Archive | diciembre, 2010

1970, el nacimiento de Dilia Leticia

31 Dic


El nacimiento de mi hermana, Dilia Leticia, fue una historia de amor y de ternura, que mi padre, Salvador Jorge Blanco, vivió junto a mi madre, Asela Mera de Jorge. Él lo relata, al detalle, en el texto que transcribiré, y que lo hago, como último apunte del año, en honor a la memoria de mis padres, que están juntos en mejor vida. Oportunamente, continuaré narrando vivencias, historias y lecciones de dos vidas ejemplares, y que siempre estarán en mi memoria. Comparto con ustedes este texto:

RELATO

Por: Salvador Jorge Blanco.

Él estaba percibiendo fuertes palpitaciones del vientre sobre una de sus piernas, de tal manera que se ha despertado a las dos de la madrugada del 21 de diciembre quedándose despierto para apreciar mejor esa percepción y no atribuirla al sueño. Respira profundamente tratando de sentir el olor a fresa característico en el diabético cuando el azúcar ja subido más allá de su nivel en el cuerpo humano y al mismo tiempo intenta atisbar convulsiones propias del descenso del azúcar en el cuerpo. La despierta indicándole que le tomaría el pulso y comprueba cien pulsaciones por minuto. Esto indica que el corazón está caminando más de pronto que lo normal, siendo lo único cuya ignorancia médica le permite concluir. Toma el Pinard (pequeño estetoscopio inventando por un científico francés) para oír los latidos de la criatura en el vientre y cuenta en un minuto ciento cuarenta pulsaciones. Esta operación la ha venido realizando durante los últimos meses hasta tres veces al día, habiendo sido entrenado para esto. Este pequeñito corazón si parece que está normal, por lo que se tranquilizan y deciden no llamar a los médicos, sino esperar que la aurora anuncie la mañana.

Se dispone a dormir pero no concilia el sueño, pues grandes interrogantes intensifican su insomnio. ¿Qué estará pasando? Retrospectivamente su recuerdo vuela hacia aquella Babel gigante verdadera selva humana en esta civilización. En dos oportunidades los galenos del Hospital Mount Sinai han fracasado. La naturaleza los ha vencido y también el fatalismo que el vulgo atribuye al azúcar en el cuerpo humano y las grandes dificultades en la gestación de una joven que intenta romper las barreras de la maternidad. Pero, hay una esperanza que también obliga a desechar los malos recuerdos que solamente acuden a la mente del hombre en la medida de realizar una superación, porque nadie recuerda con el propósito de volver a sucumbir en un momento angustioso de la existencia. Piensa en el fruto de cuatro años que rompió esa creencia y que permitió a un grupo de galenos de Santiago de los Caballeros hacer lo que en el Hospital Mount Sinai no fue posible. El buen precedente es una esperanza en esa angustia que lentamente acompaña el transcurso del tiempo; pero lo malos precedentes son también sentencias en el devenir del hombre y pesan con fuerza inaudita. Mentalmente realiza un balance de la gestación. En conjunto buena, sin embargo, en el segundo mes del embarazo el vientre se vació, reduciendo su tamaño a los límites del embrión muerto.

A las siete de la mañana repite la operación de tomar el pulso. Los latidos maternales del corazón se mantienen en cien pulsaciones. Procede nuevamente a oír los látidos de la criatura que son normales. Es una sensación agradable porque es un tic-tac parecido a un pequeño motorcito que marcha rítmicamente a velocidad de ciento cuarenta pulsaciones por minuto.

Llama a los médicos. El obstetra adelanta una cita considerando que la cesárea no puede esperar. A las once de la mañana su sangre es extraída para una reserva en caso de emergencia, pues coincidencialmente los progenitores pertenecen al mismo grupo sanguíneo.

Es la una de la tarde de día veintiuno de diciembre. Han transcurrido unas doce horas cuando un grito rompe las paredes cercanas de la sala de operaciones. Un embozado sale a dar la buena nueva. Es una hembra que pese a los siete meses luce viable, después de doce horas muy importantes en la vida intrauterina de esa mujer.

Feliz año nuevo.

Hasta luego, papá

29 Dic

A mi padre, Salvador Jorge Blanco, lo despedí ayer con estas palabras, que comparto con ustedes. Gracias por la solidaridad.

