Archive | Afganistán RSS feed for this section

Historias desde Afganistán

10 Nov

Parecería increíble que, en pleno siglo 21, mujeres sean encarceladas por no contraer matrimonio según la voluntad de sus padres. Es lo que ocurre en Afganistán donde mujeres, hijas de familia, son entregadas a otras familias para resolver disputas. “Mujeres encarceladas por amor”

Robert Gates: no más Afganistán ni Iraq

28 Feb

Robert Gates no formó parte de los halcones que decidieron invadir a Afganistán ni Iraq. Le correspondió una tarea más muy delicada, al convertirse en Secretario de Defensa: administrar una guerra, con todas las consecuencias que ello implicó. Primero, tratar de tener las menos vidas pérdidas de soldados americanos; Segundo, convencer a quienes decidían las políticas en la Casa Blanca y el Congreso que el costo económico de la guerra debía ser respaldado; Tercero, y no menos importante, lograr retirar la mayor cantidad de tropas de Afganistán e Iraq en el menor tiempo posible; Cuarto, evitar la aparición del fantasma de Vietnam; y Quinto, adecuar y ajustar las Fuerzas Armadas de Estados Unidos a la nueva realidad mundial, en donde las prioridades no son las de la guerra fría.

Ha tenido la experiencia de trabajar con dos presidentes: George W. Bush y Barack Obama, lo que, sin dudas, le coloca en una categoría especial de servidor público. Como era lógico, ya anunció su retiro voluntario del cargo, y sus declaraciones públicas en estos días finales son con más libertad, y tienen un carácter de reflexión sobre el presente y el futuro del poder militar de la nación más poderosa del mundo. El pasado viernes 25 de febrero, Gates pronunció su último discurso ante West Point Academy en el que afirmó que no pueden volverse a repetir guerras como Agfanistan e Iraq:

“La necesidad de una pesada armadura y poder de fuego para sobrevivir, junto con, y destruir al enemigo siempre estará ahí, como los veteranos de la ciudad de Sadr y Fallujah no puede dudar de fe. Y uno de los beneficios de la reducción en Iraq es la oportunidad para llevar a cabo el tipo de formación de espectro completo – incluyendo ejercicios mecánicos de armas combinadas – que es descuidado para satisfacer las demandas de las guerras actuales. De cara al futuro, sin embargo, en la competencia cerrada por el presupuesto dentro y entre los servicios, el Ejército también debe enfrentarse a la realidad de que la más plausible, los escenarios de alta calidad para los militares de EE.UU. son los compromisos sobre todo naval y aérea – ya sea en Asia, el Del Golfo Pérsico, o en otro lugar. La estrategia racional para las fuerzas expedicionarias de rápido movimiento, ya sea del Ejército o infantes de marina, infantería aerotransportada o de operaciones especiales, es evidente dada la probabilidad de lucha contra el terrorismo, la reacción rápida, la respuesta a desastres, o la estabilidad o las misiones de las fuerzas de seguridad ayuda. Pero en mi opinión, cualquier secretario de Defensa de futuro que asesore al presidente a enviar de nuevo un gran ejército de tierra americana en Asia o en Oriente Medio o África debe “tener la cabeza examinada”, como el general MacArthur tan delicadamente lo dijo en una ocasión.”

Muy pocos medios tradicionales se hicieron eco de esta especie de confesión. Solo ví esta noticia. El discurso de Gates tiene otros temas interesantes, sobre todo, relacionados con la promoción interna dentro de las Fuerzas Armadas, y la visión gerencial y corporativa que debe tener esta institución, aunque Gates, con razón dice que “el Ejército no es Apple, no es General Electrica ni la Cruz Roja”. El discurso completo, aquí.

La memoria del halcón

24 Feb

Donald Rumsfeld fue uno de los artífices de la guerra de Afganistán e Iraq. Como Secretario de Defensa de Estados Unidos formaba parte de los halcones, el grupo de conservadores que creó, promovió y ejecutó la llamada lucha contra el terrorismo. Rumsfeld ha escrito sus memorias tituladas Known and Unknown, título que resulta de la combinación de sus frases célebres que acuñó durante sus conferencias de prensa en las que reportaba sobre la guerra en ambas naciones. Lo interesante del libro es que los documentos que se citan en el mismo, como fuente primaria de la obra, han sido colocados en The Rumsfeld Papers, una página web habilitada para tales fines, lo cual es una novedad. Al margen de las diferencias, las memorias de Rumsfeld son lectura obligada para los estudiosos de la historia, especialmente un proceso que ha tenido alto costo en vidas perdidas, en cuantiosos recursos económicos y un impacto político de incalculable dimensión. Afganistán es el segundo Vietnam para Estados Unidos, e Iraq, no representa el modelo de democracia que el gobierno americano promovió originalmente. Continuaré dando seguimiento al tema.

La historia de Sal Giunta

5 Ene


El 16 de noviembre del año pasado, el presidente Barack Obama condecoró al sargento Sal Giunta con la primera medalla de honor entregada a un soldado vivo desde la guerra de Vietnam, por sus valientes actuaciones en la guerra de Afganistán. La historia ha sido llevada al documental titulado Restrepo. Igualmente, recomiendo leer la entrevista de Giunta para la revista Vanity Fair. Una nota humana dentro de una terrible guerra. Al final, los soldados son seres humanos que cumplen órdenes, que tienen reglas de combate, y que para sobrevivir, deben permanecer unidos.

