Los diez hechos de 2011

31 Dic

El mes de diciembre ha sido tan activo que no había tenido tiempo para preparar la lista de los hechos globales y locales que caracterizaron el 2011, siguiendo con la tradición en estos apuntes. Al cierre del año, comparto con ustedes, mi lista:

1.- La primavera árabe, los indignados y el empoderamiento de los derechos del ciudadano. Lo que inició como las protestas en el norte de Africa, sobre todo en Túnez, Egipto, Libia y Siria, se expandió rápidamente en el movimiento de los indignados por Europa, Estados Unido, Asia y América Latina. Indudablemente, que estos movimientos que derrocaron a dictadores entronizados en las mieles del poder, lograron devolver la esencia al ejercicio de los derechos y las libertades. Claro, que hubo mártires, víctimas de la irracionalidad, que son sus vidas, incendiaron la chispa de la libertad. Por ello, la revista Time seleccionó como personaje del año, al ‘Manifestante’, al ciudadano, que contribuyó a un mundo con más libertad y mas democracia.

2.- Menos dictadores. El año termina sin Hosni Mubarak, Ben Alí, y Muammar Gadafi, en el poder. Evidentemente, el hecho de que estos dictadores no estén en el poder, no significa que la dictadura haya concluido. Algunos países han avanzados más que otros, pero es obvio que en Egipto, sin Mubarak, sigue la dictadura. En Libia, se respiran otros aires. Túnez tiene ya nueva Constitución, y ha electo a su nuevo gobierno, por la vía democrática. Al finalizar el año, murió Kim Jong-il, el dictador de Corea del Norte. Como si se tratase de una monarquía estalinista, le sucedió su hijo, Kim Jong-un.

3.- Twitter, Facebook y las Redes Sociales. La primavera árabe y la revolución de los indignados no se han logrado por las redes sociales, pero sin las redes sociales, no hubiesen tenido el mismo impacto y resultado. Twitter ha jugado un rol crucial, supliendo informaciones en “tiempo real”, provocando alertas, creando conciencia internacional y local. Y Facebook, la principal red mundial, ha sido protagonista de estos movimientos. Lo interesante es cómo las redes sociales han resistido los intentos de censura por parte de gobiernos autoritarios y totalitarios, como Irán y China. Particular mención merece la extraordinaria difusión de las redes sociales en América Latina, en donde a pesar de la brecha digital, los movimientos sociales de Chile y Brasil han tenido un éxito rotundo.

4.- La muerte de Osama Bin Laden. El terrorista más buscado del mundo, el autor intelectual de los ataques del 11 de septiembre de 2001, fue ejecutado por un comando élite de los ‘Navy Seals’ el 1 de mayo de 2011, en una operación dirigida y supervisada por el propio presidente Barack Obama, desde la Casa Blanca.

5.- El fin de la ocupación americana en Irak. Al concluir el año, concluye también la ocupación americana en Irak, invadido por los americanos en una guerra sin sentido y sin razón, que fue promovida por el entonces presidente George W. Bush y sus ‘halcones’. El mundo fue distinto a partir de esta guerra, que puso en el suelo la reputación internacional de Estados Unidos. Afortunadamente, con la llegada de Obama a la Casa Blanca, se dió cumplimiento al retiro de las tropas. Pasarán muchos años para lograr la estabilidad política en Irak.

6.- La muerte de Muammar Gadafi. El hombre fuerte de Libia, que gobernó como dueño absoluto del poder durante treinta años, fue ejecutado el 20 de octubre, en una operación que involucró a la OTAN, y a las fuerzas rebeldes que habían previamente conquistado el control del país. Libia, que es uno de los países con mayor reserva de petróleo y gas, inicia una nueva vida en libertad y en democracia.

7.- La crisis. Desde 2008, la crisis económica ha seguido golpeando en diferentes aspectos tanto global como localmente. Durante este año, la crisis se ha reflejado en los déficits fiscales de Europa y de Estados Unidos. En Europa, la crisis derrocó a los gobiernos de Grecia e Italia, en una especie de ‘golpes de estado institucionales” en donde renunciaron sus primeros ministros, y se seleccionaron a ‘tecnócratas’, con el apoyo de todos los partidos políticos. Es evidente que, sin Berlusconi, se respiran mejores aires en Italia. Por su parte, en Estados Unidos, se ha desarrollado una feroz lucha entre republicanos y demócratas sobre los recortes de impuestos y el déficit fiscal, que, en dos ocasiones, el gobierno americano estuvo al punto de quedarse sin presupuesto. Al final, se impuso el presidente Obama que logró sensibilizar al pueblo americano y obtuvo la aprobacion del Congreso americano. Importante es señalar que América Latina ha dado una excelente lección al “Viejo Mundo” sobre manejo de crisis, pues los principales países latinoamericanos como Brasil, Argentina y Chile han superado el impacto de la crisis.

8.- La salud de los gobernantes latinoamericanos. En este año, y de manera impresionante, los presidentes Fernando Lugo, Dilma Rousseff, Hugo Chávez y Cristina Fernández de Kirchner fueron diagnosticados y tratados de cáncer. Con distintos matices, cada uno lo fue superando. Queda pendiente la presidenta Fernández, cuyo tratamiento está pautado para ser iniciado en enero. A esto se le agrega el cáncer diagnosticado al expresidente Lula, quien ya ha salido muy bien de su tratamiento. No ha faltado quienes hayan dicho que el cáncer le da solo a los presidentes de izquierda, y no a los derecha.

9.- Fin del terrorismo en España. Luego de 52 años de ataques terroristas, la organización ETA anunció, el 20 de octubre,  el cese al fuego definitivo. Se trata de un paso importante en la lucha por la paz.

10.- Corrupción, crimen organizado y narcotráfico. A pesar de que el 2011 fue declarado el ‘Año de la Transparencia’ en República Dominicana, las denuncias y acusaciones de corrupción por parte de funcionarios públicos continuaron ocupando el escenario nacional. Todo unido a la penetración activa y preocupante del crimen organizado y del narcotráfico en amplios sectores de la vida nacional, provocando incertidumbre e inseguridad entre la población.  Crímenes, muertes, atracos, secuestros y feminicidios estremecieron a la sociedad dominicana.  En el año, quedó evidenciado la voracidad oficialista, la ocupación de importantes estructuras del Estado y la ausencia de voluntad política para enfrentar estos males.

 

 

Sin comentarios

Escriba un comentario