Archive | Juan Manuel Santos RSS feed for this section

Colombia: el segundo round del acuerdo de paz con las Farc

25 Nov

Ayer se firmó, de nuevo, el acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y las Farc, luego de que el dolor derrotara al perdón. Para el presidente Juan Manuel Santos, se trata de un acuerdo definitivo, sujeto a la aprobación del Congreso. Para el presidente Álvaro Uribe, es la oportunidad de que los ciudadanos de Colombia refrenden o no esta segunda versión. El tan esperado Pacto Nacional, luego de los resultados del referendo del 2 de octubre, no se materializó. El debate político ha sido sumamente rico, entre los que pugnan por la democracia representativa, es decir que sea el Congreso en que apruebe el acuerdo, y los que plantean que el mismo debe ser refrendado o no por los ciudadanos en democracia participativa.

Todavía hay temas que para la oposición colombiana no han quedado resueltos:

“El Gobierno no aceptó modificar temas fundamentales para la democracia como son, entre otros: elevar los acuerdos al nivel constitucional, con alcance de Bloque de Constitucionalidad; total impunidad o penas simbólicas, que significan lo mismo, para delitos de lesa humanidad; crear una justicia paralela a la medida de los intereses de la FARC; considerar al narcotráfico como conexo con el delito político, por ende sin sanción doméstica, sin extradición y con elegibilidad política; permitir este derecho -elegibilidad política- a los responsables de delitos atroces sin que hayan cumplido siquiera con las mínimas penas, ni acreditada la reparación de las víctimas; mezclar la necesaria reivindicación de los derechos de la mujer con la controversia de género; desconocer el dolor de secuestrados que no aparecen y de niños que no regresan; someter a los policías y soldados al riesgo de buscar su libertad a través de reconocer un delito no cometido, y negarles una oportunidad judicial para rescatar su honra.”

El presidente Álvaro Uribe, quien es Senador, pronunció este discurso ayer, que es sumamente revelador de la actual situación:

Colombia está dando cátedras sobre debate político.  Se podrá estar de acuerdo o no con el presidente Juan Manuel Santos o con el presidente Álvaro Uribe, pero hay diálogo, hay debate y sobre todo hay instituciones. No está claro todavía que el segundo acuerdo firmado ayer sea el definitivo, pero sí ya se ve la luz al final del túnel. Continuaré dando seguimiento.

Juan Manuel Santos, premio Nobel de Paz

7 Oct

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha ganado el premio Nobel de Paz, por sus esfuerzos encaminados al proceso de paz con las guerrillas de las Farc. Algunos pensaban que por los resultados del plebiscito, adversos al presidente Santos, éste no sería el ganador de tan merecido reconocimiento. En lo personal, y teniendo presente algunos previos precedentes, siempre consideré que Santos estaba en el carril de adentro para recibir este galardón. Hay que recordar que en el 2009, el presidente Obama ganó el Nobel de Paz, cuando apenas tenía menos de un año en la presidencia, y la historia luego juzgará el récord del presidente Obama en esta materia.

Tal como dije en apuntes anteriores, al margen de los resultados del plebiscito, el diálogo político en curso en Colombia es el camino para encontrar la paz anhelada, teniendo como base los acuerdos de La Habana. El error de Santos estuvo en no dialogar internamente con las fuerzas representativas del “No” antes de anunciar la firma de los acuerdos. La realidad ha demostrado que tuvo un serio error de cálculo político, pero lo importante es que el díálogo se ha retomado, y el expresidente Álvaro Uribe, el ganador político del plebiscito, también está en esa misma tesitura. Ya hubo este primer encuentro entre ambos.

Colombia transita el camino hacia la paz, estable y duradera, pero también hacia la paz con justicia. El Nobel de Paz al presidente Santos es un reconocimiento a su voluntad política para cerrar 50 años de guerra. Y eso, nadie se lo puede cuestionar. Enhorabuena.

