Archive | Guantánamo RSS feed for this section

¿Se apróxima el cierre de Guantánamo?

30 Abr

«Creo que es muy importante para nosotros entender que Guantánamo no es necesario para mantener seguro a Estados Unidos. Es caro. Es ineficiente, nos duele en términos de nuestra posición internacional, disminuye la cooperación con nuestros aliados en la lucha antiterrorista, se trata de una herramienta de reclutamiento para los extremistas, tiene que ser cerrado.»

Presidente Barack Obama, retomando su promesa de cerrar la cárcel militar de Guantánamo, Cuba.

La sinrazón de Guantánamo

26 Abr

Los halcones de la Era de Bush idearon y promovieron establecer en la base militar de Guantánamo, Cuba, una prisión para alojar a los «terroristas peligrosos» de Al-qaeda, que no podía estar en ninguna otra prisión del mundo. Esa era la idea. La realidad fue y es otra. De 780 prisioneros, solo 220 eran considerados «terroristas peligrosos».

Con abogados torturadores, ni siquiera los 220 prisioneros pueden ser procesados judicialmente, bajo el estatuto jurídico de enemigos combatientes, por la contaminación de la prueba. Entonces, ¿para qué fue Guantánamo? Para ser un centro de tortura, de recolección de información, de careos entre prisioneros, que fue convirtiéndose paulatinamente en una especie de limbo para quienes sufrían y sufren la injusticia de la pérdida de su libertad. Un drama implementado por la nación que profesa ser guardiana de la libertad y de los derechos civiles. Amy Davidson, editora senior del New Yorker, analizó los documentos filtrados por Wikileaks y publicados en diversos periódicos, y recoge su evaluación en WikiLeaks: The Uses of Guantánamo.

Con la llegada del presidente Barack Obama, se eliminó la tortura en Guantánamo. Sin embargo, la falta de cumplir su promesa de cerrar este centro de detención le pesa sobre sus hombros. Es un problema que afecta la reputación global de Estados Unidos de América, y es también un problema político. Quedan actualmente 172 prisioneros en Guantánamo y se impone una solución política y jurídica que concluya con este triste capítulo de la llamada lucha contra el terrorismo, conclusión que debe ser con más transparencia, más libertad, y por ende, más democracia.

Guantánamo, detrás del vidrio

27 Sep

«Incluso el diseño físico de la sala del tribunal de Guantánamo está determinada por el deseo de ocultar sus propios abusos. Una pared de cristal a prueba de sonido separa a los espectadores de los participantes en el juicio, por lo que la única manera que un observador puede escuchar lo que está pasando es a través de los auriculares con un retraso de cuarenta y dos segundos. La razón, según Denny LeBoeuf, un abogado de ACLU, que asesora sobre la defensa de varios detenidos, es «la regla: Detenidos se les prohíbe hablar de la tortura». Increíblemente, el gobierno de EE.UU. ha declarado como «clasificado» todo lo que los detenidos digan a sus abogados sobre la tortura, y ha exigido a los abogados, como condición para el acceso a sus clientes, mantener en secreto todos los detalles del tratamiento de sus clientes a manos de sus interrogadores. Pero, por supuesto, los EE.UU. no puede obligar a los detenidos a no hablar de lo indecible. La única manera que puede evitar que se cuentan sus historias es mantenerlos detenidos, tras las rejas, detrás de un vidrio, silenciados.»

David Cole, autor del artículo What to do about Guantánamo?.

Sobre las torturas en Guántanamo, leer 1, 2 y 3 apuntes.

El cocinero de Osama

14 Ago

Como aficionado al mundo de la gastronomía, y seguidor de los temas políticos, era natural que esta noticia llamara mi atención. Ser el cocinero de Osama Bin Laden ha tenido un alto costo para Ibrahim al Qosi. Detenido en Guantánamo desde diciembre de 2001. Hace unos días, el jurado de la Comisión Militar, el tribunal ad-hoc para estos casos, lo sentenció a 14 años de prisión. Es que Obama, en esta política antiterrorista, se sigue pareciendo a Bush. ¿Qué resolverá esta decisión? ¿Cuántos secretos habrá revelado el cocinero de Osama? De algo estoy seguro, Osama Bin Laden sigue libre, mientras Guantánamo se ha convertido en el centro de la tortura y de la anti-justicia. Más sobre este caso, aquí.

