Archive | elecciones presidenciales RSS feed for this section

Apoyo de los medios a Obama y Romney, ¿realmente importa?

27 Oct

En Estados Unidos de América, por su fortaleza institucional, sucede lo que es muy difícil que ocurra por estas latitudes: Que medios de comunicación apoyen en su línea editorial al candidato presidencial de su preferencia. Se trata de una larga tradición que viene desde hace más de dos siglos, y como es natural, los diferentes comandos de campaña le sacan provecho mediático a los mismos. Pero, la gran pregunta es ¿si este apoyo de los medios de comunicación tiene impacto en el voto decisorio el día de las elecciones?

En esta gráfica, publicada por Nate Silver, se puede notar cómo se han comportado históricamente el apoyo de los medios de comunicación:

 

Como se puede apreciar, los republicanos tradicionalmente han recibido más apoyo que los demócratas por parte de los medios de prensa. Impresionante, como en 1972, Richard Nixon recibió el 93% del respaldo de los medios. E igualmente, llama la atención como George W. Bush en 2000, recibió el respaldo del  61% de los medios frente a Al Gore, y sin embargo, ya sabemos lo que pasó en las elecciones de ese año. Y finalmente, Barack Obama recibió el 64% de apoyo de los medios en 2008.

De cara a las elecciones de 2012, la situación esta muy pareja respecto al apoyo de los medios, lo que es un reflejo de la realidad electoral. Obama ha recibido el apoyo de 19 medios, que tienen una circulación de 4.6 millones de ejemplares, mientras que Mitt Romney ha recibido el respaldo de 18 medios, que tienen una circulación de 3.6 millones de ejemplares. Más datos, aquí.

Es evidente que el apoyo de los medios, através de su línea editorial, es importante. Pero, también, en un sistema tan complejo como es el sistema electoral americano que se basa en los colegios electorales, cuando el proceso es tan reñido, lo que cuenta es el voto del colegio electoral. A diferencia de lo que sucedió en 2008, en el que el apoyo de los medios a Obama consolidó su posicionamiento electoral, en el 2012, con una polarización tan fuerte, el electorado que aún no ha decidido su voto es menos influenciable por los apoyos de los medios de comunicación. Priman otros factores.

Lo que sí queda claro es que habla muy bien de la democracia americana el hecho de que los medios de comunicación apoyen públicamente a un candidato presidencial, que incluso sea el de la oposición al gobierno. Por estas latitudes, todavía no hemos alcanzado ese grado de madurez. Algún día esperamos lograrlo.

 

Elecciones 2012

3 Ene

Este año será de cambios y de decisiones claves por estas latitudes. Cuatro países celebran elecciones presidenciales. Oportuno es tomar nota de las fechas de estos eventos trascendentales que impactarán en sus respectivos países, en la región, y en algunos casos, en el mundo. En orden cronólogico:

República Dominicana: 20 de mayo de 2012.

México: 1 de julio de 2012.

Venezuela: 7 de octubre de 2012.

Estados Unidos de América: 6 de noviembre de 2012.

Através de estos apuntes, continuaré dando seguimiento a estos procesos.

 

Sobre las elecciones de Estados Unidos

4 Nov

Sobre el proceso electoral que culmina hoy en Estados Unidos de América, he escrito trece apuntes, los cuales he clasificado por categorías, y que me permito compartir con ustedes.

Sistema electoral de Estados Unidos:

Tu voto, ¿cuenta?

Contraste de la democracia

Obama triunfará

Adiós a los filibusteros

Obama triunfará arrolladoramente

Obama:

Obama, cara a cara

No lo lograrán

Ich bin ein Berliner

McCain:

McCain, un gesto loable y valiente

McCain y Leonel, un contraste

Política

Esprit de corps

El otro forum

Políticos e internet

En próximos apuntes, me referiré a los desafíos que deberá enfrentar el próximo Presidente de los Estados Unidos de América. Mientras, disfrutemos hoy, desde esta isla en El Caribe, esta fiesta de la democracia.

Obama triunfará arrolladoramente

3 Nov

En un apunte anterior, lo dije: El Senador Barack Obama triunfará en las elecciones de mañana. Ahora, le agrego que ganará arrolladoramente.

Según las proyecciones de la Bola de Cristal de Larry Sabato, Obama ganará 364 colegios electorales, y el Senador John McCain, 174 colegios electorales. Recuerden que para ganar las elecciones, solo se requieren 270 colegios electorales.

El triunfo se extenderá también en el Senado, en donde se proyecta que el Partido Democráta gane de 7 a 8 puestos, para probablemente ganar la mayoría. Los Republicanos perderían esa misma cantidad de Senadores. En la Cámara de Representantes, se proyecta que los Democrátas ganen entre 26 y 35 Representantes, con igual perdida para los Republicanos.

