Archive | Corea del Norte RSS feed for this section

La diplomacia de la lucha libre

31 Ago

Hace unos días, escribí sobre la diplomacia del baloncesto en Corea del Norte. Ahora, nuevamente, el régimen norcoreano sorprende al mundo con un evento internacional de lucha libre, con la participación de luchadores de Estados Unidos:

 

Más, aquí.

 

La diplomacia del baloncesto

24 Ago

Sobre la visita de Dennis Rodman a Corea del Norte:

Hollywood y Corea del Norte

16 Jun

 

Hollywood tenía tiempo en ir a la caza del dictador de Corea del Norte. Parece que lo ha logrado, y ha producido una película en la que el plan es atentar contra la vida del dictador. Veremos.

Los anotadores del Dictador

27 Abr

Siempre sigo los acontecimientos de Corea del Norte, uno de los últimos enclaves del totalitarismo en el mundo. Y allí, el dictador sigue las costumbres de sus antecesores (su padre y su abuelo). Basta con observar sus fotos, para darse cuenta que Kim Jong-un está siempre rodeado de asistentes y generales. Pero, como indica la BBC, todos tomando nota de sus palabras. Impresionante. Solo en una dictadura.

El régimen demente de Corea del Norte

13 Dic

La historia del sobrino dictador y el tío depuesto no podía acabar sin una nota de locura. La expresión es cruda y realista, pero es que frente a lo sucedido no hay otro calificativo.

Esta es la nota oficial (traducción al español, gracias a Guerra Eterna) distribuida por el gobierno norcoreano sobre la ejecución de Jang Song Thaek:

Pyongyang, 13 de diciembre (ACNC) — Cuando estremecen todo el país los gritos de indignación del ejército y el pueblo de la República Popular Democrática de Corea quienes reclaman la severa sentencia de la revolución a los fraccionalistas antipartidistas y contrarrevolucionarios desde que supieron la información sobre la reunión ampliada del Buró Político del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, tuvo lugar el 12 de diciembre el juicio militar especial del Ministerio de Seguridad Estatal (MINSEE) de la RPDC sobre el traidor Jang Song Thaek.

El juicio realizó la pesquisa sobre los crímenes del acusado que siendo caudillo de la fracción de versión moderna, formó su secta agrupando a las fuerzas malsanas durante largo tiempo y cometió el complot de derrocamiento del Estado con intrigas y métodos sucios con la ambición de usurpar el máximo poder de nuestro partido y Estado. 

Todos los crímenes de Jang acusados en el juicio han sido probados y reconocidos por él.

Fue leída la sentencia de la corte militar especial del MINSEE de la RPDC. Cada frase del veredicto significó el castigo severo de los indignados militares y habitantes coreanos sobre Jang, fraccionalista antipartidista y contrarrevolucionario, ambicioso político y conspirador.

El acusado es el traidor a la patria de pésima calaña que cometió actos fraccionarios contra el partido y la revolución con el propósito de derrocar la Dirección del partido y el Estado y el régimen socialista.
Desde hace mucho tiempo, Jang ha sido nombrado en cargos importantes del partido y el Estado gracias a la alta confianza política del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il y recibió más que nadie las benevolencias dispensadas por estos Generalísimos.

En particular, ascendió al cargo más alto y recibió la confianza más grande que antes en la época del Mariscal Kim Jong Un.

Fueron demasiadas para él la confianza política y las benevolencias de los grandes hombres del monte Paektu. Responder con obligación moral a la confianza y pagar con fidelidad las benevolencias es la ética elemental del ser humano.

Pero, la escoria humana Jang traicionó la gran confianza y amor paternal del partido y el líder y perpetró imperdonables actos traidores. Aunque tenía desde hace mucho tiempo la sucia ambición política, ese tipejo no se atrevió a actuar con prepotencia cuando estaban vivos los Generalísimos y se limitó a portar con hipocresía y dos caras.

Pero, comenzó a exponer su naturaleza verdadera pensando que llegó su tiempo en el actual período histórico de cambio de las generaciones de la revolución.

Cuando se discutió el asunto importante de elegir al Mariscal Kim Jong Un como único sucesor del Dirigente Kim Jong Il según el unánime deseo y voluntad de todo el partido, todo el ejército y todo el pueblo, Jang cometió el imperdonable crimen traidor de obstaculizar de una manera u otra el problema de sucesión de la dirección.

