Archive | campañas electorales RSS feed for this section

El mejor spot electoral del año

21 Sep

Me he encontrado con este spot electoral, en el marco de la elección especial que se celebrará en diciembre en Massachusetts, para elegir al representante al Congreso de Estados Unidos, correspondiente  al Quinto Distrito. Se trata del spot electoral de Carl Sciortino, precandidato del Partido Demócrata:

 

Más, aquí.

 

 

 

Obama, de la pasión al pragmatismo

4 Abr

Así ha iniciado hoy el presidente Barack Obama su campaña a la reelección. Él no sale en este video, excepto algunas fílmicas de la campaña pasada. Son cinco testimonios de votantes, en una muy buena representación del peso electoral de Estados Unidos: Carolina del Norte, Nevada, Colorado, New York y Michigan. Uno de los votantes incluso dice que no está de acuerdo con todo lo que ha hecho el presidente, pero que le tiene confianza y lo respeta. Otra dice que pensaba que la política era lo que se decía por los medios, pero que, en realidad, la política es cómo nos gobernamos nosotros mismos. De la pasión del “Yes, we can” al pragmatismo de “It Begins with Us”. Sí, comienza con nosotros, la gente. Lo he reiterado otras veces, e insisto, Obama será reelecto, pero, sin dudas, sin la pasión de hace cuatro años.

"El hombre que hizo a Obama"

3 Feb

La revista Esquire publica este artículo titulado The man who made Obama, en referencia a David Plouffe, a quien me he referido en dos apuntes anteriores. De todos los artículos sobre la campaña de Obama que he leído, es el que contiene mayor información.

De su lectura, la principal lección que he podido sacar es muy simple: Después de las elecciones, los electores sí cuentan. Una de las principales quejas que reflejan las encuestas en la mayoría de las democracias, excepto honrosas excepciones, es que, después que terminan las elecciones, se produce un distanciamiento entre los políticos y sus electores. Distanciamiento que incluso se percibe, en cosas tan simples, como no darle continuidad a las páginas webs que se han creado durante la campaña, entre otros ejemplos.

Rompiendo con todos los esquemas del pasado, Plouffe decidió no aceptar un cargo en la Casa Blanca, y, por el contrario, será el hombre de Obama, fuera del círculo cerrado que rodea al Presidente de Estados Unidos, y estará encargado de Organizing for America, la estructura que dará continuidad a los trece millones de contactos y de direcciones electrónicas que, en el curso de dos años de campaña, tuvo a bien crear y mantener.

Estos datos, que, en el fondo, constituyen la base que eligió a Obama, constituirán la nueva organización que estará en el Partido Democráta, con esta nueva visión de apoyar la gestión del presidente Obama. Los días que vienen marcarán los resultados de esta organización de base en el cumplimiento de la estrategia que se ha trazado el equipo de Obama.

Otro detalle importante de este artículo es que, si bien Obama marcó la diferencia con la utilización de las herramientas de la Política 2.0, através de las nuevas aplicaciones de las redes sociales en el Internet, Plouffe es muy categórico cuando advierte que “you can´t be too reliant on just technology in politics… knocking and phone calls is still the bread and butter”. Es decir, hay que hacer una combinación entre la experiencia política del pasado con las modernas herramientas del presente.

Y finalmente, la suma de todas las lecciones: “Elections are all about numbers”, las elecciones son todo cuestión de números. Se necesita una estrategia unida a la capacidad de recaudación de fondos para lograr los números de votos necesarios para ganar las elecciones, siendo lo más trascendente y crucial que, después de concluido el proceso, los electores sí cuentan y sí son importantes.

Obama y la prensa

18 Dic

El New York Times ha publicado un reportaje titulado Between Obama and the Press, que me ha motivado a continuar la serie sobre las interioridades de la más exitosa campaña presidencial de los Estados Unidos. El éxito de la campaña del presidente electo Barack Obama estuvo fundamentado, adicionalmente a sus condiciones personales y al nivel de su organización, en sus relaciones con la prensa.