Salvador Jorge Blanco, 1926-2010

27 Dic


Ayer fue el día más difícil de mi vida. Mi padre, Salvador Jorge Blanco, falleció luego de la librar por 37 días su última batalla en la vida. Murió en paz, como mueren los hombres buenos. ¿Quién fue mi padre? Comparto con ustedes los apuntes que escribí sobre su vida en estos días de prueba:

1982, foto de familia

1965, el constitucionalista

1951, el jurista

1957, la pareja

1989, unión, fuerza y amor

1986, el poder es una sombra que pasa

1981, el encuentro con Juan Pablo II

1984, la Casa Blanca

1982, ella habla sobre él

1972, los totumeros

1976,el político

1982-1986, el presidente

1987, el roble

1926, la familia

1981, las sonrisas

1978, Colegio Las Américas

1982, el mitin

1988, mi defensa

1981, la foto de navidad

Las honras fúnebres serán mañana martes. Oportunamente, continuaré escribiendo sobre su vida y sobre su legado, del cual me siento orgulloso.

Nota sobre la foto: Mi padre, Salvador Jorge Blanco, en uno de sus momentos estelares de su carrera política, al lado de José Francisco Peña Gómez, durante la manifestación en 1982 en el Estadio Quisqueya, en Santo Domingo. Ambos, desde ayer, se han reencontrado.

Los diez hechos del 2010

25 Dic

Siguiendo la costumbre en estos apuntes, comparto con ustedes, lo que en mi opinión son los diez hechos más relevantes del 2010, tanto global como localmente:

1.- Los cables de Wikileaks. Es indudable que la divulgación de los cables del gobierno americanos através de Wikileaks es la noticia del año. No tanto por el contenido de la noticia, sino por develar, quitar la máscara a lo que es la política exterior norteamericana, que ha convertido a sus representaciones diplomáticas en verdaderas agencias de información. Es la confirmación de que la política exterior de la nación más poderosa del mundo no ha cambiado. Sus ejes son los mismos de siempre, aunque sus actores son distintos. Wikileaks ha roto con el esquema de los secretos de Estado y de los documentos oficiales. Que definitivamente existen y existirán documentos secretos y confidenciales. Pero, igualmente, los gobiernos estarán más obligados a transparentar más información sobre sus actuaciones y decisiones. Y ese mérito, lo tiene ganado Wikileaks y su fundador, Julian Assange, que, sin dudas, es el personaje del año, aunque para otros sea el enemigo del año.

2.- Facebook y las redes sociales. El mundo no es igual que antes. Y parte de que eso sea así se lo debe al desarrollo de la tecnología, particularmente a las redes sociales. La información camina rápido, y las relaciones sociales también. Este es el año de Facebook, y de su fundador, Mark Zuckerberg. Fue electo personaje del año por la revista Time, un reconocimiento por haber creado la red social más importante, con más de 500 millones de miembros.

3.- Haití. Es el país que comparte la isla junto a mi país. Somos vecinos. Y para algunos, son vecinos distantes. Una estrechez de visión pues lo que pasa y sucede en Haití, me importa, me duele. Lo peor que puede suceder es que Haití sea tratado con indiferencia. En enero, el terremoto que sacudió sus propias entrañas, desenmascaró su triste realidad: Haití es un estado fallido. Esa fue la primera alerta. Luego, como consecuencia de la deficiente respuesta internacional, vino la segunda alerta: el cólera, que ha provocado la muerte de miles de haitianos, y ya la terrible enfermedad ha tocado suelo dominicano. Y la respuesta internacional es prácticamente nula. Y, por último, la tercera alerta: el fracaso de las elecciones presidenciales. Un país sumido en la extrema pobreza, sin instituciones y sin democracia, pero que no puede recibir la indiferencia ni la indolencia internacional. Hay que recuperar a Haití, y para los dominicanos ese es un tema de prioridad nacional, sin que tengamos que intervenir ni asumir compromisos más allá de lo que nuestra soberanía nos obliga.

