Archive | Alfonso Portillo RSS feed for this section

Chirac y Portillo, dos juicios paralelos

2 Feb

Francia y Guatemala son dos naciones distintas y distantes. Una con instituciones democráticas fuertes. La otra, con debilidades propias de una nación que todavía tiene heridas de la dictadura y de la corrupción. Ambas han encausado a dos expresidentes Jacques Chirac y Alfonso Portillo, cuyos casos diametralmente diferentes:

Caso Chirac: Antes de ser presidente, Chirac fue Alcalde de París, y se le acusa de haber creado una cuenta de gastos para beneficiar a 21 colaboradores que eran miembros o afiliados de su partido. Chirac debió ser procesado antes, pero al ser electo presidente de Francia (1995-2007), gozaba de inmunidad, y por lo tanto, no podía ser enjuiciado. La justicia es implacable y ciega en Francia. Chirac tiene 78 años de edad, con su salud precaria, como se puede apreciar en esta foto. Lo interesante es que su acusación es ajena a su ejercicio presidencial. ¿Hasta dónde llegará el interés de la justicia en este caso? A partir del 7 de marzo, fecha en que se inicia el proceso, veremos.

Caso Portillo: El expresidente Portillo está acusado de apropiarse, mientras ejerció la presidencia (2000-2004), junto a otros funcionarios, de unos sesenta millones de dólares del Ministerio de Defensa, al transferirlos a cuentas personales. Hay otros ex-funcionarios involucrados. Sobre Portillo pesa una orden de extradicción a Estados Unidos, debido a que utilizó dos bancos norteamericanos para la referida transacción. Su suerte está contada. Su condena, segura, tal como escribí en este apunte.

Dos juicios paralelos que simbolizan a la justicia en su lucha constante contra la corrupción, en sus distintas facetas.

En el espejo de Portillo

2 Feb

Tenía varios días por referirme al caso del ex presidente de Guatemala, Alfonso Portillo, quien fue detenido en su país y sobre quien pesa una orden de extradicción del gobierno de Estados Unidos de América. Este caso es un ejemplo de la universalización de la justicia penal. Ya no hay fronteras que impidan que los crímenes permanezcan bajo el manto de la impunidad. Es también una señal para políticos en otras latitudes que tienen vínculos con el narcotráfico y que se involucran en actividades de lavado de dinero. La clase política tiene que mirarse en el espejo de Portillo, independientemente de los resultados finales del proceso judicial en que está involucrado.