Las primarias de Iowa y su funcionamiento

28 Dic

Ayer escribí sobre los posibles ganadores de las primarias republicanas de Iowa. Hoy, me centraré sobre el funcionamiento de la primera prueba de fuego de los candidatos republicanos a celebrarse el 3 de enero de 2012.  Toda la atención estará centrada en el caucus de Iowa.  ¿Cómo funciona? ¿Cómo se elige el ganador? Lo primero es saber que Iowa aporta 28 delegados a la Convención del Partido Republicano. Estos delegados se distribuyen proporcionalmente según los resultados del proceso.

Al ser la primera primaria de los republicanos, se le pone especial atención a su funcionamiento, con todos sus detalles. La fecha de la elección es el 3 de enero, pero al tratarse de ‘caucus’ o asambleas, la votación comienza cuando se reunen las asambleas, que están pautadas para las siete de la noche, en todo el Estado. Es decir, que a las 7pm, los 1,774 recintos electorales se reúnen, forman las asambleas y celebran la votación. Se espera que, en total, voten entre 80,000 y 150,000 electores. Oportuno es señalar que los votantes pueden ser miembros registrados del Partido Republicano e independientes que decidan inscribirse en el ‘caucus’, proceso que puede hacerse en el mismo lugar de la asamblea, minutos antes de su constitución.

Los miembros de la asamblea eligen a un presidente, o ‘chairperson’. Es previsible que las campañas quieran tener control de la mayor cantidad de presidentes de asambleas, pues representa un indicio de la capacidad de la estructura, y de la potencialidad de la candidatura. Sin embargo, el hecho de tener la mayor cantidad de presidentes de asambleas, no asegura el triunfo. Al final, cada voto cuenta.

Una vez constituida la Asamblea, cada candidato tiene derecho a tener un delegado, a quien le es permitido hacer una exhortación de no más de tres minutos a favor de su candidatura. Según los expertos, éste es el momento crucial para convencer a los indecisos. También, es permitida la propaganda política, pudiendo colocarse afiches, cartelones, bajantes, pegantes, en fin, todo tipo de promoción de los candidatos. De hecho, es la parte fundamental pues las campañas deben incidir en la percepción de los votantes este día. Se prevée que los propios candidatos presidenciales puedan hacer una o dos exhortaciones en diferentes recintos electorales.

La votación es simple, sin mayores formalidades. La práctica es que, en un papel ‘en blanco’, cada votante escriba el apellido del candidato de su preferencia, y se deposita en una urna. Obviamente, algunos recintos hacen e imprimen sus boletas con los colores de la bandera americana. Luego, el presidente de la asamblea hace el escrutinio y declara el ganador. Esa acta de escrutinio es enviada a la sede del Partido Republicano en Iowa. Se estima que, en una hora, luego de finalizado el proceso, se declarará el ganador, quien, al final de la jornada, pronuncia un discurso a sus seguidores.

Es previsible que los cuatro primeros lugares sigan en la batalla electoral. Otros se retiran de la contienda. Una semana después, sigue la segunda prueba de fuego, las primarias de New Hampshire.

——————–

Más sobre el funcionamiento de  las primarias de Iowa, aquí.

 

Sin comentarios

Escriba un comentario