Esperando al presidente

2 Ene




Uno de los oficios más complejos y de extrema responsabilidad dentro de las Fuerzas Armadas es el del Cuerpo de Ayudantes Militares, que custodia al Presidente de la República, particularmente el llamado «servicio de la ruta presidencial». Son los militares que se destacan a lo largo de la ruta por donde pasará la caravana presidencial, compuesta por los vehículos que escoltan al carro del presidente. Es un servicio complejo, pues, una vez se define la ruta que ese día seguirá el presidente, le asignan un puesto, y el militar debe estar en ese lugar hasta que pase la caravana, y luego lo recoge un autobús, o si está cerca del destacamento del Cuerpo de Ayudantes, pues el militar regresa caminando. Ayer, era muy obvia la ruta pues el presidente recibió los saludos de año nuevo, y por lo tanto, era la Avenida César Nicolás Penson hasta llegar al Palacio Nacional, la sede del Ejecutivo. Día de poco tránsito, primer día del año, por demás feriado, ahí estuvo el «servicio de ruta». No es fácil, y tampoco es como los soldados del Palacio de Buckingam, que se mantienen intactos, sin moverse, durante sus horas de servicios. Al final, como se puede apreciar en estas fotos, esperar entre dos a cinco horas hasta que el presidente pase con la caravana, es una forma de darnos cuenta de que todos somos humanos. Mis respetos desde aquí a quienes protegen la seguridad del presidente.

Comentarios cerrados.