4.- La nueva Constitución. Desde el 26 de enero, tenemos en mi país una nueva Constitución. La Carta Magna. La Ley Sustantiva. El reto es implementarla, llevarla a la realidad. Lo que ha sucedido a partir de su promulgación no nos deja muchas esperanzas. Ya hay quienes están planteando una posible modificación para imponer la reelección presidencial, la cual está prohibida en el texto constitucional. Lo mismo ha ocurrido con las leyes orgánicas de los organismos recién creados, que en cierta medida son el reflejo de los actuales intereses políticos del gobierno. Y, por último, la aprobación del presupuesto del 2011 evidenció escaso o mínimo interés del gobierno en respetar la Constitución. Hay un serio desafío por delante.

5.- La crisis económica. Durante los últimos dos años, la crisis ha estado en la palestra. Cuando no es Wall Street, son los mercados financieros europeos. Grecia, Irlanda y España han sido los tres últimos casos de países afectados por la crisis. Pero, también es el Main Street, es decir, en las calles no se siente la llamada recuperación económica, salvo casos excepcionales. Las cifras de desempleados es alarmante, acrecentando la desigualdad. Los ricos son más ricos y los pobres son más pobres, y la clase media cada vez más, estrechándose. Hay que desear que el 2011 sea el año de la recuperación, real, no solo en cifras, sino en hechos.

6.- El triunfo de Dilma Rousseff. Fue una victoria refrescante. Lula entrega su mandato presidencial a su heredera política, Dilma Rousseff, quien a partir del 1 de enero de 2011 es la presidenta de Brasil. Ella recibe un país que tiene el prestigio y el reconocimiento internacional. Por primera vez, una mujer gobernará Brasil, y así se suma a las naciones gobernadas por mujeres. Gobernar Brasil es una tarea compleja. La composición del Congreso es diversa, y ella estará obligada a pactar, tal como lo hizo Lula. Y lógicamente, Dilma tiene el reto de continuar siendo el contrapeso en América Latina frente al coloso del norte.

7.- El rescate de los 33 mineros chilenos. Es el acontecimiento del año. Captó la atención mundial de millones de televidentes e internautas. Y reivindicó el orgullo y la dignidad de Chile. Es indiscutible que el triunfo político fue para el presidente Sebastián Piñera, quien lo manejó todo magistralmente. Obviamente, el episodio develó la calamitosa y difícil situación laboral y humanitaria de los trabajadores en las minas, no solo en Chile, sino también en otras naciones latinoamericanas.

8.- Criminalidad y narcotráfico. Este año fue rojo en términos de las cifras de muertes y asesinatos a consecuencia de la alta penetración del crimen organizado, incluyendo la participación de sicarios. Nuestro país no escapó a esta triste realidad, a pesar de que hubo detenciones importantes. Sin dudas, que las complicidades de los estamentos militares y de estructuras enquistadas en instituciones gubernamentales constituyen la principal debilidad que es necesario estirpar.

9.- Los movimientos sociales y la conciencia ciudadana. La revolución de Twitter y la redes sociales estuvo presente en las principales protestas y reacciones sociales a nivel global y local, lo cual revela un mayor grado de conciencia ciudadana en el ejercicio de los derechos civiles y políticos. La campaña del 4% del PIB para la educación es el mejor ejemplo de lo anterior, así como otras campañas sociales que se hicieron durante el año, utilizando mecanismos innovadores entre los cuales Internet jugó un rol estelar.

10.- La influencia del presidente Barack Obama. Aún cuando su figura política ha sufrido el desgaste propio de dos años de ejercicio presidencial, incluyendo una terrible derrota electoral en las elecciones congresuales del pasado mes de noviembre, es indudable que el presidente Obama sigue teniendo influencia en la política americana e internacional. Y lo más importante, ha cumplido sus principales promesas electorales, contra viento y marea: el paquete de estímulo económico, la reforma de salud, la reforma financiera, la derogación de las restricciones para los militares homosexuales, y la reforma fiscal. Al finalizar este año, reitero que, salvo que ocurra un hecho excepcional, Obama será reelecto en el 2012.

