Archive | filibusteros RSS feed for this section

Jaque mate a los filibusteros

22 Nov

El filibusterismo

El filibusterismo


essay writing service cheap

La política tiene algo del ajedrez. Si las fichas se mueven, y el adversario se duerme, puede venir el jaque mate. Es lo que han hecho los senadores demócratas con los republicanos, al eliminar el filibusterismo, la vieja regla que le permite a la minoría bloquear los nombramientos del presidente. Ya cansados del uso de esta práctica con fines evidentemente políticos, los demócratas le asestaron un golpe a los republicanos, ayer, al eliminarles esta posibilidad en el reglamento del Senado. Ahora, el presidente Obama podrá nombrar 93 jueces, cuyas designaciones había entorpecido el Partido Republicano. Jaque mate.

765qwerty765

Rand Paul, el filibustero

8 Mar

El Senador Rand Paul pasó a la historia del Congreso de Estados Unidos al convertirse en el segundo senador en pronunciar el discurso más largo para impedir la ratificación de John Brennan como director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Paul recurrió a la vieja práctica del filibusterismo, que consiste en una regla vieja del Senado que permite que un senador pueda hablar por el tiempo que considere, sin ser interrumpido. Es por lo tanto, un mecanismo que utiliza la oposición para impedir que la mayoría logre la aprobación de una determinada ley o acto.

 

El propio Paul escribió hoy en The Washington Post esta explicación, e incluso revela que tuvo que vencer el deseo de ir al baño, para durar casi 13 horas, hablando sin interrupción.  Así es la política americana.

Obama, un primer año con sabor amargo

20 Ene

Hace un año, Barack Obama hizo historia al juramentarse como el presidente No. 44 de los Estados Unidos de América. A diferencia de sus antecesores, Obama le ha tocado lidear con situaciones muy díficiles y complejas durante su primer año, tanto desde el punto de vista de la política interna de su país, así como en el contexto de la política internacional. El 20 de enero de 2009, Obama se juramentó en la cresta de su popularidad, con un 65% de aprobación. Un año después, su aprobación está en 48%.

Tres elementos en la política interna han producido este descenso preocupante: Primero, haber heredado una recesión económica en la que todavía hay dudas de que pueda salir de ella, con una alta tasa de desempleo. Segundo, haberse embarcado en la más profunda reforma del sistema de salud de Estados Unidos, apostando a que con la entonces mayoría del Partido Demócrata en el Congreso, especialmente en el Senado, podría convertir ese objetivo en realidad. Tercero, haber lanzado la más profunda reforma bancaria y financiera de un sistema que fue el origen de toda esta crisis.

365 días después de su juramentación, Obama se encuentra hoy recibiendo un mensaje totalmente distinto al que recibió en esa fecha histórica. Para mantener su mayoría en el Senado, Obama se arriesgó personalmente y apostó a que el Partido Demócrata retendría ayer la vacante del puesto del Senador Ted Kennedy en el Estado de Massachusetts, cuya elección fue ganada anoche por el Partido Republicano, llevando la mayoría absoluta de 60 Senadores del Partido Demócrata, a 59, con lo cual, se alejan las posibilidades de que se apruebe el texto final de la nueva de ley de salud, y de que pueda seguir impulsando con éxito su agenda.

Para que se tenga una idea de la compleja situación en la que se encuentra el presidente Obama, comparto con ustedes este video que fue utilizado hasta ayer en la elección del Senador del Estado de Massachusetts:

Finalmente, en el plano internacional, lo que puedo destacar, desde el punto de vista positivo, es que, a pesar de algunas sombras, como la actitud de Estados Unidos ante el golpe de estado en Honduras, y en la lucha contra el terrorismo, hay que señalar de que la imagen internacional, en términos generales, ha mejorado, al obviar las acciones unilaterales al margen de la comunidad internacional.

El desempeño de Obama, sin lugar a dudas, al frente del gobierno norteamericano, será un tema recurrente en estos apuntes, por lo que continuaré dando seguimiento a este tema.

Adiós a los Filibusteros

29 Oct

El sistema electoral norteamericano es, como he señalado anteriormente, complejo. Hay características que le son muy propias a la política norteamericana, que no se ven en otros sistemas democráticos. Es también apasionante, por ello, sigo hoy con mis apuntes sobre otro aspecto de las elecciones del próximo martes, que por el nivel de elección, esta en un segundo plano:

Me refiero a la estrategia del Partido Demócrata de lograr 60 puestos en el Senado para alcanzar una mayoría que le permitirá aprobar su agenda programática, pudiendo derrotar, bloquear e impedir las tácticas dilatorias de sus opositores, que, en este caso, son llamados filibusteros, en honor a los piratas del Siglo XVII.

Conforme a las reglas del Senado, cualquier Senador, o una serie de Senadores, puede hablar por el tiempo que considere necesario y sobre cualquier tema o tópico que entienda, durante una sesión legislativa, con el propósito de dilatar el conocimiento de piezas legislativas. Hay casos históricos como el de un Senador que duró seis días hablando.

Las tácticas filibusteras son famosas en el Senado de Estados Unidos. El Partido Demócrata esta decidido a evitar que el Partido Republicano pueda recurrir a los filibusteros en el Senado que surja a partir del próximo martes. Y para ello, está decidido a lograr 60 Senadurías, bajo un complejo ejercicio de matemática política, en un sistema electoral complicado para los ojos dominicanos.

Actualmente, el Senado de Estados Unidos tiene 100 Senadores, divididos de la siguiente manera: 49 Republicanos, 49 Demócratas y 2 Independientes. Sin embargo, para las elecciones del próximo martes, de los 100, solo 35 puestos irán a las elecciones. Y de estos 35, 33 puestos serán electos por un periodo de 6 años del 3 de enero de 2009 al 3 de enero de 2015, y 2 puestos (las Senadurías de Wyoming y Mississippi) serán electos para completar el periodo que culmina el 3 de enero de 2013.

El desafío de los demócratas es ahora mas posible de lograr con lo que ha pasado en Alaska, en donde el Senador actual Ted Stevens, Republicano y Senador por más de 40 años, ha sido condenado por un tribunal federal por cargos de corrupción, y que era favorito para ser reelecto. Pues, ahora, este Estado es muy probable que, como consecuencia de esta noticia, elija a un Senador demócrata.

Según el modelo de fivethirtyeight, de las 35 Senadurías, el Partido Demócrata ganaría 20 Senadurías, con lo cual lograría la mayoría legislativa. Y el Partido Republicano ganaría 15 Senadurías.

Con el seguro triunfo de Obama, la elección a seguir es la de los Senadores, particularmente, si llegará el fin de los filibusteros en el Senado de Estados Unidos. Yo espero que sí.