Archive | drogas RSS feed for this section

Valiente discurso de Felipe Calderón

24 May

Tenía varios días por comentar el discurso del presidente Felipe Calderón ante el Congreso de Estados Unidos. Tradicionalmente los discursos que pronuncian los Jefes de Estado y de Gobierno extranjeros en el Capitolio se ciñen a lo protocolar y a lo diplomático. El discurso de Calderón fue diferente. Fue un discurso valiente, pues abordó un tema conocido, pero poco discutido con quienes hacen políticas públicas en Estados Unidos: La criminalidad en México se debe en gran parte al hecho de que hay un fuerte trasiego de armas compradas legalmente en Estados Unidos, al amparo de la Segunda Enmienda de la Constitución americana. El poder de lobby de la National Rifle Association (NRA) es fuerte en el seno del Congreso americano.

Calderón lo explicó magistralmente:

“Respeto totalmente. Permítanme ser muy claro en esto. Respeto totalmente y admiro la Constitución americana. Y entiendo que el propósito de la Segunda Enmienda es garantizar a todos los buenos ciudadanos americanos la capacidad de defenderse a sí mismos y a su Nación.

Pero créanme, muchas de estas armas no están terminando en manos de americanos honestos. En vez de eso, miles de estas armas están terminando en manos de criminales. Sólo para darles una idea. En México, en los últimos tres años, hemos decomisado 75 mil pistolas y armas de alto poder, y más de 80 por ciento de las que se han podido rastrear, provienen de Estados Unidos.

Y si observan detenidamente, se podrán dar cuenta de que la violencia en México empezó a crecer un par de años antes de que yo tomara posesión, en 2006. Esto coincide, por lo menos, con la derogación del Assault Weapons Ban en 2004.

En cierto momento, una vez que tuvieron acceso a este tipo de armamento, los criminales en México decidieron desafiar a las autoridades. Hoy en día, estas armas están siendo usadas por los criminales, no sólo para atacar a bandas rivales, sino también a civiles mexicanos y las autoridades. Y con todo el debido respeto, si ustedes no regulan adecuadamente la venta de estas armas, nada garantiza que los criminales aquí en Estados Unidos, con acceso a estas mismas armas poderosas, no decidirán a su vez apuntarlas a las autoridades y los ciudadanos estadounidenses.

Es cierto que el Gobierno de los Estados Unidos está llevando a cabo operaciones en contra de los traficantes de armas. Pero también es cierto que hoy en día existen más de 7 mil armerías a lo largo de la frontera con México, donde prácticamente cualquier persona puede comprar estas armas de alto poder.

Entiendo completamente la sensibilidad política de este tema. Pero quisiera pedir al Congreso que nos ayuden, con todo respeto, y que entiendan lo importante que es esto para nosotros y que ustedes apliquen la legislación para detener el abastecimiento de este tipo de armas a los criminales. Y les pediría que consideren la restitución de la Assault Weapons Ban.

Por cualquier medio legal que ustedes consideren adecuado, trabajemos unidos para poner fin a este comercio letal, que amenaza tanto a México como a su propia gente.”

El texto íntegro de su discurso puede ser leído aquí. La versión en video está aquí. Vale la pena.

Droga y Política

30 Oct

Ha resultado novedoso el debate en distintos niveles de la opinión pública sobre la penetración del narcotráfico en la política dominicana. Es un debate que nos debe interesar, sobre todo a quienes estamos en la política. Y la preocupación legítima que tienen amplios sectores de la vida nacional es muy válida.

Hay cuantiosos recursos económicos que se exhiben en algunas provincias y municipios del país, de dudosa procedencia. En mis recorridos que he hecho por casi todo el territorio nacional, eso es lo que he palpado, con la consabida preocupación de quienes ejercen la política con honestidad y con responsabilidad de que si las autoridades no toman acciones oportunas y contundentes, la situación se irá agravando.

Satisface por lo tanto la opinión del Presidente de la JCE en el sentido de que se redoblarán y reforzarán los requerimientos de los candidatos. Sin embargo, hay que tomar medidas más contundentes, si queremos evitar que nuestro país se convierta en una especie de Colombia o de México, con el debido respeto que me merecen los ciudadanos de ambos países hermanos.

Las autoridades correspondientes, especialmente las del Poder Ejecutivo, no deben quedarse en el enunciando general de que “hay candidatos que son patrocinados por el narcotráfico”, pues con estas palabras se afecta al conjunto de quienes están en la vida política. Las autoridades deben indicar con nombres y apellidos quienes están siendo financiados por esta fuente ilícita que es el narcotráfico, sin discriminar a nadie, sea del gobierno o de la oposición.

Con ello, se haría el más importante servicio que, en los últimos años, se haya hecho para el fortalecimiento de la democracia dominicana.

Nota: Por considerarlo de interés, he adelantado en esta entrada el contenido de mi columna sabatina que saldrá publicada mañana en El Nacional.

‘El festín de la droga’

26 Feb


Así se titula el artículo de la destacada periodista Soledad Gallego-Díaz publicado en El País del pasado domingo, y que recomiendo, como lectura obligada, para todos/as aquellos/as preocupados/as por el alto grado de penetración no solo de la drogas en la sociedad, sino también del dinero que proviene de ellas, en la economía.

Citando a la Agencia de Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (UNODC), Gallego revela que:


El crimen organizado relacionado con el tráfico de drogas manejaba en 2005 dinero líquido por un valor entre 300,000 y 350,000 millones de dólares… El director ejecutivo de la UNODC dio una entrevista en la que afirmaba que tenía ‘indicaciones serias’ de que fuertes cantidades de dinero procedente del comercio ilícito de drogas están siendo usadas para mantener a flote bancos afectados por la crisis mundial.

Extraña que, en nuestro país, al menos que tenga conocimiento, ningún medio de comunicación haya divulgado tan grave denuncia, que, por lo menos, nos debe servir de alerta, y obligar, aún más de las disposiciones legales vigentes, a que las autoridades bancarias adopten mayores medidas para blindar el sistema bancario nacional ante este pecaminoso flagelo.

Recuerdo sí, que el 21 de septiembre de 2008, en Líderes, el destacado economista José Luis de Ramón expresó, cuando le pregunté sobre la estabilidad cambiaria, lo siguiente:


Solamente hay una razón, y es que han entrado dólares, ¿cómo han entrado?, bueno habrán entrado por inversiones directas, por, lo cierto es que tenemos una partida que es de errores y omisiones, que es dinero que realmente no podemos determinar exactamente el origen, y es una partida que el año pasado fueron ya 600 y pico de millones, y este año son 800 millones, dinero que realmente entra en la economía.

Es decir, que solo en el 2007 y en el 2008, se contabilizaron cerca de 1,400 millones de dólares, como “errores y omisiones” en las cuentas del Banco Central, sin que se pueda determinar “exactamente el origen”.

Sería prudente que los voceros oficiales del gobierno pudiesen aclarar esta situación, que, ahora más que nunca, luego del incremento de los crímenes vinculados a las drogas en el país, queda complementado con este brillante artículo de Gallego-Díaz.