Archive | impunidad RSS feed for this section

‘Desde el otro lado del charco’

28 Jun

Rodrigo Rosenberg, el asesinato anunciado

1 Abr

El asesinato de Rodrigo Rosenberg estremeció a Guatemala y al mundo. Decía Lord Byron “es extraño, pero cierto, porque la verdad siempre es extraña, más extraña que la ficción”. David Grann investigó la realidad de este caso y ha publicado en The New Yorker los resultados de su investigación bajo el título A murder foretold, un apasionante retrato de las conspiraciones que rodearon a este caso que desnudó las interioridades de la política, la corrupción y la impunidad en Guatemala. Es un reportaje largo, pero recomiendo su lectura. Aclaro que nada de lo que se dice en ese artículo es ciencia ficción, al contrario, es la cruda verdad.

La misión en Dubai

6 Ene

El 19 de enero se cumple un año del asesinato de uno de los líderes de Hamás en Dubai. La comunidad internacional atribuye la autoría de este hecho al Mossad, especialmente a su grupo élite que se conoce bajo el nombre de “Cesárea”. Sobre este hecho, escribí uno, dos y tres apuntes, los cuales se completan con el excelente reportaje de la revista GQ en su edición de este mes de enero. Al día de hoy, tanto Israel como el Mossad niegan haber participado en estos hechos.

Coincidencias

11 Dic


Excelente viñeta. Cualquier parecido con situaciones que suceden por estas latitudes, es pura coincidencia. (vía La Contenta).

El crimen de Monseñor Oscar Romero: cero impunidad

7 Nov

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, acaba de dar la señal más contundente de respeto al Estado de Derecho, a la seguridad jurídica y a la lucha contra la impunidad: Ha reconocido la responsabilidad del gobierno de El Salvador en el horrendo crimen perpetrado hace 29 años en contra del Arzobispo Oscar Arnulfo Romero el 24 de marzo de 1980. Y lo ha hecho de la forma más responsable: Ha aceptado la jurisdicción de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que El Salvador, mientras estuvo gobernado por la derecha, se negó siempre a reconocer.

Con este paso, el gobierno salvadoreño cumplirá las recomendaciones que emitió la CIDH en el 2000, y abrirá una investigación imparcial y sancionará a los culpables de este asesinato que se constituyó en el símbolo de la lucha contra la violencia armada y la intolerancia que gobernó El Salvador en la década de los ochenta. Los responsables de este crimen se escudaron en una Ley de Amnistía que ahora tendrá que pasar por el tamíz de esta investigación.

Monseñor Romero fue vilmente asesinado en el mismo momento en que ofrecía la eucaristía en una misa, teniendo de testigos a todos los feligreses presentes. Si alguien nunca ha tenido la oportunidad de conocer a un mártir, pues Monseñor Romero es un mártir. Murió asesinado luchando por la paz de su pueblo, en defensa de los campesinos, quienes se refugiaban en su Iglesia cuando era perseguidos.

Comparto con ustedes, este video que recoge sus últimas declaraciones antes de su muerte:

Veintiocho años después, El Salvador se apresta a conocer la verdad de uno de los crímenes que nunca permanecerán bajo el manto de la impunidad. Llegó la hora cero, y al igual que muchos salvadoreños, estaré pendiente de sus resultados.

Cuatreros a la Dominicana

19 Abr


Esta noticia de que los cuatreros azotan con impunidad en el país, publicada en el periódico Hoy llamó poderosamente mi atención. Desconocía que a estas alturas, el robo de ganado, bajo la modalidad del viejo oeste, es decir, con caballos y pistolas, estuviese haciendo de las suyas, en las mayorías de las fincas de ganado del país, según advierte Césareo Contreras, presidente de la Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores.

¿Qué hacen los cuatreros con el ganado robado? Aquí viene la denuncia. Con el ganado robado, se está supliendo un mercado de carnicerías en distintos barrios de la ciudad capital, que se extiende incluso a suplir las carnes que se ofrecen en las principales cárceles del país, de acuerdo a las afirmaciones de Contreras. Es decir, quien está comprando o supliendo los alimentos a las cárceles está, en cierta medida, financiando las actividades de los cuatreros.

Tengo entendido que quien suple alimentos a las cárceles es la Dirección de los Comedores Económicos. Una aclaración del responsable de esta oficina pública se hace necesaria.

Una muestra más de la debilidad institucional del país. Una muestra más del grado de delincuencia y criminalidad que existe en la sociedad. Una muestra más de la impunidad que, bajo el amparo de determinadas esferas oficiales, se produce en el país. Ni el ganado se salva. ¿Hasta cuándo seguiremos así?