Archive | elecciones RSS feed for this section

Colegio Electoral de EUA se reúne mañana, ¿Qué pasará?

18 Dic

19electoral1-master768

 

Mañana lunes se reúnen, a partir de la 1pm, los electores de los Colegios Electorales en los 52 Estados y el Distrito de Columbia para certificar la elección del pasado 8 de noviembre, certificación que luego deberá ser refrendada el 6 de enero por el Congreso de Estados Unidos. Son, en total, 538 electores que se reunirán mañana. En los últimos dos procesos electorales, 2008 y 2012, estos encuentros fueron mera formalidades, dado que el presidente ganador (Barack Obama) ganó ampliamente el voto popular y el voto electoral, por lo que no hubo ningún cuestionamiento. Sin dudas, que luego de los resultados de las elecciones de noviembre pasado, más las noticias relacionadas con la posible interferencia de Rusia en el proceso electoral, la situación es distinta.

No es que en el pasado no hubiese habido cuestionamientos. Todos recordamos quizás el más reciente, en el año 2000. George W. Bush ganó el voto electoral, pero perdió el voto popular de Al Gore, de manera cerrada. En ese momento, Al Gore era vicepresidente de Estados Unidos, y en su tal condición, es quien preside la reunión del Congreso que refrenda el resultado del voto electoral, y tuvo que pasar por la situación incómoda de certificar su propia derrota, a pesar de los alegatos de irregularidades en Florida.

Ahora la situación es más compleja. Donald Trump ganó el voto electoral con 306 votos de los 538. Pero, en el voto popular, perdió de Hillary Clinton, con una diferencia de 2.8 millones de votos. Trump será el primer presidente de Estados Unidos que pierde con tan alto margen el voto popular. Definitivamente hubo una división clara y contundente en la sociedad americana. Pero, adicionalmente, el actual gobierno americano, desde su presidente y las agencias de inteligencia, han advertido de que Rusia interfirió y “pirateó” o “hackeó” los servidores del Partido Demócrata interfiriendo en el proceso electoral, lo cual fue comunicado a todas las partes, en el tiempo oportuno a Trump y a los rusos. Entonces, el ambiente político está enrarecido y sombrío.

En medio de esta situación mañana se reúnen los colegios electorales. No hay ninguna ley o mandato que obligue a que los electores deban ser fieles al mandato recibido de sus propios partidos. Es decir, pudiera darse el caso de que un elector no cumpla con el mandato de su partido, y pueda votar en sentido contrario. Aunque algunos electores han expresado que pudiera hacerlo, no hay precedentes. Solo se sabe que estarían expuestos a sanciones de multa por violentar una línea partidaria. Anticipo que mañana no deberá ocurrir ningún cambio extraordinario, porque ya el propio Obama ha dicho que están trabajando para la transición y que nadie discute que el presidente electo es Donald Trump. Es decir, lo inaudito sería que 37 electores decidan no apoyar al Partido Republicano y que Trump obtenga menos de 270 electores, y entonces no sea declarado presidente. Este escenario no lo preveo.

Lo que sí es previsible es que, en la reunión del Congreso americano del día 6 de enero, que estará presidida por el vicepresidente Joe Biden, que es cuando se deberá aprobar los certificados que provengan de los Colegios Electorales, se produzcan discusiones e intentos de desconocer determinados resultados, dado que hay mayor atención mediática. En este escenario, sí preveo que habrán denuncias y acusaciones sobre las debilidades del proceso electoral, y la interferencia rusa antes aludida. Pero, Biden, que es un zorro político, no tendrá otra opción que no sea validar la elección de Trump, a menos que ocurra un hecho extraordinario, cosa improbable.

Algo si queda claro, y es que Estados Unidos, la principal democracia del mundo, está avocada a revisar su proceso electoral. No me refiero a cambiar el sistema del colegio electoral, pues esto implicará una discusión mayor, una enmienda constitucional, y no creo que esto ocurra por la presión de los estados pequeños que se oponen a una eventual reforma constitucional. Pero, sí se hace necesario una profunda revisión al sistema electoral federal y estatal para hacerlo más eficiente y transparente.

Ban Ki-Moon, ¿próximo presidente de Corea del Sur?

6 Dic

Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU.

Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU.

