Archive | Bipartidismo RSS feed for this section

Lección de bipartidismo

29 Sep

Tal como lo había anticipado, el Congreso de Estados Unidos acordó ayer el borrador de la Ley de Emergencia para la Estabilización de la Economía, imponiéndole una serie de condiciones a la propuesta original del Secretario de Estado de Tesoro. En el sitio del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes esta el texto y un resumen del mismo.

Ahora viene la parte interesante, la que los dominicanos tenemos que observar, y entender la grandeza y la fortaleza de las instituciones democráticas de Estados Unidos.

El Partido Demócrata, por sí solo, puede votar este proyecto, pues tiene mayoría en el Congreso. Sin embargo, no lo hará. Hacerlo unilateralmente sería políticamente incorrecto. Ellos saben que necesitan el apoyo del Partido Republicano, que es donde han estado increíblemente las principales resistencias para apoyar el Plan.

Lograr el bipartidismo no es fácil. Hoy la Cámara de Representantes acaba de rechazar el Plan. A pesar de que la mayoría de los democrátas estaban en aprobarlo, la mayoría de los republicanos tienen resistencia al mismo. Definitivamente el liderazgo está puesto a prueba.

Ayer, cuando hizo el anuncio del acuerdo compromiso entre los distintos líderes del Congreso, Nancy Pelosi, Speaker o Presidenta de la Cámara de Representantes, Representante Demócrata de San Francisco, dijo lo siguiente:

“Esta no es una ley Demócrata. Esta es una ley que fue enviada por el Presidente, mejorada por el Congreso… Y necesitaremos el apoyo bipartidista para apoyar la aprobación de la Ley”.

Quienes estamos inmersos en la política dominicana, debemos aprender esta lección de buena política que, en momentos muy difíciles, nos esta ofreciendo Estados Unidos. Guardando las distancias, es lo que tenemos que hacer quienes estamos en la oposición con el proyecto de reforma constitucional sometido por el Presidente Leonel Fernández… mejorarlo, hacerlo mas progresista mediante el ejercicio de posiciones de principio, colocarnos por encima de las diferencias políticas y de los intereses coyunturales, y aprobar la reforma constitucional que beneficie a la mayoría del pueblo dominicano.