Archive | impuestos RSS feed for this section

No, a los nuevos impuestos

24 Jul

Por considerarlo de interés, adelanto el contenido de mi habitual columna sabatina que será publicada en el vespertino El Nacional de hoy:

Tal como había anunciado el PRD antes de las elecciones, el Ministro de Hacienda ha confirmado que se producirá un aumento de los impuestos de los combustibles, excepto el Gas Licuado de Pétroleo. El incremento afectará todos los sectores de la vida nacional, incluyendo hasta los aviones charter que vienen con turistas verán aumentado el impuesto a este tipo de combustibles. Por lo tanto, habrá un aumento de todos los precios de los productos y servicios vinculados al transporte.

Los más afectados por esta medida lo serán el ciudadano, el profesional de clase media, el trabajador, el campesino, la ama de casa, el estudiante, el industrial, el empresario, y en general, todos aquellos que, en los gobiernos del PLD, han asumido la carga del sostenimiento de los ingresos que recibe el gobierno, entre los que me incluyo através del pago de mis impuestos. De nuevo, la penalización.

Y hay que recordar que, al igual que como pasa casi con todo en este gobierno, luego de la negación, la realidad le golpea en la cara. El gobierno negó en todo momento esta posibilidad, y ahora la ha tenido que reconocer, en otra demostración de ausencia de transparencia, y de deterioro de su credibilidad. Y lo más grave es que agotaron todos los recursos en las elecciones para imponer una mayoría en el Congreso que no se corresponde con la realidad, y ahora ha llegado la resaca.

El presidente Fernández fue a Washington a algo más que una “Photo-op” con el presidente Obama. Visitó a las sedes de importantes bancos, en compañía del representante de la Sun Land, lo que indica que se avecinan nuevos proyectos y negocios en el gobierno. El gobierno debe entender que este es el momento de que sea el gobierno que asuma el sacrificio, no los ciudadanos, pues no seguiremos contribuyendo para nominillas, contratas y compras que no son objeto de transparencia ni planificación. Por lo tanto, no, a los nuevos impuestos.

No hay dinero en la calle

10 Jun


La transparencia implica informar las cosas tal como son, y si hay una oficina del Estado que está cumpliendo con su responsabilidad de transparentar el sector que regula lo es la Dirección General de Impuestos Internos. El mejor ejemplo de esto lo es el informe de las recaudaciones de impuestos durante los meses de enero, febrero, marzo, abril y mayo de 2009, aunque los números no le favorezcan. Eso es actuar con responsabilidad.

De enero a mayo las recaudaciones cayeron en RD$7,579 millones, con comparación con el mismo período en el 2008. Solo en ventas, las mismas cayeron en 16%. La explicación de esta realidad la hace la propia DGII, cuando señala:

«Según cifras preliminares de la Economía Dominicana correspondientes a enero-marzo del 2009 vs. 2008 publicadas por el Banco Central, los sectores económicos que experimentaron mayor crecimiento, excepto comunicaciones, fueron en su mayoría los que se encuentran exentos del pago de impuestos como son: agropecuaria (9.9%), energía y agua (6.3%), enseñanza (5.3%), salud (3.5%), administración pública y defensa (1.6%) y servicios de intermediación financiera y seguros (8.5%). En sentido contrario, las actividades económicas mayormente gravadas exhiben un comportamiento desfavorable acorde con el entorno internacional: hoteles, bares y restaurantes (-7.5%), construcción (-21.9%), comercio (-6.8%), manufactura local (-3.3%), y transporte y almacenamiento (-0.7%).»

En otras palabras, los renglones fundamentales para el desarrollo de nuestro país no están exhibiendo su mejor desempeño, como consecuencia de la crisis global y local. La disminución de las recaudaciones es un claro indicio de que no hay dinero en la calle, lo que obliga a repensar sobre soluciones para dinamizar la economía, sin, claro está, aumentar los impuestos, lo cual sería una estocada profunda a la clase media y a los más pobres del país.

El sacrificio le corresponde al gobierno

29 May


El panorama sobre lo que nos espera en el futuro cercano ya está sobre la mesa. El Secretario de Estado de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás ha planteado hoy la necesidad de crear más impuestos para aumentar los ingresos oficiales. El planteamiento lo ha disfrazado con un tema de importancia capital, el de la educación, argumentando que el gobierno no está en condiciones de asumir el 4% del Producto Interno Bruto para la educación, tal como lo dispone la ley.

Lo ha hecho de una forma hábil, pero que quede claro, el sacrificio ahora le corresponde al gobierno, no a los ciudadanos, que ya no aguantan más cargas ni más impuestos. El gobierno tiene múltiples vías para hacer frente a los compromisos que tiene, incluyendo el de la educación: Aplicar un plan de austeridad, serio y responsable, recortar el gasto del gobierno en publicidad, congelar la nómina, reducir los salarios de lujo, y suspender los megaproyectos.

