Archive | Dilma Rousseff RSS feed for this section

El ‘impeachment’ contra Dilma o la versión brasileña de ‘House of Cards’

14 Dic

Desde hace doce años viajo constantemente a Brasil, a visitar a mi hija que reside en São Paulo, ciudad que considero como mi segunda casa. Es un país que admiro y respeto por su extraordinaria historia, su gente, su pujanza, con hermosos paisajes y grandes ciudades. Todo bajo el lema de “Orden y Progreso”.

En todos estos años, nunca como ahora había observado y percibido el nivel de hartazgo de sus ciudadanos con la economía y con la corrupción. A decir verdad, las primeras señales las sentí cuando estuve pocos días después del Mundial de Fútbol en 2014, en donde ya se comenzaban a ver las protestas por el aumento del costo del transporte. Luego de la reelección de la presidenta Dilma Rousseff, se intensificaron las protestas generalizadas en contra de la corrupción, producto de los escándalos de los casos conocidos como “Mensalão” y “Lava Jato”.

Sin dudas que la noticia de que se ha iniciado el proceso de juicio político o ‘impeachment’ en contra de Dilma ha vuelto a colocar en la palestra internacional la fortaleza de las instituciones democráticas de Brasil, sobre todo por su capacidad para superar esta prueba. Primero, a nadie debe sorprender que a los presidentes brasileños se les acuse de ‘impeachment’. Ese es su diario vivir.

Más, aquí.

Dilma ante el ‘impeachment’

4 Dic

https://youtu.be/pWgyY5oeV3Q

 

La versión brasileira de House of Cards ha iniciado.

Michel Temer o ‘Frank Underwood’ brasileño

16 Ago

Sin dudas, la presidenta Dilma Rousseff está pasando por su peor momento en su mandato. Su popularidad está en el punto más bajo. Dos factores han coincido: Primero, la crisis económica; y segundo, las fuertes acusaciones de corrupción, que ya tocan a personajes claves del Partido de los Trabajadores, con vinculaciones al expresidente Lula y a la propia presidenta.

Una nueva ola de protestas que exigen el enjuiciamiento político de la presidenta se ha escenificado hoy en varias ciudades de Brasil. Al día de hoy, no está claro que el enjuiciamiento se produzca, pero la fragmentación política de la alianza oficial que apoya a la presidenta parece que no podrá sostener su unidad. Y más grave aún, el Partido de los Trabajadores no tiene mayoría, por lo que depende de sus socios, sobre todo de la actitud que asuma el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

El presidente del PMDB es el actual vicepresidente de Brasil, Michel Temer, quien en sus declaraciones luce con extrema madurez, siempre llamando a la unidad:

 

Para algunos, Temer es un faro en medio de la tormenta de Brasil. Solo el tiempo dirá, si el vicepresidente es sincero en el sentido de que apoyará a la presidenta hasta el final de su mandato, o si, imitando a Frank Underwood en la serie House of Cards, llegado el momento, le sacará la alfombra de los pies a Dilma, para convertirse en el próximo presidente de Brasil.

 

 

La respuesta de Dilma al intento de ‘impeachment’

8 Ago

“Este país es una democracia y una democracia respeta sobre todo una cosa: respeta elección directa por el voto popular. Yo respeto la democracia de mi país. Yo sé lo que es vivir en una dictadura por eso respeto la democracia y el voto. Pueden tener la certeza, yo honraré el voto que me dieron. La primera característica de quien honra el voto es saber que él es la fuente de mi legitimidad y ninguno va a echar por la borda esa legitimidad que el voto me dió”.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, en sus declaraciones más duras ante el intento de que sea pasible de juicio político.

Dilma y Obama en conferencia de prensa

3 Jul

 

 

Discurso de Dilma en 5to Congreso del PT

15 Jun

Acabando de llegar de Bruselas, la presidenta Dilma Rousseff fue a la clausura del 5to Congreso del Partido de los Trabajadores, y pronunció este discurso:

La foto: El arte de la política de Dilma o Condecorando a los desafectos

17 Abr

La presidenta Dilma Rousseff saluda a Eduardo Cunha, presidenta de la Cámara de Diputados de Brasil.

La presidenta Dilma Rousseff saluda a Eduardo Cunha, presidenta de la Cámara de Diputados de Brasil.

 

Esta foto llamó mi atención. En otro contexto sería una foto normal: La presidenta de un país saluda al presidente de la Cámara de Diputados, un gesto común en toda democracia. Sin embargo, la política es un arte complejo en el que se comprueba la verdadera condición del ser humano. Dilma está pasando actualmente por uno de sus momentos más difíciles, como consecuencia del escándalo de corrupción de Petrobras, que ha golpeado a la clase política y a su propio partido, el PT. Los ciudadanos, cansados de la corrupción, se han lanzado a las calles en protestas, y como es natural, la oposición a Dilma está pidiendo su cabeza. Dos de sus más fervientes opositores son Eduardo Cunha, actual presidente de la Cámara de Diputados, y el senador Ronaldo Calado, quien ha pedido su “impeachment”. Como en política no hay reglas escritas, y así como unas son de cal y otras son de arena, al celebrarse hoy el Día del Ejército en Brasil, la presidenta hizo un gesto impensable: Entre cientos de reconocimientos, ella condecoró a Cunha y a Calado. Extraordinaria lección política.

 

Nueva política de prensa en Planalto

31 Mar

Pasando uno de sus momentos más difíciles, la presidenta Dilma Rousseff ha nombrado un nuevo Ministro de Comunicación Social, con la misión de informar diariamente todo lo que hace y opina el gobierno de Brasil:

 

Por estas latitudes, nos queda un largo camino por recorrer.

Dilma, a la ofensiva

18 Mar

Asediada en su soledad, la presidenta Dilma Rousseff ha retomado la ofensiva anunciando un paquete anticorrupción que demuestra su interés en separarse del escándalo de Petrobras:

 

Por cierto, para entender el caso de corrupción de Petrobras:

CAK2hUuWMAAUdZt

La soledad de Dilma

17 Mar

“En un chiste de Folha de São Paulo, aparecido este lunes, el dibujante Jean Galvao presenta a la presidenta Dilma Rousseff en un rincón oscuro del palacio, abrumadoramente sola, mirando hacia un amplio ventanal desde donde se ven las multitudes que protestaron el domingo en las calles contra ella. La presidenta, vestida de rojo, con gesto de enfado, se limita, impotente, a contar señalando con el dedo: “Uno, dos, tres, cuatro…”. El dibujo refleja medianamente bien la actual situación política de la presienta: aislada, sola, parapetada en su residencia de Brasilia y cada día con menos apoyos con los que contar. Los centenares de miles de personas que salieron el domingo a protestar en São Paulo y otras ciudades brasileñas (algunos los cifran en un millón, otros los elevan a dos) corearon, sobre todo, un eslogan claro y rotundo: “Fuera Dilma”.”

Más, aquí.