1981, la foto de navidad

24 Dic


Esta fue la foto de familia que como candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano, Salvador Jorge Blanco, mi padre distribuyó en la navidad de 1981 en miles de postales en todo el territorio nacional. Han transcurrido 29 años desde que nos tomamos esa foto, y todavía cuando visito hogares en nuestro querido país hay dominicanas y dominicanos que la conservan como recuerdo. Esa foto fue tomada en el patio de la casa, en la terraza. El verde de la enredadera con sus flores blancas y el color negro de la puerta de hierro son inconfundibles. Mi padre con su tradicional traje de mil rayas y su sonrisa característica, mi madre muy elegante como siempre, mi hermana Dilia, entrando a la adolescencia y yo iniciando la secundaria.

Mi familia es la sencillez hecha palabra. He estado, desde entonces, en muchas campañas y he visto muchas fotos similares, pero puedo decir con orgullo que esa fue la primera foto de familia en una campaña electoral. Recordar que para esa época, el presidente Balaguer nunca tuvo familia conocida, y la familia del presidente Antonio Guzmán estaba integrada por hijos adultos. Es decir, esta foto colocó a la familia en el centro de la política. Hay un antes y un después a partir de esta foto.

Esta es mi primera navidad en condiciones excepcionales. Mi madre no estará con nosotros, como ha sido en los últimos tres años. Mi padre cumple hoy 35 días en estado de coma, luchando por vivir. Hoy estaré a su lado, escuchando música clásica, leyendole algunas páginas de la última novela que estaba leyendo el día antes de su caída, contándole sobre las actividades de la familia, hablándole de los proyectos del próximo año, y lógicamente, resultará inevitable traer a la memoria los recuerdos de su vida. Feliz navidad.

Fica Lula

23 Dic

En portugués, significa “Quédate Lula”, como recientemente le dijo el presidente Sebastián Piñera a Lula, parafraseando aquella frase de “Fica Pelé”. Lula termina su mandato el próximo 1 de enero de 2011, transfiriéndole la banda presidencial a su sucesora y compañera, Dilma Rousseff. Con un nivel de popularidad por encima del 90%, Lula pasará a la historia como el presidente que colocó a Brasil como una potencia emergente, al lado de las naciones más poderosas del mundo; que se constituyó en el solucionador de serios conflictos en la geopolítica latinoamericana; y que protegió a Brasil de una de las peores crisis económicas desde la gran depresión. Como expresidente de Brasil, Lula seguirá teniendo un peso específico en la política local y global. Ya veremos.

Nelson Mandela, desde la celda

22 Dic

“… la celda es un lugar idóneo para conocerte a ti mismo, para indagar con realismo y asiduidad cómo funciona tu propia mente y tus sentimientos. Al juzgar nuestra evolución como personas, solemos centrarnos en factores externos como la posición social, la influencia y la popularidad propias, la riqueza y la formación. Sin duda, esos parámetros son importantes evaluar el éxito de uno mismo en cuestiones materiales y es perfectamente comprensible que mucha gene se esfuerce especialmente por cumplirlos. Sin embargo, los factores internos puede ser aún más cruciales a la hora de evaluar el desarrollo como seres humanos. La honradez, la sinceridad, la sencillez, la humildad, la generosidad sin esperar nada a cambio, la falta de vanidad, la buena disposición a ayudar al prójimo (cualidades muy al alcance de todo ser) son la base de la vida espiritual de una persona. La evolución en cuestiones de esa índole es inconcebible sin una introspección seria, sin conocerte a ti mismo, sin ser consciente de tus puntos débiles y de tus errores. Al menos, aunque solo sirva para eso, la celda te da la oportunidad de analizar a diario toda tu conducta, de superar lo malo y de potenciar lo bueno que hay en ti”.

Nelson Mandela, en carta dirigida a Winnie Mandela en la cárcela de Kroonstad, el 1 de febrero de 1975, publicada en su más reciente libro Conversaciones conmigo mismo.