Los "suicidios" de Guantánamo

13 Jun

Los gobiernos totalitarios son especialistas manipulando y retorciendo la verdad, técnica que luego fue extendida y aplicada por gobiernos democráticos dominados por la visión de unos halcones que afortunadamente ya no están o si están, poco le quedan para su extinción. Cuántas veces he escuchado historias en mi país que cuentan de «suicidios» en las cárceles o en los palacios de la policía, o de que «muertos caídos en intercambios de disparos», cuando en realidad han sido asesinatos. Del principal centro de tortura del Siglo 21, que es Guantánamo, especialmente el Campo Delta, se han escuchado muchas historias de «suicidios», que ahora aparecen como que exactamente eran otra cosa. Es un poco largo, pero por la verdad histórica, vale la pena leerlo.

Los abogados torturadores

25 Feb

«Necesitamos blindar legalmente la lucha contra el terrorismo… Que podamos globalmente capturar a los terroristas, sin necesidad de cumplir con ninguna formalidad legal ni tratado internacional… que los podamos interrogar, sin necesidad de que un abogado esté presente… que podamos utilizar mecanismos idóneos para obtener respuestas rápidas y concluyentes… que podamos hacer juicios en cortes militares… que los detenidos sospechosos como combatientes enemigos puedan durar todo el tiempo en prisión sin juicio…» Así me imagino yo las instrucciones de los entonces halcones de la Casa Blanca a los abogados que se encargaron de preparar todo el sistema legal que blindó la tortura aplicada a los detenidos en Guantánamo. Son abogados torturadores, cuya responsabilidad tiene que ser establecida.

Abdulmutallab, ¿es un ‘combatiente enemigo’?

4 Ene

Luego de la detención del nigeriano Ulmar Farouk Abdulmutallab por haber intentado explotar el vuelo 253 al aterrizar en Detroit procedente de Amsterdam, el presidente Brack Obama, através de su Procurador General, tiene que decidir si declara a Abdulmutallab como combatiente enemigo, en cuyo caso deberá ser procesado por la corte militar que juzgó a la mayoría de los detenidos en Guantánamo. Bajo este mecanismo, los derechos civiles de Abdulmutallab están reducidos a su más mínima expresión, sin ninguna garantía judicial.

La primera pregunta que hay que hacerse es ¿dónde fue detenido Abdulmutallab, en Afganistán, Irak, Pakistán, Somalia o en territorio americano? Todos los que han sido declarados como «combatientes enemigos» han sido detenidos en los países en donde las tropas americanas están luchando en contra de Al-Qaeda o el Talibán, y por lo tanto, fueron juzgados y condenados bajo un estatuto muy especial creado por el Pentágono, al margen de la Convención de Ginebra sobre los Prisioneros de Guerra. Pero, resulta que Abdulmutallab fue detenido en suelo americano, en Detroit, por lo tanto, sus derechos están garantizados por la Constitución de los Estados Unidos de América. En otras palabras, Abdulmutallab es un terrorista, sin dudas, pero debe ser juzgado según las reglas y el procedimiento criminal de Estados Unidos.

Y cabe hacerse otra pregunta, ¿hay algún precedente en la justicia americana sobre un terrorista extranjero que haya sido detenido, juzgado y condenado por los tribunales criminales, siguiendo el debido proceso de ley? La respuesta es positiva. El precedente es el de Richard Reid, mejor conocido como el «shoe bomber», que el 22 de diciembre de 2001 fue detenido en Miami, al llegar en un vuelo de American Airlines, procedente desde París. En el 2003, fue condenado a prisión de por vida. En la sentencia del Juez, al momento de dictar su decisión, se establece claramente que Reid es un terrorista, no un combatiente enemigo.

Hay otro aspecto que debe pesar al momento de que el Presidente Obama tome su decisión, y son sus promesas de campaña. Obama fue un ferviente opositor de las violaciones a los derechos civiles a los detenidos en la llamada lucha contra el terrorismo, y por eso, una de sus primeras medidas fue ordenar el cierre de Guantánamo y revisar los juicios hechos bajo el estatuto de la justicia militar. Obama retrocedería si declara a Adbulmutallab como un combatiente enemigo.

El debate es, sin lugar a dudas, interesante. Personalmente, en base a los principios, y a pesar de lo horrible que hubiese resultado que ese atentado de Detroit se hubiese concretizado, me sumo a los que favorecen que Adbulmutallab sea procesado y juzgado por los tribunales norteamericanos, siguiendo las reglas del debido proceso de ley, garantizado por la Constitución de los Estados Unidos de América.