La reunión entre Santos y Uribe o el “game change”

5 Oct

El expresidente Álvaro Uribe tiene cinco años que no pisa la Casa Nariño, la sede presidencial en Bogotá. De haber sido el propulsor de su delfín, Juan Manuel Santos, se convirtió en su adversario político, a un grado tal de distanciamiento que parecían irreconciliables. En la lucha política por la paz en Colombia, Santos estuvo de un lado, y Uribe de otro lado. Uno en el gobierno. El otro en la oposición. Con posiciones inflexibles ambos. Los resultados del plebiscito del pasado domingo provocaron un “game change”, o cambio de juego.  El pasado domingo, el dolor derrotó al perdón. Pero, el ganador político del plebiscito fue Uribe, quien lejos de asumir una postura prepotente, ha mostrado humildad, y tomó la iniciativa de llamar al presidente Santos y solicitarle una reunión. El encuentro será hoy. Al margen de lo que resulte del encuentro, creo que lo más trascedente es que Uribe y Santos se van a reunir, van a dialogar y estoy convencido de que Colombia ganará de este encuentro. Hay lecciones importantes para otros países, como el nuestro, en donde se hace tan difícil dialogar, pero es tan fácil atropellar y avasallar. Creo que debemos vernos en el espejo de Colombia, de manera particular en el diálogo político para buscar soluciones institucionales y estables. Ya tendré oportunidad de comentar los resultados de este importante encuentro de hoy en Nariño.

Colombia: El dolor derrota al perdón

3 Oct

En una cerrada votación, pero con alta abstención, Colombia dijo ayer ‘No’ al acuerdo de paz con las Farc. Esta decisión tiene múltiples lecturas, pero luego de visitar Bogotá el pasado mes de julio, y de compartir e intercambiar impresiones con diferentes ciudadanos, mi visión es la siguiente:

1.- Colombia no es Inglaterra, ni el Brexit es similar al plebiscito de ayer. Son dos situaciones muy distintas y distantes. En el Brexit hubo una combinación de diferentes elementos como el populismo y el nacionalismo, mientras que en Colombia es el reflejo de una sociedad que anhela la paz, pero una paz concertada, en un diálogo en que no se ha pactado todavía, a pesar de los anuncios públicos relacionados con la firma de los acuerdos de paz. Quizás, el único elemento en común fue el fallo de las encuestas.

2.- Colombia es una democracia. Los resultados del plebiscito es la mejor evidencia de ello. Un órgano electoral creíble. Los resultados fueron adversos al gobierno, que los acepto de inmediato.

3.- El “No” ganó básicamente por dos aspectos debatidos durante el proceso: a) La pretendida amnistía a favor de las Farc, que incluso podrían evadir la persecución judicial y la prisión; y b) La propuesta de distribución del poder a las Farc, en la que sus principales dirigentes tendrían representación congresional directa por dos períodos legislativos.

4.- Desde el punto de vista político, el ganador fue el expresidente Álvaro Uribe. El perdedor fue el presidente Juan Manuel Santos.

5.- Desde otro plano, el dolor derrotó al perdón, lo que no significa que esto sea el final. Lo que Santos pudo haber hecho antes, lo tendrá que hacer ahora. Abocarse al diálogo nacional y convenir el deseado pacto por la paz. El camino será un poco más largo, pero beneficioso para el hermano país.

Breve historia del Partido de la U

7 Jun

“Recordarles este Partido lleva muy poco tiempo, 10 años, pero ya hemos hecho historia. El solo inicio del Partido, recuerdo muy bien, contra viento y marea. Nadie daba cinco centavos por el Partido de la U. El Partido de la U, esa U que fue un largo debate sobre el nombre del Partido. Cuántas veces no nos reunimos con el senador, que en paz descanse, Luis Guillermo Vélez; con el doctor Aurelio Iragorri, aquí presente, diciendo: ¿Qué nombre le ponemos al Partido?

