de viviendas; y aumentar el control del Congreso en la supervisión del Plan. En otras palabras, Paulson no recibirá un cheque en blanco.

Esta es la grandeza de un sistema democrático que funciona. La decisión de intervenir en el sistema bancario no es exclusiva del Presidente de la Republica, sino que el Congreso tiene que aprobarla o rechazarla, con la participación de las fuerzas políticas con representación en el Congreso, al margen de las diferencias que le separan.

Una lección que la clase política dominicana tiene que aprender y asimilar.

(Colofón: 1.- El salvamento del sistema financiero le costará 3,438 dólares a cada ciudadano de Estados Unidos. 2.- Actualmente, la deuda pública de Estados Unidos es de 10.6 billones de dólares, y en virtud del Plan Paulson, se aumenta a un límite de 11.3 billones de dólares).

Un billón de dólares

22 Sep

Es el monto estimado de lo que le costará al gobierno de Estados Unidos el plan de rescate al sistema financiero actualmente en crisis. El plan de Henry Paulson, Secretario del Tesoro, que solicita la autorización para costear con US$700,000 millones el sistema financiero, establece una serie de requisitos para su implementación.

Lo interesante, desde mi perspectiva, son dos aspectos que quiero resaltar como consecuencia de experiencias que ha vivido el país. Lo primero es como en Estados Unidos funciona el llamado “checks and balances” que existe entre el Poder Ejecutivo y el Congreso. Es decir, el Presidente asume una decisión política, somete un proyecto de ley, que es el Plan Paulson, y el Congreso le corresponde asumir su responsabilidad, aprobando o desaprobando el mismo. Esta es la grandeza de las instituciones de Estados Unidos.

Lo segundo, es que estamos asistiendo a un enriquecedor debate sobre los niveles de intervención en la economía. Estados Unidos siempre ha sido el promotor de mínima regulación en el mercado, aplicando la teoría del liberalismo económico. Sin embargo, ese mismo país, ante la magnitud de la crisis, ha tenido que intervenir directamente en el rescate del sistema financiero. Este debate se percibe incluso en las posiciones de los Candidatos Presidenciales, Barack Obama y John McCain, y en los propios líderes del Congreso de Estados Unidos.

Es muy probable que el Plan Paulson sea aprobado con algunas condiciones, para que no sea una especie de cheque en blanco, pero, cuando uno observa estas extraordinarias cifras, que al final serán asumidas por los ciudadanos norteamericanos mediante el pago de los impuestos, uno no deja de sentir un sabor amargo ante el alto índice de pobreza que existe en países como el nuestro, que con el 10% de esa cifra total, solucionaríamos parte de nuestros serios y graves problemas nacionales.

De las "cue cards" al "teleprompter"

21 Sep

Leyendo a Santiago González, me entero de la controversia originada en España con motivo de la última comparecencia del presidente de gobierno español, Jose Luis Rodríguez Zapatero, en el Congreso de los Diputados para explicar las medidas adoptadas por el gobierno ante la actual crisis económica.

Por la naturaleza jurídica del régimen parlamentario español, con cierta rutina, se desarrollan debates que son sumamente edificantes para aquellos que nos gusta la política, y más específicamente, aquellos que queremos rendición de cuentas con transparencia. Allí se producen fuertes intercambios entre gobierno y oposición sobre los temas de interés nacional, a diferencias de nuestro país, en donde el Congreso Nacional no ejerce esas funciones. Pero, este no el motivo del apunte de hoy.

Resulta que, en el último debate, el ABC publicó la foto que comparto con ustedes en la que se observa a Rodríguez Zapatero, leyendo sus notas, muy bien redactadas y organizadas, en una especie de guión, incluyendo la contrarreplica.

No es la primera vez que se suscita esa controversia en el campo de la política.

Cuando mi padre se reunió con el presidente Ronald Reagan en el 1984, recuerdo que mi padre me comentó como el presidente Reagan tenia unas notas, que son las conocidas como “cue cards”, que tenían apuntes sobre los temas a tratar durante el encuentro. Los opositores de Reagan siempre le criticaron el uso de las “cue cards”, como una forma de querer disminuir su capacidad de análisis y de memorizar los temas. Sin embargo, de todos los presidentes de Estados Unidos, Reagan ha sido llamado como el “gran comunicador”.

De las “cue cards” se ha pasado luego al “teleprompter”, como instrumento para que los políticos expresen sus ideas al público. Creo que la política definitivamente ha cambiado. De aquellos líderes que tenían una gran capacidad de oratoria y de memoria, hoy la clase política es mas pragmática, y, de las grandes piezas de oratoria, hemos pasado al uso claro de señales, de frases, de mensajes que se conviertan en “bytes” para que circulen por los medios de comunicación, a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

No tiene nada malo y perjudicial que Rodríguez Zapatero utilice notas en sus debates en el Congreso, ni tampoco tiene nada dañino que un político utilice el teleprompter en sus discursos. Lo importante es que lo que diga este basado en sus principios o convicciones políticas.