Archive | Banco Central de la República Dominicana RSS feed for this section

"¿Crecimiento?", en El Nacional

9 Ene

En mi habitual columna sabatina, titulada ¿Crecimiento?, publicada en El Nacional, me refiero al contraste existente entre las cifras ofrecidas por el Banco Central de la República Dominicana, respecto al supuesto crecimiento de la economía dominicana en el 2009, cuando tanto los sectores externos como internos sufrieron pérdidas.

"HOME" de Yann Arthus-Bertrand

5 Jun

Hoy, que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, es el estreno mundial de HOME, el documental del reputado fotógrafo francés Yann Arthus-Bertrand. En nuestro país, Casa de Teatro y el Centro León lo presentarán, respectivamente. Lo que no puedan irlo a ver, ya el documental está en el canal de YouTube de Homeproject. Según informan, solo estará disponible, en esta página, hasta el 14 de junio de 2009. Bien temprano en la madrugada, lo ví. Es excelente, impresionante y conmovedor.

Como dato curioso, son más de 500,000 fotografías (la que comparto con ustedes, es la que corresponde a las Cataratas de Iguazú, entre la frontera de Brasil y Argentina), todas tomadas desde el aire, de cien (100) países, incluyendo la República Dominicana, en donde hay una excelente toma de Los Haitises, que está en la parte final.

Propiedad Intelectual o la política del big stick

6 May


Todos los gobiernos tienen sus caras duras. El/la presidente/a puede ser la persona más popular, pero tiene alguien que le haga el trabajo duro, claro con el apoyo presidencial. Es lo que sucede en Estados Unidos, en donde en contra de los pronósticos, el presidente Barack Obama ha seguido la misma política dura de la anterior administración por la protección de los derechos de propiedad intelectual. No hay que olvidar la influencia enorme, tanto política como económica, de las principales organizaciones lobistas vinculadas a la industria del entretenimiento y farmaceútica en Estados Unidos. ¿Quién aplica la política del big stick? Lo hace la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos, mejor conocida, como United States Trade Representative (USTR), que depende directamente del presidente.

El pasado 30 de abril, como es de costumbre, la USTR publicó la llamada Lista Especial 301, un mecanismo unilateral y que data desde hace más de quince años, mediante el cual el gobierno de Estados Unidos revisa la situación de los derechos de propiedad intelectual con los países que tiene relaciones comerciales. En virtud de esta atribución legislativa, en caso de que el gobierno americano considere que un país está violando los derechos de propiedad intelectual en perjuicio de compañías norteamericanas, puede unilateralmente suspender el intercambio comercial. Esta disposición se ha mantenido, incluso, luego de haber suscrito tratados de libre comercio, que establecen sus propios mecanismos de disputas de controversias, con países que incluso lo incluyen en la lista 301. Es decir, un contraste con las normas internacionales aprobadas por los Congresos de los países firmantes de estos tratados de libre comercio, incluyendo el Congreso de Estados Unidos.

Hay dos tipos de vigilancia, según la 301: La Lista de Vigilancia Prioritaria (Priority Watch List), que en este año, incluye a doce países: China, Rusia, Algeria, Argentina, Canada, Chile, India, Indonesia, Israel, Pakistán, Tailandia y Venezuela.

Y, en segundo lugar, está la Lista de Vigilancia No Prioritaria (Lower Level Watch List):Belorusia, Bolivia, Brasil, Brunei, Colombia, Costa Rica, República Checa, República Dominicana, Ecuador, Egipto, Finlandia, Grecia, Guatemala, Hungría, Italia, Jamaica, Kuwait, Líbano, Malasia, México, Noruega, Perú, Filipinas, Polonia, Rumania, Arabia Saudita, España, Tajakistán, Turquía, Turkmanistám, Ucrania, Uzbekistán y Vietnam.