Al fracasar su astuto intento, en la histórica III Conferencia del PTC fue anunciada la resolución sobre la elección del Mariscal Kim Jong Un como Vicepresidente de la Comisión Militar Central del PTC según la voluntad general de todos los militantes del partido, los oficiales y soldados del Ejército Popular de Corea y los habitantes.

En aquel momento cuando la sede de esa conferencia hervía de aclamaciones y aplausos, Jang se levantó a desganas de su asiento y aplaudió sin querer y esta conducta grosera había causado gran indignación de nuestros militares y habitantes.

Jang reconoció que se portó así en aquel momento pensando que si se consolida la base de dirección y mando sobre el ejército del Mariscal, se creará gran obstáculo para la usurpación del poder del partido y el Estado.

Después del fallecimiento tan repentino, temprano y lamentable del Dirigente Kim Jong Il, Jang comenzó a moverse en etapa crucial para realizar su añejada ambición del poder.

Aprovechando la oportunidad de acompañar a menudo al Mariscal en la dirección sobre el terreno, Jang intentó sembrar ilusiones de sí mismo demostrando al interior y exterior que él es figura especial emparejada con el Mariscal.

Para agrupar a los reaccionarios que usaría él en el derrocamiento de la Dirección del partido y el Estado, ubicó con métodos astutos en los departamentos del CC del PTC y las unidades adscritas a los elementos malsanos y extraños que habían sido destituidos por haberle adulado y seguido rehusando las instrucciones del Dirigente.

Cuando trabajaba en el sector de trabajo con la juventud, Jang causó enormes perjuicios al movimiento juvenil del país colaborando con los sobornados por los enemigos y los traidores.

Aun después de que fueran descubiertos y liquidados esos tipejos según la medida rotunda del partido, Jang siguió andando con sus acólitos y los infiltró en cargos importantes del partido y el Estado.

Desde la década de 1980, cada vez que se cambiaba su cargo, se llevaba siempre al adulón Ri Ryong Ha, quien había sido destituido por el acto fraccionalista de rechazar la dirección única del partido, y lo ascendió gradualmente hasta al cargo de primer subjefe de departamento del CC del PTC.

Con métodos astutos, ubicó en unos años en su departamento y las unidades adscritas a sus hombres cercanos y aduladores que habían sido expulsados por el grave incidente contra la dirección única del partido.
El acusado agrupó en torno de sí mismo a los tipejos con antecedentes delictivos y malos y los quejones y devino la figura intocable en ellos.
Al aumentar en gran escala los aparatos de su departamento y unidades adscritas, intentó extender sus garras en los ministerios y órganos centrales tomando el control de las labores estatales en general y convirtió su departamento en un intocable “reino pequeño”.

Impidió atrevidamente la construcción del mural de mosaico de los Generalísimos en la Fábrica de Azulejos Taedonggang y el monumento a sus instrucciones dadas durante su visita de orientación.

Al cabo de desaprobar la unánime propuesta de los oficiales y soldados de una unidad del Ejército de Seguridad Interior del Pueblo de Corea de grabar en el granito natural el mensaje autógrafo enviado por el Mariscal e instalarlo frente al edificio de la comandancia de la unidad, la aceptó finalmente a desganas y les obligó a colocarlo en una esquina sombría.

Jang perpetró en el pasado los actos antipartidistas que niegan sistemáticamente la línea y la política del partido, voluntad organizada del PTC, lo cual fue la manifestación de su malsano intento de crear ilusiones y culto a sí mismo al hacer creer que él es figura especial capaz de invertir los asuntos y las orientaciones decididos por el partido.

Para sembrar ilusiones de sí mismo, repartió a sus lacayos los materiales preparados por los militares y habitantes con su fidelidad y devoción hacia el partido y el líder.

Como resultado, los adulones y los seguidores infiltrados en el departamento y las unidades adscritas llamaban a Jang como “camarada no.1″ e para congraciarse con él, hicieron todo lo posible hasta rehusar la indicación del partido.

Al establecer en su departamento y sus órganos el heterogéneo sistema de trabajo de apreciar más sus palabras que la orientación del partido, hizo a sus acólitos y seguidores cometer el acto contrarrevolucionario de desobedecer la orden del Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

Las fuerzas armadas de la revolución no perdonarán jamás a los que desacaten la orden del Comandante Supremo y sus cadáveres no tendrán sepultura siquiera en esta tierra.