Por primera vez en la historia norteamericana, un presidente es electo sin haber ofrecido una sola entrevista al prestigioso diario The Washington Post. La razón fue novedosa: Este diario, al igual que muchos periódicos tradicionales, ha ido reduciendo su nivel de influencia, y por eso, la campaña de Obama decidió maximizar su presencia a través de nuevas vías: correos electrónicos, páginas webs, blogs, videos en línea y envíos de mensajes de texto.

Lealtad, agresividad y discreción fueron las características del equipo de comunicaciones de Obama. Como dice, Robert Gibbs, el futuro Secretario de Prensa de la Casa Blanca y uno de los integrantes del entorno de Obama, “keep things in the family. We all believe this is isn’t about us, it’s about something bigger than us as individuals. And that governed our ability to keep information to ourselves”.

Las comunicaciones de Obama se caracterizaron por ser “a prueba de filtraciones”. Probablemente porque el entorno de Obama, o la “bubble” o burbúja (como le dice el reportaje) para la toma de decisiones era muy reducido. Apenas cinco personas. Esto le permitía mantener un control estricto sobre la información. De la campaña, solo se escuchaba una sola voz, con un mensaje preciso y solo cuando ellos querían emitirlo.

Durante la transición (hasta el 20 de enero), el propio presidente electo Obama ha reconocido que no es tan fácil mantener las cosas en absoluta discreción. Las filtraciones de los nombramientos a puestos en el Gabinete es la mejor demostración de ello. Esto se debe a que ya otras personas y otras entidades (como el FBI, agencias del gobierno, etc) intervienen en la revisión previa de los perfiles de los posibles candidatos. “The transition involves an awful lot of people who don’t actually work for me”, ha dicho Obama.

El equipo de Comunicaciones de Obama quiere mantener la misma disciplina de la campaña en la Casa Blanca: lealtad, agresividad y discreción. No será fácil mantenerla. Gobernar es muy diferente a estar en campaña, por las complejidades que esta ardua tarea entraña. A parte de Obama, el rostro del gobierno, lo será Gibbs, quien ocupará el “trabajo del podium” o “el podium job”, que representa enfrentar todos los días los bombardeos y cuestionamientos de la prensa sobre cualquier actividad o decisión del presidente de Estados Unidos de América. El reportaje del New York Times ofrece detalles importantes sobre esta posición pública. Les invito a leerlo aquí.

(Nota curiosa: El puesto de Secretario de Prensa es uno de los más importantes en el gobierno, y le obliga a estar enterado de todo. La actual Secretaria de Prensa, Dana Perino, ha afirmado para el mismo reportaje del New York Times, que se levanta todos los días a las 4:15am, y que le toma mucho tiempo volver a respirar normalmente, después que sale de cada una de las sesiones de preguntas en la Casa Blanca, por el alto grado de presión a que está sometida).

Obama y el ‘ethos’ de su campaña

15 Dic

Una segunda lectura a la entrevista de quien fuera el héroe anónimo de la campaña de Barack Obama, su Director Campaña, David Plouffe, me ha llevado a reflexionar sobre el espíritu que primó siempre en su organización, desde el comienzo hasta el final (y espero que lo continúe durante su ejercicio presidencial): Me refiero al “ethos” de su campaña.

Ethos significa “hábito, carácter o modo de ser” que va incorporando en el hombre a lo largo de su existencia. Es la ética o las normas que rigen que una organización, tal como existen en las corporaciones o sociedades comerciales, y también, en el gobierno.

Primero, veamos, en sus propias palabras, lo que constituyó el éxito de esta campaña:

We had three things that helped us run a very good campaign, and I think this wasn’t the case for Clinton or McCain. One, we had a consistent message. What was our slogan the entire primary? “Change we can believe in”. We adjusted slightly for the general – Change we need”. That didn’t change. That was boring to the press, but that consistency, I think, wore well with voters. And we didn’t have meetings every day about how to change our message. We had an electoral strategy, and the primary contest goal was to try to do well in the early states, and win delegates, in the general to play on the big map. We never adjusted that. And third is we didn’t have that internal tension and in-fighting, so we could just focus on doing our damn jobs every day, and executing at a high level. And you’re right. I’ve worked in a lot of campaigns and they’ve been great experiences, but this was by far the most collegial environment that I’ve worked in, and it was a real pleasure to go to work every day, and we just had a sense of mision. And that can’t be overstated. There weren’t a lot of closed doors where people were complaining and we were a unit. And once we made a decision, we had a decision, and no one second-guessed it.

