Apretarse el cinturón

9 Mar


Esta expresión la hemos escuchado muchas veces, pero cuando uno la escucha de la voz de un economista, con la experiencia acumulada de Bernardo Vega, hay que asumir la gravedad del momento. Refiriéndose a la recesión en Estados Unidos, Vega afirmó en Líderes que:


Pero nadie está hablando de que esto va a mejorar hasta el 2010 y quien sabe si más tarde. Así que es un proceso en el que hay que apretarse los cinturones por bastante tiempo.

Lo que, a su vez se confirma, con la explicación sencilla, pero profunda, sobre la recesión, que ofrece el propio presidente Barack Obama, en una entrevista al New York Times, es para no dejar lugar a dudas sobre el peso que está sobre sus hombros:


I don’t think that anybody has that kind of crystal ball. We are going through a wrenching process of de-leveraging in the financial sectors – not just here in the United States, but all around the world – that have profound consequences for Main Street. What started off as problems with the banks, led to a contraction of lending, which led in turn to both declining demand on the part of consumers, but also declining demand on the part of business. So it is going to take some time to work itself through.

Si a todo esto le suma lo que ha dicho ayer el Banco Mundial en el sentido de que la economía mundial no solo se achicará, sino que los países desarrollados y emergentes no contarán con sus propias reservas para enfrentar la crisis, entonces cabe preguntarse ¿Qué le pasará a los países desarrollados como el nuestro, que no nos hemos preparado para una larga recesión?

Incluso, ya en Estados Unidos, se está hablando de otro paquete de estímulo, pues el aprobado recientemente sometido por el presidente Obama, se está quedando pequeño ante las escalofriantes cifras del desempleo, y las cuantiosas sumas invertidas por el gobierno americano en bancos como Citigroup, Bank of America, y entidades como AIG, General Motors, entre otras. Y no hay que dudarlo, habrá otro plan de estímulo.

Mientras todo esto acontece, el momento actual es para tomar decisiones claves en el ámbito de los presupuestos familiares. Más ahorro, más austeridad. Más eficiencia. Y, claro, con los cinturones apretados.

2 Responses to “Apretarse el cinturón”

  1. Esther Santos 9 marzo 2009 at 12:57 pm #

    En su largo discurso del pasado 27 de febrero el Presidente Fernández dijo que el Banco Mundial le prestaría una buena suma de dólares para aumentar el presupuesto a La Secretaria De Estado Educación, ¿lograra el país conseguir un buen préstamo del Banco Mundial en este momento tan difícil para conseguir crédito?

  2. Nuria Sepulveda 9 marzo 2009 at 13:21 pm #

    Totalmente de acuerdo con usted Orlando, no solo habrá otro plan de estimulo, también creo que el gobierno de los Estados Unidos no podrá salvar a los nuevos bancos que se declaren en quiebra.

Escriba un comentario