Archivo | Brasil RSS feed for this section

¿Dilma o Aécio?

22 oct

Este domingo 26 de octubre es la segunda vuelta electoral en Brasil, país que visito con regularidad cada año. La cita eleccionaria es crucial. O se reelige Dilma Rousseff. O gana Aécio Neves. Unas elecciones reñidas. Lo que la mayoría nos preguntamos es si se produjere un cambio, esto es, triunfare Aécio, ¿se mantendrá la democracia con pacto social que ha caracterizado a Brasil?

Brasil es un Estado donde la democracia funciona, razón por la cual es poco probable que éste se vea seriamente amenazada por los cambios que producirán las elecciones presidenciales y estatales en curso. La razón estriba en el fortalecimiento progresivo de una especie de pacto social que permite que tanto los empresarios como los sindicalistas compartan el poder, dentro de un escenario donde los ámbitos de lo público y lo privado tienden a reforzarse mutuamente.

Más, aquí,

Marina Silva: No es un discurso, es su vida

26 sep

 

Impresionante discurso. Los políticos no solo deben pronunciar discurso. Deben sentir lo que dicen, y si lo han vivido, más. ¡No es un discurso! ¡Es su vida!

2do debate: Marina, la vencedora; Dilma, la derrotada

3 sep

“Hay quien calificó de duelo el debate del lunes entre la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y la ecologista Marina Silva, dos mujeres fuertes y orgullosas, convencidas de su propia valía y que se perfilan como las candidatas seguras en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Fue, sin embargo, más bien una exhibición de esgrima, sin sangre, sin ataques personales, aunque con clara victoria de Silva.”

“Lo ha reconocido hasta su más duro crítico, el columnista de Veja, Reinaldo Azevedo, que llega a considerar una posible victoria de la ecologista y evangélica como un peligro para la democracia. “Marina fue la vencedora. Dilma, la derrotada”, escribió. Lo cierto es que el juego de esgrima fue, y seguirá siendo hasta las elecciones, más fácil para Silva, a la que le basta atacar, algo que sabe hacer con precisión quirúrgica. Le bastan también sus promesas para un hipotético Gobierno presidido por ella. Más difícil le resulta el debate a Rousseff, que se ve asaeteada por los resultados de una economía en crisis, en recesión técnica, con unas expectativas de crecimiento del PIB de un 0,54% tras haber sido rebajadas 14 veces consecutivas.”

“Rousseff se esforzó por presentar un festival de cifras de las conquistas de su Gobierno y se vio obligada a negar la evidencia de la crisis. Sobre ella vuelve a aletear, sin embargo, la vieja profecía de “es la economía, estúpido”. Y lo es, fundamentalmente. “Usted deja el Gobierno peor de lo que lo heredó de Lula”, le dijo el otro contendiente, el candidato socialdemócrata conservador, Aécio Neves.”

Más, aquí.

La foto: Dilma y Lula, en campaña

2 sep

14245165

Ver a Dilma y a Lula, juntos, encima de una camioneta, haciendo en campaña en São Paulo, Brasil, es el mejor indicio de que la unión hace la fuerza. Lula es el maestro. Dilma es el delfín. Ambos saben que, en las actuales circunstancias, se necesitan, y solo si los dos tiran para el mismo lado, serán más fuertes, y Dilma podría ganar en la segunda vuelta electoral. La primera vuelta es el 5 de octubre. Por estas latitudes, nos queda mucho por aprender.

Dos lecturas sobre Marina Silva

1 sep

- Un enigma amenaza a Dilma Rousseff.

- El factor Marina y el envejecimiento de los partidos.

————-

- Seis candidatos con nombres insólitos en Brasil.

 

Marina en campaña

28 ago

Marina Silva, con altas probabilidades de ser electa la primera presidenta de piel morena, de Brasil:

Dilma en campaña

27 ago

15051981001_106fd8d2f2_z

La presidenta Dilma Rousseff, del PT,  está en campaña. Hasta hace dos semanas atrás, era un hecho que ganaría las elecciones. Pero, la inclusión de Marina Silva como candidata presidencial del PSB, en lugar de Eduardo Campos, fallecido, ha cambiado el ajedrez político. Está claro que Dilma ganará la primera vuelta, pero las encuestas que establecen que, al día de hoy, Silva ganaría la segunda vuelta. Todo puede pasar en política. Brasil se apresta unas elecciones complejas en donde se pondrá aprueba su madurez política. Mientras tanto, Dilma almorzó hoy en uno de los restaurantes más populares de Río de Janeiro, que atiende a 5,000 c0mensales al día.