Segundo, ¿cuál era el ‘ethos’ de la campaña?

I think partially the types of people that worked in this. I don’t think many of us would’ve worked in another presidential campaign, it’s not what were looking to do. We were motivated by him (Obama). I think being in Chicago helped. I think Obama, and secondarily me, set a tone that we’re not going to abide a bunch of internal fighting, we’re not going to abide talking about our business to the outside world, and we’re going to be strong in our opinions but we’re going to respect decisions. And that was just the ethos of the organization and it made it much more effective that I think some of our opponents’ campaigns for that reason.

La campaña de Obama tiene lecciones muy importantes para los políticos dominicanos. En la mayoría de los casos, hay muchas debilidades e impera el individualismo, no la visión de conjunto, o mejor dicho, el espíritu de cuerpo, tan necesario para alcanzar la victoria.

Lecciones de campañas presidenciales 101

13 Dic

En su discurso de aceptación de su triunfo electoral, la noche histórica del pasado 4 de noviembre, el -hasta ese momento- Candidato Presidencial del Partido Democráta, Barack Obama, hizo un agradecimiento especial, probablemente impercetible para la gran audiencia, pero muy significativo, cuando calificó a David Plouffe, su Director de Campaña, como “el héroe anónimo de la campaña, por haber construido la mejor campaña política en la historia de los Estados Unidos”.

Gracias a una referencia que hace Ben Smith, del diario digital Politico, uno de mis favoritos, he leído esta interesante entrevista que ofreció Plouffe a la revista Portfolio. Todo el que le interese la política, particularmente la organización de campañas presidenciales, debe leerla. Ahí están las lecciones del triunfo de Barack Obama.

En resumen, he identificado estas cinco lecciones:

1.- El protagonista es el Candidato. El resto le ayuda y colabora, con sus propuestas, sometidos a un esquema organizacional eficiente y horizontal.

2.- Un Director de Campaña necesita un staff con experiencia para poder desarrollar eficientemente su labor. Las decisiones cuando se toman, se toman. Nadie puede cuestionarlas, ni tampoco nadie puede revertirlas.

3.- La prioridad no es la inversión en publicidad. La prioridad es mantener y sostener el ejército de mujeres y hombres que buscan los votos y los llevan a las urnas. La campaña de Obama, para el día 4 de noviembre, tenía 5,000 personas bajo nómina.

4.- Los contactos con la prensa son solo cuando se debe dar una información. Debe existir absoluta discreción en la campaña. Las “filtraciones” hacen más daño que bien.

5.- Las relaciones con el Partido son fundamentales. No hubo una sola queja de la campaña con el Partido Democráta. Deben ir siempre de la mano.

Todo lo anterior no se puede realizar sino se tiene un objetivo, una misión, un “ethos” de la organización: La existencia de una plataforma que permita identificarse con las necesidades y preocupaciones de la gente. Obama lo logró, no solo por sí mismo, sino por que contó con gente como David Plouffe, el héroe anónimo de su campaña.

Sobre las elecciones de Estados Unidos

4 Nov

Sobre el proceso electoral que culmina hoy en Estados Unidos de América, he escrito trece apuntes, los cuales he clasificado por categorías, y que me permito compartir con ustedes.

Sistema electoral de Estados Unidos:

Tu voto, ¿cuenta?

