Vidas paralelas

6 Dic

En tiempo de crisis, sobresalen las condiciones personales de quienes ejercen responsabilidades políticas. Son personas que han tenido que vivir momentos difíciles en el trayecto de sus vidas, pero, en el momento clave y crítico, superan las pruebas. Es muy probable, incluso que la atención pública esté sobre otros que tienen más poder político o económica. Por ejemplo, Bélgica finalmente ha formado gobierno, luego de quinientos días sin gobierno. ¿Quién ha sido electo primer ministro? Elio di Rupo, socialista francófono (por primera vez, en 38 años), químico, político y homosexual. Un reflejo del avance de la igualdad en Bélgica.

Toda la prensa europea estuvo ayer concentrada en la reunión entre Angela Merkel y Nicolás Sarkozy. Ciertamente, la crisis del euro es compleja y necesita de un urgente compromiso entre los países que conforman Europa, y específicamente la eurozona. Pero, por ejemplo, es muy poco lo que se ha resaltado que la salida de Berlusconi  de Italia se resolvió, gracias a la oportuna intervención del presidente de Italia es Giorgio Napolitano, quien fue de los fundadores del Partido Comunista Italiano, y quien, a pesar de ostentar una posición simbólica, le pidió la renuncia a Berlusconi.  La historia es luego ya conocida.

A propósito de Europa y de la crisis, Polonia que, no forma parte de la eurozona, ha tenido un crecimiento económico ejemplar. En el gobierno polaco, está Radek Sikorski, periodista que cubrió la guerra de la antigua Yugoslavia y que en los ochenta formó parte del movimiento Solidaridad, dos experiencias que le bastan para ver la vida desde otra óptica. Sikorski es, actualmente, ministro de relaciones exteriores de Polonia, y el 28 de noviembre de 2011, pronunció este discurso, cuya lectura recomiendo, y del cual reproduzco este párrafo:

“La conclusión inevitable es que esta crisis no es sólo acerca de la deuda, sino sobre todo acerca de la confianza y, más precisamente, la credibilidad. Sobre la percepción de los inversores donde sus fondos están seguros. Seamos honestos con nosotros mismos y admitamos que los mercados tienen todo el derecho a dudar de la credibilidad de la zona del euro. Después de todo, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento se ha roto ¡60 veces! Y no sólo por los países más pequeños con dificultades, sino por sus fundadores en el mismo núcleo de la zona del euro. Si la credibilidad es el problema, entonces restaurar la credibilidad es la respuesta.”

En Estados Unidos de América, Chelsea Clinton, hija de Hillary y Bill Clinton, ha decidido incursionar en el mundo de las comunicaciones, como reportera de una sección, dentro de un programa de noticias de la cadena NBC. No es la primera vez que un hijo de un presidente norteamericano da este paso. Lo hizo el fenecido John Kennedy Jr., quien incluso llegó a fundar la revista George. En el caso de Chelsea, ella siempre estuvo llevando una vida en bajo pefil, aún en los momentos más duros para su familia, y siempre ha tenido una conducta ejemplar. Como siempre sucede en la política, hay quienes la apoyan y hay quienes la critican. Chelsea ha dado un paso importante en su vida. Lógicamente, estará más expuesta al público, lo que la hará madurar y asimilar más experiencia. Es seguro que ella continuará los pasos de sus padres, ya sea en la política o en organizaciones sin fines de lucro.

 

 

 

Sin comentarios

Escriba un comentario