Partiendo de su ilusión irrisoria de ocupar el cargo de premier como primera etapa de la usurpación del máximo poder del partido y el Estado, Jang intentó inhabilitar el Consejo de Ministros subordinando a su departamento todos los sectores claves de la economía nacional y llevar así a la catástrofe irrecuperable la economía nacional y la vida del pueblo.

Despreciando el nuevo sistema de aparatos estatales establecido por el Dirigente Kim Jong Il en el primer período de sesiones de la X legislatura de la Asamblea Popular Suprema, subordinó a su mando los órganos de supervisión y control adscritos al Consejo de Ministros.

Gestionando a su antojo todos los asuntos sobre los aparatos, encargados anteriormente por el Consejo de Ministros, inclusive el de organizar y disolver los comités, ministerios, órganos centrales, los de nivel provincial, urbano y distrital, el de organizar las unidades de comercio y adquisición de divisas y los aparatos en el extranjero y el de aplicación de salarios. De esta manera, impidió que el Consejo de Ministros cumpliera su función y papel como comandancia económica.

Intentó presentar al partido el informe falso sobre el asunto relacionado con el aparato de control estatal de las construcciones sin debatirlo siquiera con el CM y el ministerio competente.

Cuando los funcionarios correspondientes habían presentado la justa opinión de que eso violaba la ley de construcción elaborada por los Generalísimos, Jang replicó: “si es así, enmienden esa ley”.

Al perturbar abusando del poder el sistema de trabajo de la construcción urbana establecido por los Generalísimos, convirtió en unos años las bases de construcción y de producción de sus materiales casi en ruinas y debilitó astutamente las filas de técnicos y obreros calificados de las unidades vinculadas.

Además, obstaculizó intencionalmente la construcción de la ciudad de Pyongyang entregando a sus súbditos las unidades importantes de construcción para los fines comerciales.

Hizo a sus acólitos vender desmesuradamente el carbón y otros valiosos recursos subterráneos del país.

Engañados por los intermediarios, sus acólitos contrajeron muchas deudas y bajo el pretexto de pagarlas, Jang cometió sin vacilación alguna el acto traidor a la patria de vender en mayo pasado a otro país por un plazo de 50 años el terreno de la zona económica y comercial de Rason.

En 2009, instigó al traidor Pak Nam Gi a emitir excesivamente cientos de miles de millones de moneda nacional, de modo que se crearan gran disturbio económico e inquietud entre la población.

Para obtener los fondos necesarios a la realización de su ambición política, Jang fomentó las labores lucrativas bajo varios rótulos y dedicándose a los actos injustos y corruptos, se puso en la delantera de divulgar en nuestra sociedad el vicio de vivir relajado e indisciplinado.
Vino recogiendo los metales preciosos desde el tiempo de construcción de la avenida Kwangbok en la década de 1980.

Tras instaurar un órgano secreto bajo su control, creó gran disturbio en el sistema de administración financiera del Estado al comprar los metales preciosos con enormes fondos extraídos del bando violando la ley estatal.

Desde el año 2009, distribuyó a sus súbditos las fotos obscenas para introducir el modo de vida capitalista en el interior del país y llevó una vida degenerada y lujuriosa derrochando por doquier el dinero.

Sólo en el año 2009, Jang malgastó más de 4 millones 600 mil euros sacados de su arca secreta y frecuentó hasta al casino en el extranjero, lo cual permite conocer cuán corrupto y degenerado era él.

Partiendo de su extremada ambición del poder, intentó obstinadamente echar sus garras hasta en el Ejército Popular pensando estúpidamente que movilizándolo, podría ejecutar con éxito el golpe de Estado.

En el proceso de interrogatorio, expuso su siniestra intención de traidor de peor calaña diciendo así: “pretendí que el ejército y el pueblo se pongan descontentos con el actual poder haciéndoles pensar que éste no toma ninguna medida aunque se tornan catastróficas la actual situación económica del país y la vida del pueblo” y el “blanco de golpe de Estado es el Máximo Dirigente”.

En cuanto a los medios y métodos de golpe de Estado, declaró sin escrúpulos como sigue: ”Pensé ejecutar el golpe movilizando a los cuadros militares que conozco bien o las fuerzas armadas controladas por mis hombres cercanos. No conozco bien a los cuadros militares recién nombrados, pero conozco a los nombrados anteriormente. Pensé que si se empeoran más las condiciones de vida de los habitantes y militares, el ejército puede sumarse también al golpe de Estado. Creí que me seguirían los súbditos como Ri Ryong Ha y Jang Su Gil, que trabajaban en el departamento donde yo estuve, y quise convertir en mi colaborador al encargado de la institución de seguridad del pueblo. Supuse que yo podría utilizar a otros hombres.”