Esto significa que el Partido Democrata le habrá quitado gran parte del pastel que era del Partido Republicano en Estados que, antes, eran fortalezas del partido conservador. De ahí es que, concuerdo con Paul Krugman, que mañana el Partido Republicano recibirá la mayor derrota en toda su historia.

Esto no es nuevo. En el caso dominicano, hemos visto experiencias recientes muy lamentables. Es obvio que, en el caso norteamericano, se producirá una profunda renovación en el Partido Republicano, a partir de los resultados de mañana.

El triunfo de Obama, al margen de que su plataforma de gobierno esta basada en el socialismo democrático, contribuirá a rescatar la ya lesionada imagen de Estados Unidos en el mundo, y abrirá las puertas de la esperanza y las oportunidades para aquellos que quieren convertir en realidad el american dream.

Colofón: Dada las complejidades del sistema electoral americano, comparto con ustedes el cuadro del mapa electoral, publicado por el New York Times, en donde se puede apreciar la cantidad de colegios electorales por cada Estado. Definitivamente, el sistema electoral americano es desigual. Allí no se aplica la frase de que «una persona, un voto».

Adiós a los Filibusteros

29 Oct

El sistema electoral norteamericano es, como he señalado anteriormente, complejo. Hay características que le son muy propias a la política norteamericana, que no se ven en otros sistemas democráticos. Es también apasionante, por ello, sigo hoy con mis apuntes sobre otro aspecto de las elecciones del próximo martes, que por el nivel de elección, esta en un segundo plano:

Me refiero a la estrategia del Partido Demócrata de lograr 60 puestos en el Senado para alcanzar una mayoría que le permitirá aprobar su agenda programática, pudiendo derrotar, bloquear e impedir las tácticas dilatorias de sus opositores, que, en este caso, son llamados filibusteros, en honor a los piratas del Siglo XVII.

Conforme a las reglas del Senado, cualquier Senador, o una serie de Senadores, puede hablar por el tiempo que considere necesario y sobre cualquier tema o tópico que entienda, durante una sesión legislativa, con el propósito de dilatar el conocimiento de piezas legislativas. Hay casos históricos como el de un Senador que duró seis días hablando.

Las tácticas filibusteras son famosas en el Senado de Estados Unidos. El Partido Demócrata esta decidido a evitar que el Partido Republicano pueda recurrir a los filibusteros en el Senado que surja a partir del próximo martes. Y para ello, está decidido a lograr 60 Senadurías, bajo un complejo ejercicio de matemática política, en un sistema electoral complicado para los ojos dominicanos.

Actualmente, el Senado de Estados Unidos tiene 100 Senadores, divididos de la siguiente manera: 49 Republicanos, 49 Demócratas y 2 Independientes. Sin embargo, para las elecciones del próximo martes, de los 100, solo 35 puestos irán a las elecciones. Y de estos 35, 33 puestos serán electos por un periodo de 6 años del 3 de enero de 2009 al 3 de enero de 2015, y 2 puestos (las Senadurías de Wyoming y Mississippi) serán electos para completar el periodo que culmina el 3 de enero de 2013.

El desafío de los demócratas es ahora mas posible de lograr con lo que ha pasado en Alaska, en donde el Senador actual Ted Stevens, Republicano y Senador por más de 40 años, ha sido condenado por un tribunal federal por cargos de corrupción, y que era favorito para ser reelecto. Pues, ahora, este Estado es muy probable que, como consecuencia de esta noticia, elija a un Senador demócrata.

Según el modelo de fivethirtyeight, de las 35 Senadurías, el Partido Demócrata ganaría 20 Senadurías, con lo cual lograría la mayoría legislativa. Y el Partido Republicano ganaría 15 Senadurías.

Con el seguro triunfo de Obama, la elección a seguir es la de los Senadores, particularmente, si llegará el fin de los filibusteros en el Senado de Estados Unidos. Yo espero que sí.

Obama triunfará

28 Oct

El próximo martes serán las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Según el modelo seguido por fivethirtyeight, el Senador Barack Obama ganará las elecciones.

En esta larga campaña, Obama ha podido enviar claramente el mensaje del cambio, cuya plataforma programática es compartida desde la óptica del socialismo democrático. Actualmente, y guardando las distancias, Estados Unidos afronta problemas muy similares a los nuestros. Que en Estados Unidos, ahora agravada por la crisis financiera, la economía no funciona para los que trabajan duro, los de abajo, los de la Clase Media y los mas pobres. ¿Qué dice el Partido Demócrata? Que Estados Unidos debe ser capaz de volver a asegurar a todos sus ciudadanos una vida digna, viviendas asequibles, seguro medico… un futuro estable con un modelo energético que funcione. Que es necesario volver a tener el respeto de la comunidad internacional. Pero ello exige un cambio. Un discurso 100% socialdemócrata.

