DSK, prensa y la duda razonable

1 Jul

La sorprendente noticia de que Dominique Strauss-Khan ha sido liberado por los tribunales de New York, y que su caso está al borde del colapso, contiene lecciones importantes para la prensa. Cuando fue anunciado su arresto, y posterior acusación por supuestamente haber violado a la empleada de un hotel, muchos medios se apresuraron en enjuiciarlo y condenarlo.  Ahora, cuando el caso ha dado un giro de 180 grados, es muy tarde para recoger lo que se ha escrito y lo que se ha dicho.

No es la primera vez que esto sucede. Los linchamientos morales son cada día más frecuentes en los medios. Por el hecho de que los protagonistas de los hechos sean figuras públicas y se quiera satisfacer el morbo que genera este tipo de noticias, no basta para condenarles sin confirmar fuentes y sin indagar correctamente las informaciones. DSK fue condenado públicamente sin que se le diera chance a su defensa y sin que la propia autoridad judicial hiciera su papel, que es lo que efectivamente ha ocurrido.

Es también la otra lección del proceso. La fortaleza de las instituciones norteamericanas es, sin dudas, quien ha reivindicado el sistema judicial. Quienes originalmente acusaron a DSK, luego de profundizar las investigaciones, se han dado cuenta de que el caso tiene inconsistencias, y tienen el acto de responsabilidad, de hacerlo saber al juez que conoce el caso. Es la duda razonable. Es por ello, que antes de la audiencia del 18 de julio, el juez ya ha ordenado la puesta en libertad de DSK. Es previsible que ese día, el caso sea desestimado, a menos que ocurra un acontecimiento extraordinario.

Lo anterior no significa que moralmente DSK no haya cometido el hecho, pero legalmente su inocencia y la duda razonable han prevalecido. No obstante, el daño ya se ha cometido. DSK tuvo que renunciar al puesto de Director General del FMI, y, por otro lado, no pudo inscribir su candidatura presidencial dentro de las primarias del Partido Socialista. Lo del FMI, ya es un capítulo cerrado. Sin embargo, su carrera política que hasta ayer parecía que estaba en el abismo, hoy día la situación es diferente, y es previsible su participación en la vida política francesa más pronto de lo que se pueda pensar, siempre que su caso sea desestimado el próximo 18 de julio. Los “comeback” en la política nunca se pueden descartar. Continuaré dando seguimiento a este caso.

—————

Libertad, igualdad y DSK.

 

 

Sin comentarios

Escriba un comentario