 

Ban Ki-Moon, secretario general de la Organización de Naciones Unidas, concluye su mandato el próximo 31 de diciembre, luego de ocho años en la posición más alta de la diplomacia mundial. Pero, todo indica que, desde que concluya, Ban Ki-Moon se lanzará al ruedo político en su natal, Corea del Sur, en donde lanzará sus aspiraciones presidenciales. Sin embargo, parece que tendrá el tiempo en su contra, porque la actual presidenta, Park Geun-Hye enfrenta un inminente “impeachment” o juicio político, en un caso de corrupción y tráfico de influencias, que muy posiblemente le costará su cargo, en un hecho sin precedentes. La decisión de enjuiciarla se tomará este viernes por toda la oposición, por lo que Park solo tendría la opción de renunciar o enfrentar el juicio político.

En cualquiera de los dos casos, si renuncia o si es destituida por juicio político, según la Constitución de Corea del Sur, el presidente es sustituido temporalmente por el primer ministro, en este caso, es Hwang Kyo-Ahn, y se convocarán elecciones para dentro de sesenta días. Esta situación pudiera afectar los intereses de Ban Ki-Moon, toda vez que tiene ocho años residiendo en New York, y además que deberá inscribirse en uno de los partidos mayoritarios de ese país. Aparentaba que él se iba a inscribir en el partido de la actual presidenta, que es el partido conservador, pero resta por ver si luego del escándalo de corrupción, Ban Ki-Moon se inscribirá en éste o en otro partido, o si fundará una plataforma política.

Resulta interesante que Ban Ki-Moon incursione en la arena política, tal como lo hizo otro secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuellar, quien fue candidato presidencial en Perú, en 1995, contra Alberto Fujimori. Pérez de Cuellar quedó en segundo lugar en la primera vuelta, pero fue derrotado por Fujimori en la segunda vuelta.

Veremos lo que suceda en Corea del Sur. La pista política está caliente.

ACTUALIZACION (9/dic/16): Tal como era previsible, la Asamblea Nacional  de Corea del Sur ha aprobado el juicio político contra la presidenta, y la ha separado del cargo. Ha asumido el cargo interinamente el Primer Ministro. De confirmarse la destitución, habrá que convocar elecciones en el plazo de sesenta (60) días.

Las causas de la derrota de Hillary

12 Nov

David Plouffe, quien fue jefe de campaña de Barack Obama en 2008, y quien jugó un rol importante en su reelección en 2012, ha escrito un magistral artículo en el que analiza las causas de la derrota de Hillary Clinton. De antemano confiesa que se equivocó al proclamar que Hillary Clinton ganaría fácilmente las elecciones, al igual que la gran mayoría. Afirma Plouffe que tuvo la oportunidad de analizar las encuestas públicas y tener acceso a información privilegiada de la campaña de Clinton, y aún así, se equivocó.

A su juicio, estas fueron las causas de la derrota de Clinton:

  • Los demócratas no salieron a votar. No hubo el entusiasmo de épocas anteriores.
  • El voto por Trump en las zonas rurales y en los condados no urbanos fue extraordinario.
  • Fue una elección sobre el cambio, y claramente Hillary no era la candidata del cambio.
  • Las encuestas se equivocaron, básicamente porque habían muchos votos a favor de Trump que estaban “escondidos”.
  • Muchos votantes expresaron sus votos a favor de candidatos presidenciales de terceros partidos, en lugar de hacerlo a favor de Clinton.
  • El mensaje de campaña se confundió y mezcló con los ataques personales durante el proceso.
  • La campaña de Trump fue más inteligente.

Finalmente, Plouffe concluye que el Partido Demócrata necesita su renovación, con nuevos liderazgos, cuyos nombres no se conocen. Recuerda que en 2008, igual que ahora, nadie pensaba que alguien llamado barack Obama sería electo presidente. Igual con Trump, totalmente descartado, y ambos ganaron. Extraordinaria lección.

¡Ganó Trump!

9 Nov

Donald Trump ganó las elecciones presidenciales en contra de Hillary Clinton, los medios, las encuestas y el establishment. Al margen de su estilo personal y atípico, y de sus afirmaciones y expresiones controversiales, pudo captar el descontento de la clase media y rural de Estados Unidos, y es hoy el presidente electo. Extraordinaria lección.

Sujeto a que más adelante, volvamos sobre este tema, les comparto su discurso de la victoria:

 

Lectura recomendada: La América de Trump.

Con apoyo de Obama, Hillary ganará

8 Nov

Este apunte lo escribo durante la jornada electoral que se desarrolla hoy en Estados Unidos. Escribo para resaltar lo siguiente: Ningún presidente de Estados Unidos ha hecho tanta campaña como lo ha hecho Barack Obama por Hillary Clinton en los últimos cien años. Es un dato impresionante que refleja la magnitud y la complejidad del proceso que culmina hoy.

