Ha muerto Kim, viva Kim

19 Dic

Kim Jong-Il y Kim Jong-Un.

 

Kim Jong-il, dictador de Corea del Norte, ha fallecido a los 69 años de edad. El régimen comunista estalinista, de los pocos que quedan en el mundo, guardó en secreto durante dos días esta noticia. Es previsible que la activación del mecanismo de transición dentro del régimen no estuviera exenta de maniobras a cargo de la vieja guardia. Como era de esperarse, Kim Jong-Un, hijo del dictador, será su sucesor, como si fuese una monarquía. El anuncio de la muerte a los medios de comunicación ha estado revestido del mayor dramatismo:

 

El dictador ha muerto, pero la dictadura continuará. Corea del Norte seguirá aislada, y continuará siendo una amenaza por sus potencialidad nuclear, que es la única arma del régimen para presionar a sus enemigos. Todo, a costa del hambre y de la miseria de su pueblo. Solo la presión internacional, especialmente promovida por China, el único país que mantiene relaciones estrecha con Corea del Norte, es posible que pueda lograr una transición democrática a este país.

——————————–

Apuntes relacionados:

El cine del dictador

Entre la propaganda y la realidad

‘Querido Líder’, símbolos y propaganda

Los 23 de la selección

Una dictadura pide disculpas

 

 

 

Sin comentarios

Escriba un comentario