Contraste de la democracia

Obama triunfará

Adiós a los filibusteros

Obama triunfará arrolladoramente

Obama:

Obama, cara a cara

No lo lograrán

Ich bin ein Berliner

McCain:

McCain, un gesto loable y valiente

McCain y Leonel, un contraste

Política

Esprit de corps

El otro forum

Políticos e internet

En próximos apuntes, me referiré a los desafíos que deberá enfrentar el próximo Presidente de los Estados Unidos de América. Mientras, disfrutemos hoy, desde esta isla en El Caribe, esta fiesta de la democracia.

Obama, cara a cara

13 Oct

Hace un mes, escribí sobre las elecciones presidenciales de Estados Unidos. En ese momento, el panorama electoral, según las encuestas, era cerrado. Hoy, a 22 días de las elecciones, a juzgar por fivethirtyeight, el Senador Barack Obama esta en una posición ventajosa para convertirse en el próximo Presidente de Estados Unidos.

Obama esta haciendo lo que todo Candidato tiene que hacer para ganar, dando señales positivas y seguras del triunfo. Sobre esto, hay dos ejemplos contundentes, que probablemente no figuran en las principales noticias de los periódicos. Ayer, Obama, quien iba camino a prepararse a su tercer debate que será el próximo miércoles, decidió unirse, por espacio de una hora, con su equipo de campaña, a visitar casa por casa en la ciudad de Toledo, Ohio, estado que es crucial para ganar las elecciones. Comparto con ustedes una de las fotos de Obama saludando a unos votantes, en su visita, casa a casa, en Toledo, publicada en El Pais.

Hay que ver el impacto que tiene para un/a ciudadano/a americano/a que quien toque su puerta, sea el Senador Obama. Y lo interesante, según Caucus, es que la campaña de Obama lo esta haciendo en todo Estados Unidos. Este es el trabajo de campo que asegura el voto, identificando a los votantes con sus respectivas simpatías. Es el trabajo que todavía no ha sido asimilado por la mayoría de los políticos dominicanos.

La otra señal que esta enviando Obama es que, a pesar de tener una clara ventaja, no cesa en su trabajo de campaña. Pero, no Obama, sino todo su equipo de campaña. Fivethirtyeight estuvo en la pequeña localidad de Troy, Ohio, y pudo comprobar como el pasado sábado, la oficina de Obama estaba abierta, con gente trabajando, mientras que la de John McCain, estaba cerrada con un aviso de “cerrada por fin de semana”.

Señales que debemos asimilar los políticos dominicanos.

No lo lograrán

30 Jul

Siempre le he dado seguimiento a las campañas electorales locales o en el resto del mundo. Me ha tocado vivir momentos muy amargos, sobre todo cuando la diatriba, la injuria, la calumnia, y la maledicencia se convierten en ejes de la estrategia política. En nuestro país, hemos visto casos de como se distorsiona la realidad para hacer daño político, en su peor calaña. Por suerte, el electorado, siempre astuto e inteligente, le ha dado siempre una respuesta contundente.

Nunca que he creído en el ataque personal como arma política para descalificar al adversario. Cuando se hace, revela desesperación e incapacidad para enfrentar en el terreno de las ideas al contrario.

La anterior reflexión la hago a propósito de la campaña negativa que está desplegando la campaña del Senador John McCain, Candidato Presidencial del Partido Republicano, en contra del Senador Barack Obama, Candidato Presidencial del Partido Demócrata, en la campaña presidencial. Que recuerde, nunca antes se había visto una campaña tan llena de ataques personales.

Y va más allá de la portada de la revista New Yorker, para poner un ejemplo.

Ayer, Ben Smith, refirió el último ataque de los republicanos contra Obama, utilizando la Internet, mediante la creación del BarackBook, una parodia de Facebook, para engañar a los usuarios de la Internet. Lo único, que, según relata, The New Republic, no salió como esperaban los estrategas republicanos, pues los seguidores de Obama inundaron el sitio con respuestas que evidenciaban la falsa.

Siempre he sido y seré un defensor de la Internet, como la mejor expresión de la democracia, respetuoso de la libertad de expresión y difusión del pensamiento. Ahora, así no se ganan elecciones. Así no se hace política. Quienes lucen desesperados son quienes hacen este mal ejemplo de la política. Y no lo lograrán.