Las informaciones que nutren este reporte son suministradas por los oficiales comerciales que trabajan en las respectivas sedes diplomáticas de Estados Unidos en estos países, incluyendo las informaciones que suplen las organizaciones lobistas directamente en Washington. Hasta este momento, no se ha producido ninguna reacción oficial del gobierno dominicano sobre la inclusión de la República Dominicana en esta lista, y siendo objetivo, a diferencias de cómo era el texto en épocas pasadas, el mismo contiene un dato muy cierto: la deficiencia del gobierno está en la implementación de las leyes de propiedad intelectual. En España, aunque la acusación unilateral es de otra naturaleza (las descargas por internet), por citar un caso en el que sí ha sido divulgado en la prensa, la reacción no se ha hecho esperar: EEUU abronca a España por ‘pirata’.

Sí creo que, como país signatario del Tratado de Libre Comercio DR-CAFTA, la lista 301 es una afrenta a la normativa internacional, ya aprobada por nuestros respectivos congresos, y que constituye parte de nuestra legislación interna. Igual sucede con Chile, Canadá, Costa Rica, México y próximamente Perú.

Pero, con pesar, reconozco que aquella frase de Theodore Roosevelt, que luego se ha convertido en «la política del big stick», dicha en 1901, será muy difícil que sea vencida por actual administración en Estados Unidos, aunque las esperanzas nunca se pierden.

El dinero sigue reduciéndose

18 Feb


Ayer por la tarde, actualizando unos datos sobre la economía dominicana, visité la página del Banco Central de la República Dominicana, y por más que leí el informe sobre el Indice de Precios al Consumidor (al mes de enero de 2009), me saltaron serias dudas sobre el mismo. Por un momento, pensé que estuviese escrito por extranjeros o por personas que probablemente no viven en la República Dominicana, o que si viven aquí, pertenecen a un privilegiado sector que no va a los supermercados, a las farmacias, a las tiendas, a los mercados de productores, a las estaciones de combustibles, en fin, a los sitios habituales que el ciudadano debe acudir para hacer sus compras y sobrevivir en nuestra sociedad.

La confusión fue tan grande, pues para el Banco Central, «los precios internos experimentaron una variación de apenas 0.28% en enero de 2009, respecto al mes de diciembre de 2008″ y la inflación anualizada, medida de enero 2009 a enero 2008, mantiene su tendencia descendente, situándose en 3.68%». Es decir, para los autores de este informe, los precios de la canasta familiar han bajado.

La cita anterior es el principal párrafo del informe. Es lo que reproducen los medios, que en su mayoría reciben fuerte inversión publicitaria por parte del Banco Central. Solo leyendo cuidadosamente el informe es que pude comprobar que hay un contraste muy grande entre lo afirmado por el Banco Central, con los detalles particulares del informe, particularmente en los productos de la canasta familiar que experimentaron aumento:

Pollo fresco (2.16%)
Caldo de pollo (11.68%)
Plátano verde (4.40%)
Huevos (3.86%)
Leche en polvo (2.29%)
Leche fresca (6.81%)
Guineo verde (8.16%)
Arroz corriente (2.21%)
Carne corriente de cerdo (4.05%)
Aguacate (13.65%)
Naranja de jugo (7.48%)
Cebollas rojas (3.83%)
Arroz selecto (.35%)

Y luego concluye el informe: «Por estratos socioeconómicos los resultados reflejan que las alzas se verificaron en los precios de los bienes alimenticios, tuvieron una mayor repercusión en los índices de los quintiles de menores gastos, por su alta ponderación, lo que explica que el quintil 1, el de menor gasto, arrojara la mayor tasa de variación (0.67%)».

Lenguaje muy sofisticado para decir que los más pobres de la República Dominicana son los que más han sido impactados por el alza en los precios de los productos de la canasta familiar. Lo cual, agrego yo, se extiende a la clase media. Ambos sectores, que son los mayoritarios, son testigos de cómo el dinero sigue reduciéndose.

