No era necesario, Presidente.

4 Ago

El presidente Fernández estuvo el sábado pasado, por pocas horas, en Lemonade, Haití, relanzando la Comisión Domínico-Haitiana, e inaugurando el inicio de una Universidad que será patrocinada por el gobierno dominicano a un costo de US$50 millones (lo cual no analizaré en este momento). Lo que no se sabía fue el despliegue de poder y de ostentación que demostró el presidente Leonel Fernández y su comitiva: 14 helicópteros, incluyendo hasta el propio helicóptero del presidente Preval fue cedido por el gobierno dominicano, el contigente militar con todos los avances tecnológicos (al margen de la coordinación con los cascos azúles de la ONU), en fin, todo lo que se denominaría un espectáculo de fuerza. En el siglo 21, y dadas las relaciones de armonía que existen entre ambos países, esto no era necesario.

Comentarios cerrados.