Caras de soldados

18 Oct

La imagen de un soldado es la que se pueda apreciar su uniforme, sus equipos y casi siempre están en “atención”. Suzanne Opton ha fotografiado a decenas de soldados, de una manera diferente, para que se les vea solo sus caras, recostadas, como si estuvieran “arrestados”. Es un magnífico trabajo creativo, que obviamente trata de crear conciencia sobre la delicada misión que realizan en la guerra de Irak y Afganistán. Las caras de los soldados lo dicen todo. Con la ayuda del sector privado, muchas de sus fotos están ya colocadas en vallas en distintas ciudades de Estados Unidos. Actualmente, Soldier Face se exhibe en la Bienal de Fotos de Brighton.

Detrás de la línea del enemigo

26 Ago

El periodista noruego Paul Refsdal se infiltró en las tropas del Talibán en Afganistán, y ha producido este documental. Son 22 minutos, sencillamente, dramáticos. Como dice el presentador del documental, no sé si es mejor hablar con los Talibán, que luchar contra ellos, pues, al concluir de ver este impresionante video, confirmo que Afganistán es el segundo Vietnam para todos los ejércitos involucrados en esa guerra, que, algún día, debe terminar.

El héroe americano

18 Ago

La tradición americana siempre ha sido rendir tributo a sus héroes, más si son héroes de guerra. Solo imaginarse el joven deportista ideal, estrella del fútbol, que decide, por amor a su patria, renunciar a los contratos jugosos de ese deporte, e ir al frente de la guerra en Afganistán. En medio de la guerra, fallece, y el gobierno de Estados Unidos le otorga la Medalla de Plata, el mérito más alto a quienes mueren en combate con el enemigo. Es el héroe americano. Todo color de rosa hasta que se descubrió la verdad:

Murió, no en manos del enemigo, sino en manos de sus propios hermanos del ejército. Maliciosamente ocultado por el gobierno de Estados Unidos. Los verdaderos héroes han sido y son la familia de Pat Tillan, que lejos de vivir con la apariencia de un falso mito, en honor a su hermano, desenmascararon al más poderoso sistema militar del mundo.

El hombre más peligroso

30 Jul

Viendo todo el revuelo político causado por las filtraciones de los documentos secretos de la guerra de Afganistán, he recordado a Daniel Ellsberg, quien fuera clasificado como el hombre más peligroso en América, luego de haber filtrado los papeles del Pentágono sobre la guerra de Vietnam en 1971. En ese entonces, hubo una crisis política en el gobierno de Estados Unidos, que fue el preludio de la renuncia de Richard Nixon en 1974. En el 2010, si bien Washington enfrenta una tormenta política, ésta no presagia efectos tan nocivos como aquella de 1971. Solo confirma que Afganistán es el segundo Vietnam.

Símbolos del Imperio

29 Jul

En 1989, Paul Kennedy escribió The Rise and Fall of the Great Powers, el cual conservo con especial interés. En síntesis, Kennedy plantea que las naciones poderosas llegan y ocupan territorios, bajo la guerra, y luego se retiran cuando ya no pueden mantener el costo de sus ejércitos. Hoy, he leído la noticia de principios de mes de que la cadena TGI Friday’s tiene una sucursal abierta en el aeropuerto militar de Kandajar, Afganistán. Un símbolo del imperio americano en Afganistán, país que se ha convertido en el segundo Vietnam para el gobierno americano. Tanto dinero que ha costado esta guerra, ¿sería para establecer este símbolo del imperio? Me pregunto si en vez de gastar tanto dinero en el establecimiento de estos símbolos, no sería mejor destinarlos para el pueblo afgano.

Por otro lado, leo que General Motors ha vendido más carros en China que los que vende en Estados Unidos en la primera mitad del 2010. Solo en Shanghai, General Motors tiene 27 agencias de carro o “car dealers”. Y lo impresionante es que los clientes que los visitan son chinos, jóvenes de edad, con dinero en efectivo, quienes no discuten nada sobre el precio de los carros. Del total de valor de la empresa, que oscila entre 50 y 90 Billones de dólares, China le aporta a General Motors la suma de 15 Billones de dólares. Por si acaso, que nadie lo dude China es comunista.

En estas latitudes, por el Mar Caribe, sufrimos dos ocupaciones norteamericanas, y también vinieron algunos símbolos, ya hoy día, en democracia, lo recibimos gracias a la globalización y a los tratados de libre comercio. Es curioso, en Afganistán, Fridays para que las tropas americanas se sientan como si estuvieran en su casa; en China, General Motors contribuye a que con recursos chinos se puedan compensar y equilibrar la delicada balanza de pagos de Estados Unidos; y por aquí, en Dominicana, nos alegramos por la más reciente apertura de otro símbolo del imperio.

Así es de complejo este mundo en que vivimos.

El General tiene quien le escriba

23 Jun

En menos de veinticuatro horas, el nombre del General Stanley McChrystal, Comandante de de la OTAN en Afganistán (y del Ejército de Estados Unidos de América), está en todos los medios de comunicación. Su puesto está en las manos del presidente Barack Obama, quien se reunirá con él hoy, luego de haber producido comentarios irrespetuosos y fuera de todo sentido común en contra de Obama y de casi todo su equipo de asesores en Afganistán, en el reportaje The Runaway General publicado en la revista Rolling Stone. Lo curioso de esto es que estamos en el Siglo 21, en un mundo que ha ido cambiando en cuanto a sus valores, y sin embargo, el perfil de los comandantes americanos sigue siendo el mismo de siempre: Detras de todas sus estrellas, hay gente tosca, irrespetuosa, que se burla de la gente, que sabe más que los demás, que generan mitos personales en su entorno (duerme solo cuatro horas, corre siete millas diarias y hace una sola comida diaria) y que dirigen a presidentes y embajadores en el suelo ocupado. Obama tiene en un serio problema ante sí. Más que una mera destitución o cambio de actores, es la gran oportunidad para redefinir el plan para salir de una guerra costosísima, restableciendo el orden y la autoridad.