“Yo les decía dos palabras muy importantes: un partido que tiene que, por lo que nuestro país es, estar comprometido con lo social. Y por otro lado, tenemos que tratar de buscar unidad. Hemos sido, desde nuestra Independencia, un país dividido, polarizado. En el pasado cuántas guerras civiles no hemos tenido a través de toda nuestra historia y seguimos teniendo, estamos en una guerra.

“Por eso buscar la unidad. La unidad le permite a una sociedad, a un país, progresar mucho más rápido y en forma más efectiva. Y así fue como introdujimos ese nombre que tiene el Partido: Partido Social de Unidad Nacional.

“Creo, y debe ser así, que esas dos palabras deben servir siempre de norte. Siempre estar comprometidos con lo social, siempre buscar la concertación en lugar de la confrontación. Buscar la unidad. Buscar la reconciliación. Eso como norma de conducta de un partido, como posición política, creo que a la larga da mucho más dividendos.

“El partido hizo historia, comenzó haciendo historia, el primer día que se puso a prueba. Decía que no nos daban cinco centavos por el futuro del Partido, nos decían que esto no tenía futuro. Y resulta que, la primera lección, rompimos 157 años de monopolio bipartidista.

“El Partido Liberal y el Partido Conservador llevaban 157 años obteniendo las mayorías en el Congreso de la República. Por primera vez, el Partido de la U rompió ese monopolio, esa situación.”

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, en su discurso en el Congreso del Partido de la U.

Juan Manuel Santos y el liderazgo

5 Sep

El presidente Juan Manuel Santos pronunció, el pasado 4 de septiembre, una conferencia sobre liderazgo, cuyo contenido comparto: aquí. Recomiendo su lectura.

Discurso de Juan Manuel Santos, toma de posesión del segundo mandato

8 Ago

Clinton, Blair, González, Cardoso, Lagos y Santos en Bogotá

8 Jul

Más, aquí.

Entrevista de Juan Manuel Santos por Moíses Naím

30 Jun

Moisés Naím ha entrevistado al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. La entrevista,  aquí.

El triunfo de Juan Manuel Santos

17 Jun

El presidente reelecto Juan Manuel Santos acaba de lograr un hito en la historia electoral de Colombia. Como presidente candidato, perdió en la primera vuelta. Y, como presidente candidato, ganó la segunda vuelta. ¿Cómo lo hizo? ¿Cómo lo logró? Hay muchas lecturas de este triunfo, pero la de su estratega, Antonio Sola, es interesante:

“La segunda vuelta de las elecciones en Colombia fue histórica. Por el resultado, es la primera vez en la región que un candidato Presidente pierde en la primera vuelta, y gana en la segunda, y por el mandato de las urnas: lograr la Paz, esa anhelada Paz que tanto desean los colombianos después de 60 años de conflicto interno armado y más de 200 000 hijos de la Patria –de un lado y de otro– muertos en combate y en olas de violencia y terror.

Los colombianos decidieron dar un voto de esperanza a la Paz, a la que se negocia en La Habana con las FARC y a la que millones de colombianos sienten en su corazón. Vivir en Colombia es sentir, en el día a día, el deseo de tener ya la primera generación de niños colombianos que van a vivir en Paz, sin miedo en los ojos y sin el pánico de ir a la escuela por las mañanas, y no saber si van a regresar como víctimas o, quizá, no regresar nunca.

Con Paz haremos más. En esta idea se concentró nuestra campaña en la recta final de la segunda vuelta. Y es cierto, los colombianos lo intuyeron. Con Paz, todo el dinero que hoy se destina a la guerra se invertirá en educación, en salud, en empleo, en seguridad, millones y millones de euros. Con Paz, los Ejércitos de Mar, Tierra y Aire se podrán concentrar en mantenerla y en dar garantías a los ciudadanos de un territorio en Paz. Con Paz, se acabarán los muertos del conflicto y los llantos de las madres. Con Paz, viviremos en Paz.”

Más, aquí.