Flor de Oro Trujillo y sus memorias

31 mar


Durante el fin de semana pasado, adquirí el más reciente libro del historiador e investigador dominicano, Bernardo Vega, titulado Trujillo en la intimidad según su hija Flor. Personalmente, era muy poco lo que conocía de la vida de Flor de Oro Trujillo, su primera hija, y quien se casó por lo menos ocho veces, siendo su primer marido Porfirio Rubirosa. El cantante dominicano José Manuel López Balaguer también fue uno de sus esposos.

El libro tiene 115 páginas y su lectura es ágil. En realidad, Bernardo Vega, en esta obra, es un editor y apuntador con agudas notas al pie, del relato que escribió Flor Trujillo a la revista Look en 1965 titulado “Mi atormentada vida como hija de Trujillo”. Según Vega, Flor de Oro, “con falta de dinero, optó por narrar sus memorias y venderlas a la importante revista norteamericana”. La revista “Look”, que, en su momento llegó a competir con la prestigiosa revista “Life”, terminó sus publicaciones en 1972.

Durante la dictadura de Trujillo, Flor de Oro vivió casi todo el tiempo en el extranjero, llevando “una vida que fluctuó entre la alta sociedad internacional y la bohemia”. También, según relata ella misma, se llevaba muy mal con su padre: “Yo fui única, de todos los hijos legítimos e ilegítimos de Trujillo, a quien constantemente le ‘caía un rayo’”.

El libro también contiene datos e informaciones sobre determinados aspectos de la vida de Trujillo, y cómo utilizaba sus habilidades e influencias, desde el poder, para lograr sus objetivos. Asimismo, revela que, tras la muerte de Trujillo en 1961, unos US$250,000,000 millones de dólares fueron transferidos a bancos franceses, suizos y libaneses, iniciándose luego una serie de demandas y litigios entre los herederos del dictador. El libro no indica la suerte de estos procesos judiciales.

Como nota curiosa, los restos de Flor de Oro están enterrados en Santo Domingo, a diferencia de la mayoría de la familia de Trujillo. Por cierto, el libro tiene una foto del 2008, de la tumba de Trujillo en Madrid, en estado total de abandono. Todo el poder reunido en una sola persona, ha terminado en completo abandono. ¡Qué lección de vida!

Como demócrata, este apunte de hoy es un recordatorio más de que, nunca, pero nunca jamás, la República Dominicana vuelva a transitar, ni siquiera por asomo, el camino infernal que significó la dictadura de Trujillo. Afortunadamente, el mesianismo y el continuismo, e incluso, la época de los faraones, no son parte de los valores democráticos de estos tiempos.

6 Respuestas a “Flor de Oro Trujillo y sus memorias”

  1. Ulises Jorge Bidó 31. mar, 2009 en 9:10 am #

    “Afortunadamente, el mesianismo y el continuismo, e incluso, la época de los faraones, no son parte de los valores democráticos de estos tiempos.”

    ¿Qué? Discúlpeme un segundo en lo que recojo la quija’ del suelo….

    Usted escribe que el mesianismo no forma parte de los valores democráticos de nuestros tiempos y sin embargo, apenas unas pulgadas más abajo en mi pantalla mientras leo su página esta su escrito de ayer en referencia a “Debora Serracchiani, la Obama de Italia“.

    ¿No hay continuismo? Ahora mismo el partido oficial se embarca en un proyecto de reforma constitucional que muchos miran como un intento de facilitarle las cosas a Leonel Fernández para prepostularse de nuevo en el 2016 (o en el 2012, si ya estamos en eso ¿qué más da?).

    Mientras nuestro faraón…digo…”presidente” anuncia en febrero pasado un megaproyecto para convertir el estadio quisqueya en uno de los más modernos en América latina. No se, creo que debió tomarse el café antes de escribir ese último párrafo…

    Saludos,

    Ulises

  2. Jose Vasquez 31. mar, 2009 en 10:26 am #

    Orlando y este libro también relatan las golpizas que Rubirosa le propinaba a su esposa Flor De Oro.
    ¿Y si es cierto que Trujillo se molestaba tanto que en varias ocasiones amenazo a Rubirosa por los golpes que le daba a su hija?

  3. Anonymous 01. abr, 2009 en 23:28 pm #

    ¿Que no existe el continuismo en la República Dominicana?. Ahí tenemos un Leonel Fernández que aspira a quedarse de presidente por muchos años. Ese es un gran señor, bastante bueno para lavar el cerebro de muchos dominicanos. Nuestra historia se quiere repetir, pero con un toque de modernismo. Antes el nombre del jefe era Rafael Leonidas Trujillo Molina, hoy en día es reemplazado por el de Leonel Fernández Reina, casi lo mismo, solo que con otras letras y con un mejor verbo para dirigirse al pueblo dominicano.

    Un desconocido…

  4. Anonymous 05. jul, 2010 en 20:34 pm #

    Flor de Oro, qué nombre tan ridículo, digna hija de un hombre que se avergonzaba de sus raices africanas, que se podia esperar como presidente de la nación.

    Y no sabia eso de que Leonel Fernandez piensa reelegirse ¡Otra vez iran a la dictadura!! increible, hagan algo, por Dios.

  5. Anonymous 18. jul, 2010 en 20:03 pm #

    "Afortunadamente, el mesianismo y el continuismo, e incluso, la época de los faraones, no son parte de los valores democráticos de estos tiempos."

    Ya somos dos a quienes se les cayo la quijada al suelo.

    Los dominicanos estan enfermos, es tanto el ruido que meten en sus casas, calles y pais, que no escuchan la voz interior, y como son pocos los que estudian y leen y piensan, pues… que se puede esperar. Sigan en la fiesta, que ahi viene otro chivo… Sobre el libro de Flor, despues de todo, es franca, sea porque esta dolida porque no tuvo dinero, o porque es verdad que sufrio al ser hija del… hijo de su ch.madre.

  6. carolina rodriguez 04. may, 2012 en 18:56 pm #

    excelente análisis
    del libro de bernardo vega

Deje una respuesta