A la pregunta sobre el tiempo de golpe y qué quiso hacer después de eso, Jang confesó: “No tuve una fecha exacta del golpe de Estado. Pero, quise tomar el cargo de premier cuando fuera arruinada totalmente la economía y esté a punto de colapso el Estado. Pensé que si lograba ser premier, resolvería ciertos problemas de vida con enormes fondos acumulados hasta ahora por varios conceptos para que los habitantes y militares me vitoreen, y se ejecutaría así sin complicaciones el golpe de Estado.”

Él tuvo la estúpida idea de que después de la usurpación del poder, el “nuevo régimen” podría obtener en corto tiempo el “reconocimiento” de los países extranjeros aprovechando su sucia imagen de “reformista” dada en el exterior.

Todos los hechos demuestran fehacientemente que Jang Song Thaek es el traidor y vendepatria sin par que en adhesión a la política de “paciencia estratégica” y “estrategia de espera” de EE.UU. y la banda de traidores surcoreanos, vino recurriendo desde hace mucho tiempo a los medios y métodos más astutos y siniestros para descomponer y derrumbar desde adentro la RPDC y tomar el máximo poder del partido y el Estado.

En el curso de pesquisa de la Corte Militar Especial del Ministerio de Seguridad Estatal de la RPDC quedaron revelados los abominables y asquerosos crímenes cometidos por él contra el partido, el Estado y el pueblo.

La época y la historia registrarán para siempre y no olvidarán nunca los horribles crímenes de Jang, enemigo del partido, la revolución y el pueblo y peor traidor a la patria.

El linaje del monte Paektu no se cambiará jamás aunque transcurra mucho tiempo y se sucedan muchas generaciones.
Nuestro partido, Estado, ejército y pueblo reconocen únicamente a Kim Il Sung, Kim Jong Il y Kim Jong Un.

Nuestro ejército y pueblo no perdonarán jamás a los que quieran sustituir el linaje del Paektu por algún individuo rehusando la dirección única del Mariscal Kim Jong Un y desafiando a su autoridad absoluta.
Sean quien sean y dondequiera que estén escondidos esos sujetos, los encontrarán todos para someterlos a la sentencia severa de la historia y castigarlos implacablemente en nombre del partido, la revolución, la patria y el pueblo.

La Corte Militar Especial del MINSEE de la RPDC comprobó que el complot, cometido por el acusado Jang para derrocar el Estado y el poder popular de la RPDC siendo cómplice ideológico de los enemigos, constituye el crimen correspondiente al artículo 60 del código penal de la RPDC.

Condenando y denunciando categóricamente en nombre de la revolución y el pueblo a ese ambicioso político, conspirador y traidor sin par, la Corte le condenó a la pena capital en virtud del artículo 60 del código penal de la RPDC.

La sentencia fue ejecutada en el acto.

El sobrino dictador y el tío depuesto

4 Dic

Lo de Corea del Norte siempre es dramático. Así son las dictaduras. Hay que mantener el circo activo, cuando hay poco pan. Por ello, no debe extrañar que el tío de Kim Jong-Un fue destituido de sus cargos. Parece que el sobrino se despertó de malhumor y decidió salir de su tío, quien era el No. 2 en el gobierno, hasta ayer.

Dennis Rodman, sobre Kim Jong-un

22 Oct

“La isla de Kim es impresionante. Es como Ibiza, o Hawai, pero él es el único que vive en ella. Hemos cenado y comido juntos, hemos montado a caballo, hemos hecho esquí acuático, hemos viajado en su yate…Mide 70 metros, es un cruce entre un ferry y un barco de Disney. Sentado a su lado pensé que me gustaría que la gente de occidente viera que en Corea del Norte no se vive tan mal…Todo allí es de siete estrellas. No puedes encontrar una mota de polvo en el suelo o en la pared. Su gente se desvive por hacerle feliz. Nunca he visto nada parecido. Kim Jong-un entra en una habitación y todos se levantan, sus hermanos, sus amigos, y aplauden. Lo hacen por respeto y no les importa hacerlo. Uno pensaría que este chaval es un idiota pero no lo es.”