Los ciudadanos siempre hemos cumplido con nuestra parte, y seguiremos pagando nuestros impuestos, pero no más impuestos. Ahora le corresponde al gobierno asumir su cuota de sacrificio.

Seguimos hundidos

11 Sep

Gracias a un gentil amigo he tenido acceso a un documento que está circulando de manera restringida, y que ha sido preparado por Grant Thornton, consultores económicos y fiscales. El documento se titula «Análisis de la economía dominicana: perspectivas para el resto del 2008 y 2009», del 2 de septiembre de 2008.

Siempre es bueno que expertos confirmen el estado de la economía dominicana. Y nadie puede tener duda sobre la independencia política (frente al PRD) de los consultores de Grant Thornton.

Solo reproduciré la parte relativa a las «Amenazas a la economía dominicana» :

Externas:

– el precio del petróleo sigue siendo la mayor amenaza externa para el gobierno.
– a pesar de que ha descendido, se espera que siga por encima de los US$100 el barril.
– este precio supone una carga significativa al gobierno, en gran parte por el subsidio al gas licuado de petróleo y al sector eléctrico

Internas

– También se mantendrán altos los precios de los bienes de primera necesidad, principalmente los alimentos.
– el Banco Central está presionado a preservar la rentabilidad de los Certificados de Depósitos (CPBC).
– consecuentemente, debe esperarse que se mantenga la política actual de reducir el circulante de la economía y mantener altas tasas de interés.
– no todas las fuentes para cubrir el déficit de balanza de pagos están identificadas.
– tratar de controlar la inflación implica aumentar la deuda en RD$ del Banco Central y la tasa de interés.
– el elevado gasto del gobierno en el curso del año también supone una amenaza, ya que un déficit presupuestario significa un aumento de la deuda del gobierno central, además de la del BC. A niveles del PIB de 2008, volver a tener un superavit de 1.5% del PIB en el SPNF excede los RD$50,000 MM.
– esto pone en el horizonte otra reforma fiscal.

Todo indica que vamos camino hacia otra reforma fiscal, en la que el gobierno impondrá nuevos impuestos, lo cual debe ser rechazado por la mayoría de los dominicanos. No podemos seguir hundidos. Todos cumplimos, pagando nuestros impuestos, pero la situación, lejos de mejorar, empeora. Todo subiendo. Y el gobierno no da una sola señal positiva de austeridad, ni muchos menos de voluntad de cambio.

Las cosas definitivamente tendrán que cambiar, y no podemos permanecer indiferentes. Hay que exigir cambios de políticas para que mejore la calidad de vida de los dominicanos, antes de que sea demasiado tarde.

¿Continuarán sacándonos el dinero?

9 Sep

Ya el gobierno no pudo ocultar más, lo que, desde la oposición, veníamos diciendo desde antes del proceso electoral: Gobierno se excede en gastos en los primeros nueve meses, con más de RD$13,000 millones de lo que ingresó.

La razón es muy obvia. El gobierno impuso su reelección sobre la base del uso excesivo de los recursos del Estado, que son aportados por cada uno de los que pagamos impuestos. Pero, ese derroche no solo se envidenció en nombramientos, en gastos de publicidad, sino en todos los subsidios que, con el propósito de ganar adeptos, se implementaron en la pasada campaña electoral.

Veamos esta joya del Informe de la Secretaría de Estado de Hacienda:

Otras razones fueron la no sincerización del precio de paridad de importación, el subsidio de 14 millones de galones de gasoil a los transportistas de carga y pasajeros, subvenciones a los alimentos de canasta básica como arroz, harina de trigo panificable, leche, huevos, pollos y habichuelas, así como la entrega de RD$2,000 por cada empleado en la planilla laboral.

Al final, uno se pregunta, ¿todo esto se gastó para ganar unas elecciones? Vistos los resultados, ¿ha mejorado o cambiado positivamente la calidad de vida de los dominicanos? ¿y la clase media? ¿Aguantará más que el gobierno siga sacándonos el dinero en impuestos, sin mejoría en los servicios que deben retribuir las autoridades?

Lo lamentable es nuestra debilidad institucional, con una Cámara de Cuentas acéfala, y sin expectativas de que puedan ir personas independientes, y un Congreso Nacional, con una mayoría oficial que bloquea toda iniciativa de rendición de cuentas. Las lecciones de otros países son importantes: Competencia investigará abuso precios carburantes o llenar el tanque sigue siendo caro.

No obstante estoy convencido de que las cosas cambiarán positivamente en el país. Si el gobierno no cambia sus políticas, la renovación de las políticas se producirá por decisión del pueblo. La primera instancia, en las elecciones del 2010, y la segunda y fulminante, en las elecciones del 2012.