Fidel Castro, el paciente

21 Dic

Ahora que personalmente estoy viviendo una experiencia en la que tengo que tratar diariamente a médicos y enfermeras, y junto a mi familia, tomar decisiones, me pongo en los zapatos de los médicos que atendieron a Fidel Castro, quien es un paciente muy particular. Es el Secretario General del Partido Comunista de Cuba y es el líder del régimen cubano. Durante su enfermedad, según revelan los cables de Wikileaks, Castro es el que ha tomado las decisiones, incluyendo las más cruciales, aunque no hayan sido las mejores:

Presentaba una perforación en el intestino grueso y necesitaba una colostomía, una abertura en la parte exterior del abdomen para eliminar los productos de desecho hasta que sane el colon o se le efectúe otra cirugía para sustituir el ano, “a la que (Castro) se opuso, diciendo que debían cortar la parte infectada y empalmar el intestino al colón. El doctor (Eugenio) Selman, jefe del equipo, estuvo de acuerdo, pero el resto de médicos se opuso. Fidel, caprichosamente, se opuso”, prosigue el informe. “Con el paso del tiempo, y al haberse infectado el colon, la operación falló y la parte empalmada se separó. Tuvieron que operarle de nuevo, pero se toparon con una fístula (una conexión anormal entre dos órganos), cuya existencia desconocían”.

El informe recogido por la legación diplomática de EE UU agrega que normalmente una fístula bloquea la digestión de la comida, con lo que Fidel Castro perdió cerca de 18 kilos y hubo de ser alimentado con suero “y utilizaron un aparato fabricado en Corea para tratar la fístula, aunque sin mucho éxito”. Fue entonces cuando fue llamado el médico español José Luis García Sabrido, quien descartó la existencia de un cáncer, “y dijo que el equipo cubano había hecho lo que creyó conveniente pero que lo correcto hubiera sido una colostomía”, según se indica en el cable del jefe de la Sección de Intereses. “En ese momento, se procedió a la retirada del doctor Selman del equipo, quien ahora trabaja en un empleo de menor categoría en algún lugar”.

De lo anterior, queda evidenciado que Castro mantuvo control total de las decisiones. Que probablemente, al igual que otros pacientes hombres, no quizo que le pusieran la bolsa para los desechos hasta que se recuperara el colon, y tomó la decisión que le resultó riesgosa al extremo de que finalmente, meses después, hubo que aceptar lo que originalmente había rechazado.

Y el destino de su médico original, Dr. Selman, que había recomendado lo correcto, pero que su recomendación no fue aceptada por Castro, está hoy ocupando un empleo de segunda categoría en Cuba, en una especie de desgracia política. Definitivamente, atender al paciente Fidel Castro es una tarea compleja.

1988, mi defensa

20 Dic


Tengo en la memoria la imagen de mi padre, escribiendo en una libreta amarilla, y mi madre digitando en su computadora Mac, el contenido de probablemente el documento más importante que mi padre haya escrito en su vida, el cual tituló “Mi Defensa”, y que fue publicado, in-extenso, el jueves de 6 de octubre de 1988, en el periódico HOY.

Fueron largas jornadas de ese verano de 1988, en Atlanta, en donde mi padre estaba siendo tratado por problemas cardíacos. A Atlanta llegamos aquel 14 de mayo de 1987, luego de que el gobierno dominicano excarcelara a mi padre por los quebrantos de salud, y después de transitar por el calvario de pasar varios días en la Embajada de Venezuela en Santo Domingo, y otros días más en la Clínica Gómez Patiño. Oportunamente me referiré a estos hechos.

Lo que siempre estuvo claro en mi padre fue que, una vez concluido su tratamiento, regresaría a Santo Domingo a defenderse de las acusaciones y de las persecuciones. En esto, recibió todo nuestro apoyo, conscientes todos de lo que sucedería y de las vejaciones y humillaciones que sufriría. El honor y la dignidad están por encima de todo.

Formamos un equipo de trabajo. Mi padre escribía. Dilia y yo organizábamos el material de apoyo. Mi madre digitaba, y ocasionalmente, yo. Fueron días interminables. El documento estuvo listo el día 18 de julio de 1988. Tenía 245 páginas, con un análisis demoledor de cada una de las acusaciones que injustamente le hicieron a mi padre. Luego se tomó la decisión de esperar que llegara el momento de su publicación, que se hizo en ocubre de 1988. Mi padre regresó, junto con nosotros, a Santo Domingo a principios de diciembre de 1988. Él fue reingresado a la cárcel.

Como he dicho en otras ocasiones, muy pocos hicieron caso a “Mi Defensa”, y le prestaron escasa atención. No había oídos. Al contrario, la audiencia prestaba atención al circo, a la infamia, a las acusaciones, a la inventiva, a la injuria. Sin embargo, mi padre quizo cumplir y tener la tranquilidad en su conciencia de que había expuesto su caso, nuestro caso.