El Senador John McCain, un verdadero americano que ha sabido dar hasta su vida por la democracia, desafortunadamente no ha podido responder una pregunta tan simple, pero profunda: ¿Para qué quiere ser Presidente? Adicionalmente, ha tenido que defender, aunque guardando cierta distancia, las políticas del presidente George Bush que han sumido a Estados Unidos en uno de los puntos más bajos de su política exterior con la guerra de Irak, y a la peor crisis financiera desde la Depresión de 1929.

El triunfo de Obama rescatará el respeto internacional de Estados Unidos, aunque le esperan tiempos muy difíciles en la Casa Blanca. Es igualmente poco probable que la política hacia la Republica Dominicana tenga cambios sustanciales. Lo importante es que exista diálogo con respeto en la búsqueda de soluciones para el fortalecimiento y afianzamiento de nuestras relaciones políticas y comerciales.

Felicitaciones por adelantadas a los seguidores de Obama, pero, como bien dice el refrán en el argot del béisbol, el juego termina cuando se canta el out 27, que, en el caso de las elecciones americanas, será cuando el Candidato Presidencial supere los 270 colegios electorales. ¡A seguir trabajando!

Contraste de la democracia

16 Sep

Completando mi apunte anterior, el sistema de elección presidencial de Estados Unidos confirma un contraste que existe en esa hermana nación, que es cuna de las libertades.

Es increíble que Estados Unidos, el país que ha dado cátedras sobre la libertad de expresión y difusión del pensamiento, los derechos del justiciable, el debido proceso de ley, la lucha por la igualdad, y el establecimiento de mejores oportunidades para sus ciudadanos y los inmigrantes, tenga un sistema de elección que discrimine entre sus ciudadanos.

Y esto viene desde muy lejos, desde la misma redacción de la Constitución de Estados Unidos. Desde ahí se estableció que el sistema de elección presidencial sería de manera indirecta através de los Colegios Electorales. En esa época primó el criterio de que el peso de elegir al Presidente de los Estados Unidos debía recaer en los ciudadanos que tuvieran determinados conocimientos, y no en todos los ciudadanos. Aquí nacieron los electores de los Colegios Electorales.

Este mismo criterio se ha mantenido por más doscientos años. Luego de lo sucedido en el 2000, pensaba que se produciría un amplio movimiento para enmendar este sistema de elección, pero no ha tenido mayores éxitos.

Ahora en el 2008, con unas elecciones que se perciben muy cerradas, el mecanismo de elección presidencial está en su más grande prueba de fuego. Espero que despúes de estas elecciones, el Presidente de los Estados Unidos sea electo directamente, por el sufragio directo, de los ciudadanos, cerrando un capítulo, largo y complejo, que ha limitado el derecho de elegir a uno de las más importantes ciudadanos del mundo.

Tu voto, ¿cuenta?

15 Sep

Hoy estamos a 50 días de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que serán el martes 4 de noviembre de 2008. A diferencia de otros países, incluyendo el nuestro, en donde rige el principio del sufragio directo, en Estados Unidos, la nación más poderosa del mundo, no es exactamente así, en lo que se refiere a la elección del Presidente.

Mientras aquí, en Republica Dominicana, los dominicanos, aptos para votar, directamente eligen al Presidente de la Republica, en Estados Unidos, los ciudadanos lo hacen a través del sufragio indirecto. Es decir, los ciudadanos, en vez de elegir directamente al Candidato Presidencial de su preferencia, eligen a un elector, el cual forma parte de un colegio electoral, que constituye el organismo o cuerpo encargado de elegir al Presidente de los Estados Unidos.

Para ganar las elecciones presidenciales, se requiere obtener al menos 270 votos de los 538 colegios electorales.

Este es el voto que cuenta. El del colegio electoral. No el voto popular, como se conoce el que ejercen el resto de los ciudadanos el día de las elecciones. Basta recordar el caso de las elecciones del 2000, cuando Al Gore ganó el voto popular, sin embargo, Bush ganó en los colegios electorales.

En los casos en que ningún candidato logre obtener el mínimo requerido de 270 votos, habrá que aguardar la reunión del Colegio Electoral en el Congreso de los Estados Unidos que se producirá el primer lunes después del segundo miércoles del mes de diciembre.

Hasta el pasado 13 de septiembre, la disputa en los Colegios Electorales esta muy cerrada. Comparto con ustedes esta grafica, según un modelo muy interesante que esta desarrollando fivethirtyeight (quinientos treinta y ocho, en referencia, al total de colegios electorales).

Muchas veces escucho en algunos medios a dominicanos/as quejarse de que su voto en nuestro país no cuenta, afirmación que no comparto, aunque respeto. Creo que el sistema democrático dominicano, en términos del respeto a la soberanía popular, ha sido positivo, y que, claro, quedan pendientes muchas reformas pendientes para fortalecer nuestra institucionalidad.

Analizando el sistema electoral norteamericano, y guardando las distancias, prefiero, por mucho, el nuestro.