El ‘techo de la deuda’: ¿cómo lo hubiera resuelto el presidente Bartlet en ‘The West Wing’?

28 Jul

Todos los ojos del mundo están sobre Washington ante la proximidad de la fecha del 2 de agosto, el día en que, si el Congreso americano no aprueba el ‘techo de la deuda’ o ‘debt ceiling’, Estados Unidos caería en situación de impago o ‘default’ de sus compromisos financieros. No es la primera vez que una situación similar haya ocurrido. De hecho, desde 1960 hasta la fecha, este tipo de eventos ha ocurrido 78 veces, habiéndose siempre logrado una solución que ha evitado terribles consecuencias. De no llegarse a un acuerdo antes del 2 de agosto, sería la primera vez que el gobierno de Estados Unidos caería en ‘default’, con un impacto devastador tanto internamente como externamente.

The New York Times ha publicado esta sesión de preguntas y respuestas sobre el ‘debt ceiling’. Se trata de un debate económico, pero también político, en condiciones muy difíciles para el presidente Barack Obama, debido a la mayoría republicana en el Congreso. Obama está contemplando desde la acera. Los republicanos le han impuesto sus condiciones en la negociación. Obama, por lo tanto, está obligado a ceder en muchas de sus posiciones, en aras de lograr un acuerdo. Cada día que pasa sin convenir un acuerdo, se perjudica su posicionamiento de cara a las elecciones de 2012.

Llegó, por lo tanto, la hora de asegurar un acuerdo. Los republicanos han presentado una propuesta. Obama persigue, entre otros puntos, que el acuerdo se prolongue más allás de las elecciones de 2012 para no tener este mismo debate dentro de seis meses, otra vez. Quizás Obama debe hacer lo que hizo el presidente Josiah Bartlet en la serie The West Wing, cuando en una situación muy similar, con el gobierno enfrentando un cierre por falta de aprobación del presupuesto, y las negociaciones estancadas entre demócratas y republicanos, el presidente Bartlet decide ir caminando desde la Casa Blanca hasta el Capitolio, sin previo aviso, y tomar el toro por los cuernos, lo cual atrajo la atención de los medios de comunicación, colocando presión a los republicanos, llegar al Congreso, hacerle sala al ‘Speaker’ y lograr un acuerdo. La escena, aquí.

Es muy probable que la ficción ofrezca una lección de política al mundo de la realidad.

Sin comentarios

Escriba un comentario