Anteriormente, los presidentes salientes no se exhibían tanto públicamente a favor del candidato presidencial de su partido, por distintas razones: Unas, por que sus niveles de popularidad eran muy bajos (George W. Bush con John McCain). Otros, por que no tenían mayor afinidad con el candidato (Bill Clinton con Al Gore). La historia democrática de Estados Unidos está llena de anécdotas y experiencias de estos procesos.

Pero, ninguno ha hecho tanta campaña por su eventual sucesor que Obama. Hasta las vísperas, Obama estuvo en campaña, en el Air Force One, no pagado por el gobierno, sino por donaciones. Y es que Obama, como he explicado anteriormente, tiene un legado que defender, y nadie mejor que él, lo sabe, que si Donald Trump, ganare, sus conquistas de ocho años se irían a pique.

La ayuda de Obama a Hillary no tiene precio. Es inestimable. Sin dudas, Hillary que representa la política tradicional no está en lo más alto de su popularidad, en gran parte por las cuestiones relacionadas con la mínima transparencia que ha tenido sobre temas vitales como su salud y el uso de su correo mientras fue Secretaria de Estado. Y por otra parte, Obama está terminando su mandato con un nivel por encima del aceptable en cuanto a su popularidad.

Cuando Hillary Clinton gane esta elecciones con los más de 270 colegios electorales que necesita, tendrá que rendirle un reconocimiento a Obama. Dos adversarios se convirtieron en aliados. Que extraordinaria lección política. Debemos vernos en ese espejo.

 

Hillary ganará el 8 de noviembre

30 Oct

Faltan 10 días para las elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos. Octubre ha sido un mes no apto para cardíacos en la política americana. Primero, del lado republicano, las revelaciones de que Donald Trump ha sido un acosador de mujeres, han confirmado que el candidato republicano, entre otros aspectos, no tiene el temperamento ni las condiciones para ser presidente de Estados Unidos. Y segundo, nueva vez, el fantasma de los correos de Hillary Clinton a vuelto a resurgir (cuando se pensaba que era un caso cerrado), luego de que el Director del FBI, James Comey, informara al Congreso que, con motivo de otra investigación, se encontró con una cantidad determinada de correos de la exsecretaria de Estado, y que por tal razón, informaría oportunamente el contenido de los mismos.

Esta otra investigación a que se refiere el FBI no es directamente contra Hillary, sino contra Anthony Weiner, un exlegislador y político de New York, que estaba casado con Huma Abedin, una de las principales asesoras de Clinton. Weiner está siendo investigado por remitir mensajes de sexo através de la mensajería de texto, y con motivo de esa investigación, los agentes del FBI requisaron su computadora y encontraron correos de Hillary con Abedin. Al momento no se sabe su contenido, ni tampoco si el mismo pudiera tener una implicación criminal, tomando en consideración que ya el propio Director Comey cerró la investigación principal. No hay dudas de que esto es parte del circo.

James Comey fue nombrado por el presidente Obama como Director de FBI en septiembre de 2013 por un período de 10 años. Es conocido que Comey tiene vínculos con el Partido Republicano, y por lo tanto, a pesar de que la Ley Hacht de 1939 le prohíbe usar sus funciones para intervenir en el proceso electoral, decidió enviar esa comunicación al Congreso para evitar recibir críticas de los extrema derecha conservadora. Juzgar la actuación del Director del FBI en esta segunda investigación de los correos de Hillary no quedará así. Algunos hablan ya de abuso de poder. No descarto que si Hillary gana la presidencia, como es previsible, y los democrátas obtienen mayoría en el Senado, es posible que se abra un juicio político contra el director del FBI, cuyos días estarían contados.

¿Qué impacto tendrá esta nueva investigación? Desde mi punto de vista, muy mínimo, a pesar del ruido mediático. Las elecciones son el día 8 de noviembre, y la ventaja de Hillary es muy evidente sobre Trump. Claro, Hillary no es tan querida como en años anteriores. Ella representa al ‘establishment’, y su figura ha tenido influencia durante los últimos treinta años. Fue primera dama, senadora, secretaria de estado y ahora candidata presidencial. Es lógico que tanto tiempo en escena pública despierte rechazo sobre todo de los sectores que no se sienten representados por ella.