Una pregunta sobre economía

6 Ene

Estuve revisando las cuentas nacionales del país, el déficit proyectado de la balanza comercial de la República Dominicana va a estar por encima del 10% del Producto Interno Bruto en el 2009. En el 2008, estuvo cerca del 8%.

Durante el año pasado, uno de los voceros del equipo económico del gobierno había reconocido que el déficit de cuenta corriente y fiscal es un problema muy serio.

Mi pregunta es: En un escenario de restricción crediticia severa a nivel internacional, ¿Cómo se va cubrir o financiar este déficit?

Un millón de desempleados

26 Ago

Bajo este título, el artículo publicado en el periódico Hoy por el economista dominicano Fernando Pellerano llamó mi atención. Es sabido por todos lo que dicen las cifras oficiales sobre el desempleo en la República Dominicana.

En forma sencilla, Pellerano se adentra en la realidad del desempleo, desmiente las cifras oficiales y nos ofrece una cifra escalofriante: Al estudiar el período comprendido entre el 2004 y el 2007, la tasa de desempleo anual promedio fue de 17% de la población económicamente activa, lo cual equivale a 692,000 trabajadores desocupados anuales. Si a estos, se le adicionan los que pertenecen a la población en edad de trabajar que está inactiva, o «desempleados disfrazados», que ascienden a un promedio anual de 308,000 desocupados, estamos en presencia de un promedio anual de un millón de trabajadores desocupados o desempleados.

De ahí es que Pellerano propone que, en vez de hacer todas las obras anunciadas por el presidente Leonel Fernández el pasdo 16 de agosto, se ejecute un programa de obras públicas de pleno empleo, destinándose la suma de 50,000 millones de pesos en el Presupuesto del año 2009, lo que equivale al 17% del gasto presupuestal estimado para el año 2008.

La propuesta de Pellerano resulta novedosa y creativa, y la asumo desde estos apuntes. No soy optimista en cuanto a que pueda tener eco en el gobierno, pues en los cuatro años pasados, y por las señales ofrecidas en este nuevo período constitucional, no preveo cambios de políticas, a menos que sean exigidos por la sociedad, lo cual es nuestro deber.

Carga pesada

26 Jul

Por más que el gobierno intente distraer nuestra atención sobre los problemas nacionales, estamos viviendo una situación en la que todo está concentrando en la economía. A más de una semana del discurso del presidente Leonel Fernández, no se observa con claridad el rumbo económico que llevará el país.

Habría que recordarle al gobierno aquella famosa frase que hizo famosa Bill Clinton cuando se enfrentó al entonces presidente George H. W. Bush, cuando afirmó que lo que le preocupaba a los estadounidenses era la economía, estúpido. La frase hoy día ha retomado todo su valor.

No han valido las explicaciones que nos han dado los economistas del gobierno, pretendiendo justificar la situación actual que vive el país, que afecta al bolsillo de cada dominicano, a los altos precios del barril del petróleo. Es el propio Banco Central de la República, que se ha encargado de decirnos nuestra realidad, sobre todo, en el Informe del Indice de Precios al Consumidor (IPC), correspondiente al mes de junio de 2008.

Según el Informe, el IPC en el mes de junio, registró un crecimiento de 2.38%, con relación al mes de mayo, lo que sitúo la tasa de inflación acumulada del primer semestre del año en 7.57%. ¿Qué significa esto?

Dejemos que sea el mismo Banco Central que nos lo explique:

«La variación del índice por estratos socioeconómicos refleja que todos los segmentos de la población resultaron afectados por las alzas en los precios de los combustibles y de los bienes alimenticios, siendo mayormente impactados los segmentos de menores gastos, por el mayor impacto de los aumentos en los servicios de transporte y en los bienes alimenticios en sus canastas».

En pocas palabras, hay una reducción del poder adquisitivo que impacta a todos los dominicanos, particularmente a los más pobres y a la clase media. Se impone, sin ánimo de se reiterativo, una revisión del actual modelo para soportar y reducir esta pesada carga.