Dennis Rodman, ex-jugador de baloncesto profesional, y ahora amigo del dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Kim Jong-un: el sabelotodo de la guerra

6 Abr

En su guerra contra Estados Unidos, Corea del Sur y el mundo, Kim Jong-un no olvida un solo detalle. En este video, el dictador, al igual que su padre y que su abuelo, se promueve como un ‘sabelotodo’:

 

Impresionante, la forma en que Kim Jong-un manipula un arma delante de sus generales. Notése que no la dispara, aunque quiere aparentar que es un experto tirador. Viva la propaganda.

Radiografía del poder

31 Mar

Tres noticias de actualidad nos permiten ver las interioridades del poder político. En Corea del Norte, en donde Kim Jong-un, símbolo del mayor régimen totalitario del mundo, amenaza con desatar una guerra sin cuartel a Corea del Sur y a Estados Unidos. En Guatemala, donde por primera vez se juzga al dictador Efraín Ríos Montt, quien gobernó ese país entre 1982 y 1983, y a quien hoy se le enjuicia por genocidio. Y en Colombia, nación que vive una democracia estable que lucha contra el terrorismo, sus expresidentes mantienen influencia en los tentáculos del poder. Uno se pregunta, ¿qué es el poder? ¿Por qué quienes están en el poder quieren más poder? y ¿Por qué quienes han dejado el poder quieren tener poder?

En la lectura de estos tres artículos, se puede encontrar la respuesta:

Alguien que abofetee a Kim:

El poder a veces se hereda, lo que no suele ser buena cosa. Si personas que han llegado a él por méritos propios no es raro que acaben perdiendo los papeles y con ellos cuantos merecimientos pudieran exhibir para ejercerlo, qué no puede suceder cuando la batuta está en manos de un imberbe cuyo principal título para sacudirla en el aire es que su papá se la pasó.

Genocidas en el banquillo:

Sentado en las escaleras de la sala, a pocos metros de Ríos Montt, brotan memorias de la guerra de Bosnia-Herzegovina y del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, con sede en La Haya, de la importancia ética de ver a los antes intocables -Slobodan Milosevic, Radovan Karadzic y Ratko Mladic- sentados entre dos agentes de seguridad. Llegan memorias del Tribunal Especial de Sierra Leona, de Charles Taylor, y del de Camboya, de los jemeres rojos. No existe perdón ni reconciliación sin dignidad y justicia. El poder es boato y el poder absoluto exige un boato absoluto. Si se desnuda al dictador de su desmesura queda expuesto.

El oficio de ser expresidente:

El contrapunteo que protagonizaron el expresidente Andrés Pastrana y el ministro del Interior, Fernando Carrillo, por cuenta del proceso de paz en La Habana, al cual terminó sumándose el expresidente Ernesto Samper, ratifica una constante histórica: en Colombia los exmandatarios siguen siendo figuras tutelares de sus partidos o incluso impulsores de cuotas de poder. Con la posibilidad de ser candidatos a la reelección, con mayor o menor protagonismo, hoy juegan en el ajedrez político, algunos porque ya tienen herederos de sangre.

 

 

 

La foto: Kim Jong-un y Dennis Rodman o la ‘diplomacia del baloncesto’

2 Mar

Kim Jong-un y Dennis Rodman, viendo juego de baloncesto, en Corea del Norte.

 

Dennis Rodman, el ex jugador de baloncesto, conocido por su peculiar forma de vestir, se convirtió en esta semana, en el primer ciudadano americano en saludar e intercambiar impresiones con el dictador Kim Jong-un, desde que éste asumiera el poder tiránico en Corea del Norte. A pesar de que en el pasado reciente, personalidades americanas como el presidente Google, Eric Schmidt, y el ex gobernador de New Mexico, Bill Richardson, estuvieron en Corea del Norte, no fueron recibidos por el dictador, Rodman no solo fue recibido, sino que tuvo la oportunidad de conversar ampliamente con Kim. La diferencia entre los que infructuosamente han intentado y el caso de Rodman, es que éste último es baloncelista, y el deporte preferido de Kim es el baloncesto, por lo que el motivo esencial de la visita fue escenificar un partido de exhibición entre los Harlem Globetrotters y una selección de Corea del Norte. Que nadie vaya pensar que los primeros le ganaron a los segundos. El partido fue el mejor ejemplo de la diplomacia. Terminó empate (110-110). Crónica de la diplomacia del baloncesto.