En su última página, mi padre expresa:

“Inútil sería que los tribunales conociésen la verdad si no tienen la firmeza de defender la Justicia por encima de todos los prejuicios y de todas las presiones políticas o las ocultas, que se mueven como insoslayables que jamás podrían ocultarse ante los ojos de los pueblos”.

“En esta Magistratura contemplo esas excelsas virtudes: La Verdad que sacia el conocimiento y la Justicia que apaga la sed de los justiciables. La presunción de inocencia que enriquece el juicio penal, haciéndolo más humano, es la razón desnuda de los sufrimientos del hombre y su reencuentro con la pureza de sus acciones”.

“En vuestras manos esta mi vida que es también mi toga en mi noble y honesta lucha en los tribunales, en mi vida ciudadana y al frente de los destinos públicos. Me confundo con ella y me abrazo a ella con toda la fuerza que da la inocencia”.

“Me inclino reverente ante este Tribunal, que no es fuero político sino penal”.

“Por eso espero vehemente mi absolución total”.

Palabras que, las leo una y otra vez, y tocan mi corazón. Mi padre fue condenado en primera instancia en el 1991. Diez años después, en apelación, y ya sin la pasión política, mi padre fue absuelto y descargado por no haber cometido ninguno de los hechos que le imputaban.

“Mi defensa” es el retrato hablado de mi padre, Salvador Jorge Blanco, quien hoy cumple 31 días en estado de coma profundo, luchando por vivir, en paz.

Los informantes de Crassweller

19 Dic

Robert D. Crassweller escribió Trujillo, la trágica aventura del poder personal, la mejor obra que se ha escrito sobre el dictador. Crassweller falleció en julio de 2004, refiere Angela Peña en este reportaje publicado ayer en el periódico Hoy. Crassweller era un abogado que trabajó por mucho tiempo en el Departamento de Estado, en la unidad de inteligencia, y luego de la caída de la dictadura, en 1961, tuvo contactos con destacados dominicanos que fueron colaboradores y adversarios de Trujillo que se encontraban en el exilio. En 1967, publica la referida obra, que fue una sensación nacional e internacional. ¿Quiénes fueron los informantes de Crassweller? Peña cita a Euclídes Gutiérrez con esta afirmación:

“Otros aspectos importantes del largo proceso conocido con el nombre de la Era de Trujillo, el doctor Balaguer los narró, con la misma intención y estilo personal, a Robert Crassweller, quien le fuera presentado en Nueva York por el doctor Juan Arce Medina, concediéndole a Crassweller entrevistas que duraron por espacio de siete horas, según le confesó el Dr. Balaguer a quien les dirige la palabra”.

Otro informante de Crasweller fue Virgilio Alvarez Pina (Don Cucho), quien fue uno de los más cercanos colaboradores de Trujillo, durante su exilio en Nueva York durante los años 1961 y 1964, según refiere Peña citando a Bernardo Vega:

“Uno podía pensar que después de las entrevistas de Robert Crassweller a Don Cucho, durante su exilio de poco más de dos años en Nueva York, material que utilizó el historiador norteamericano en su libro sobre el régimen trujillista, Don Cucho no tenía más que aportar. Ahora sabemos que no es así”, en referencia a las memorias de Don Cucho publicadas en el 2008.

Es curioso cómo los más cercanos colaboradores de Trujillo fueron los informantes de Crassweller, quien tenía el peso relevante de haber ocupado puestos en el gobierno norteamericano, lo cual no descarta que esa información fueran transmitidas extraoficialmente a las agencias correspondientes. Fue durante ese período que los americanos pusieron sus ojos sobre el presidente Balaguer, exilado en New York, para que regresara a Santo Domingo en 1966. Luego, la historia es conocida.

Otro dato relevante que destaca Peña es que no existe en internet ninguna foto de Crassweller. Ni siquiera el New York Times, en donde Crasweller trabajó hizo un obituario al momento de su fallecimiento. El único obituario encontrado es éste, referido por Peña.

Recomiendo que las nuevas generaciones lean la obra de Crassweller, para que nunca jamás se repita ningún asomo de dictadura en nuestra querida tierra.