Pero, por el otro lado, Donald Trump, es la antítesis de la política. Se ha destacado por estar en contra de los hispanos, los afroamericanos y no tiene respeto por la mujer. No apoya los tratados de libre comercio y quiere construir muros. Su discurso genera simpatías en todos aquellos que están descontentos y que son antisistema. Incluso, ni los mismos republicanos le apoyan.

Entre los dos, Hillary Clinton será la ganadora. Al día de hoy tiene asegurado 319 colegios electorales (el mínimo es 270). Por lo tanto, ella se convertirá en la primera mujer presidenta de los Estados Unidos de América. Para tranquilidad de Barack Obama, cuyo legado será preservado.

Capitán Khan, poderoso anuncio de Hillary

22 Oct

Tercer y último debate: Hillary ganó

20 Oct

Anoche fue el tercer y último debate presidencial entre Hillary Clinton y Donald Trump. Cada debate ha tenido sus características, pero el de anoche fue el mejor de los tres, porque tuvo contenido, pero también ataques y contraataques. Esto se debió a su moderador, Chris Wallace, un veterano periodista ahora de la cadena Fox, que se manejó con espectacular maestría. Y, por supuesto, Hillary Clinton estuvo brillante, tal como dice esta nota del New York Times. Ella pudo sacar a Trump de sus cabales, sobre todo cuando le dijo que era una marioneta de Putin. Y su punto fulminante, fue cuando Trump reconoció que no estaba en condiciones de reconocer su derrota, en caso de perder las elecciones. Para un país como Estados Unidos de América, la mayor democracia del mundo, esto es impensable.  Ahí, Trump perdió el debate. Trump ha estado hablando de fraude y de irregularidades, cosa que es posible en el tercer mundo, pero no en una democracia fuerte como la americana. Prometo en un próximo apunte abordar este tema. Con la conclusión del tercer debate, entramos a la recta final de las elecciones del 8 de noviembre. Todo indica que Hillary Clinton será la primera mujer en ganar la presidencia de Estados Unidos.

El principio del fin para Trump

11 Oct

tumblr_oeuihpqjbe1qzsc3to1_1280

Trump no tiene nada que perder, por eso su actitud de tractor. Llevarse a todo lo que esté por delante, no importa las consecuencias. Ya hemos visto sus episodios de comentarios contra las mujeres, los latinos, los musulmanes, los afroamericanos, y ahora le toca el turno a su propia adversaria, Hillary Clinton, y también, por supuesto, a los líderes republicanos que han dicho claramente que no votarán por él, incluyendo el más importante, Paul Ryan, quien es el presidente de la Cámara de Representantes, o el ‘Speaker”. Lo que sucede es que los republicanos quieren evitar que se produzca un efecto dominó, y que la debacle de la candidatura de Trump, también afecte a las candidaturas congresuales en las elecciones de noviembre. Hasta ahora, los republicanos controlan el Senado y la Cámara de Representantes, pero es posible que esto no siga así luego de las elecciones. Es el principio del fin para Trump. A menos de treinta días para las elecciones, seguiremos viendo su caída. Ya Nate Silver, uno de los más experimentados encuestadores de Estados Unidos, dice que Hillary Clinton tiene 81% de posibilidad de ganar la presidencia. Solo tiene que hacer lo correcto, lo que manda el librito, concentrarse en los problemas nacionales y globales, y no dejarse provocar de Trump, y claro, dar respuestas firmes y contundentes.

 

Sobrevive Trump ante oportunidad perdida para Hillary

10 Oct

 

En la serie “Billions“, en la que un fiscal persigue a un billonario acusado de violar las reglas de Wall Street, hay una frase lapidaria: “A un toro fresco, nunca se le pueda matar de una estocada. Hay que golpearlo, herirlo, hasta que esté listo para la estocada de la muerte.” Así llegó Donald Trump al segundo debate presidencial escenificado anoche en San Luis. Era una fiera herida, que solo había que esperar el momento clave para la estocada final. El momento surgió en varias ocasiones, pero la estocada final nunca llegó. Los primeros treinta minutos parecían una escena del circo romano, con fieras atacándose unas a otras, con la sangre corriendo por el suelo, pero el torero nunca sacó la espada. Trump sobrevivió el debate.   Llegó incluso a amenazar a Hillary Clinton, de que de ganar él la presidencia, ordenaría su encarcelamiento, entre otras acusaciones personales que hizo, pero Clinton perdió la gran oportunidad de derrotarlo definitivamente.  Trump reagrupó a su base de seguidores. Hillary pudo haberlo hecho mejor. Todos los caminos conducen al tercer y último debate. ¿Veremos la estocada final? La agonía se prolonga.