Archive | lecciones de vida RSS feed for this section

Aaron Sorkin, lecciones de vida

20 May

Recientemente, Aaron Sorkin, uno de los mejores guionistas de Estados Unidos y creador de la serie The West Wing, fue orador invitado en la graduación de la Universidad de Syracuse, su alma máter.  Su discurso estuvo cargado de anécdotas e historias personales que constituyen verdaderas lecciones de vida:

“Hay una historia acerca de un hombre y una mujer que han estado casados ​​por 40 años. Una noche en la cena, la mujer se vuelve hacia su marido y le dice: “Tu sabes, hace 40 años el día de nuestra boda que  me dijiste que me amaba y no has dicho esas palabras desde entonces.” Se sientan en silencio durante un buen rato antes de que el marido le diga: “Si yo cambio de opinión, yo te lo haré saber.”

Otra historia:

“Dos recién nacidos yacen lado a lado en el hospital y echan un vistazo a los demás. Noventa años más tarde, a través de una notable coincidencia, los dos están de vuelta en el mismo hospital al lado del otro en la misma sala de hospital. Se miran el uno al otro y dice uno de ellos, “Así, ¿qué te parece?”

El discurso íntegro de Sorkin, aquí.

————————

Apuntes relacionados:

The Social Network o el genio de Sorkin.

Lecciones de ‘Moneyball‘.

Lección de Nadal

19 Abr

El deporte da lecciones de política. Los jugadores, al igual que los políticos, sufren victorias y derrotas. Ante las victorias, gana el jugador y el equipo. Ante las derrotas, la responsabilidad recae sobre el jugador. Rafael Nadal tiene una excelente reflexión, que se constituye en una profunda lección sobre cómo salir de la derrota: “Creo que debo ser más agresivo, sacar mejor y pegar el golpe decisivo con más contundencia. Debo definir los puntos con más autoridad… Ya he perdido alguna vez y lo haré muchas más… Nadie es perfecto. Hasta ahora las cosas me han ido muy bien y me siento un afortunado por ello. La cuestión es seguir trabajando porque esas rachas nunca se sabe cuando acaban”. Sus declaraciones, aquí. En definitiva, seguir trabajando, mejorando y rectificando los errores del pasado, sin mirar hacia atrás. La vida sigue. Excelente lección.

Roger Ebert, el arte de comunicar

17 Abr

Cuando viví por un año en Estados Unidos, conocí a Roger Ebert, através de la televisión. Hacía un segmento, junto con Gene Siskel, titulado Siskel and Ebert, sobre crítica cinematográfica. A la muerte de Siskel, Ebert siguió siendo lo que es, uno de los mejoes críticos de cine en Estados Unidos. La rutina hizo que yo le perdiera el rastro a Ebert, y en alguno que otro Oscar, lo veía o lo leía. Pero, lo que desconocía hasta hoy es que Ebert perdió la voz, luego de padecer cáncer tiroideo, lo que le resultó en perder su mandíbula y su capacidad de hablar. Hay gente por ahí que tienen voz y que no valoran lo que comunican. Los vemos en todos los ámbitos sociales, en la política, la empresa, la familia, la prensa, en fin, hay personas que no tienen conciencia de la palabra. Ebert no tiene voz, pero comunica. No puede hablar, pero inspira. No puede decir una sola palabra, pero ha encontrado,a través de la virtualidad de la tecnología, el arte de comunicar. ¡Qué lección de vida! Comparto con ustedes este video extraordinario:

(Visto aquí).

Seguro de vida

10 Abr

En mi infancia, recuerdo que mis padres escuchaban un noticiero matutino radial que, al regresar de las pausas comerciales, colocaban segmentos de la canción mahna mahna (versión original). Era solo por menos de quince segundos, pero son de esos eventos que permanecen luego imborrables en la memoria. Cuando escucho esa canción en cualquier otro ambiente, viene a mi memoria ese episodio con mis padres, que, era habitual en aquella época. Hace unos días me volví a recordar de la canción, y de la anterior historia, al ver un video que no tiene absolutamente nada que ver ni con noticieros matinales radiales ni con la vida familiar. Pero, sí, con la canción mahna mahna. Es un video sobre una ejecución que toma un giro inesperado. ¿Será que, como dice Ramón Lobo, hay ocasiones en la que saberse una canción completa puede convertirse en seguro de vida? El video, que tiene una duración de menos de tres minutos, está aquí. (Visto, aquí).

‘127 hours’, el gozo de vivir

15 Feb

En agosto del año pasado, escribí este apunte sobre Aaron Ralston. Ayer, ví 127 hours, la película sobre la prueba que pasó Ralston luego de caer en una ranura estrecha en el Cañón Blue John en Utah, quedando su brazo derecho atrapado por una pesada roca. Su fortaleza, perseverancia y tenacidad permitieron que Ralston pudiera, con una acción valiente, salir de esa profunda ranura, y contar su extraordinaria historia.

James Franco, quien interpreta a Ralston, lo hace brillantemente. Es más, la película es la actuación de Franco, quien, en una escena formidable, ya en medio de su desesperación, simula ser entrevistado en un programa radial. Franco es, al mismo tiempo, el entrevistador y el entrevistado, y le agrega las llamadas del público. Es cuando se da cuenta que no le avisó a nadie en donde estaría ese fin de semana, por lo que nadie lo puede dar por “desaparecido”, y por lo tanto, la policía no puede iniciar ninguna búsqueda sobre su persona.

127 horas tiene excelente fotografía, unido a hermosos paisajes. Al final, cuando Ralston es rescatado, vuelve a nacer, el espectador siente, al igual que Ralston, el gozo de vivir.

Aaron Ralston, lección de vida

30 Ago

Hay personas que el destino le ha dado otra oportunidad para vivir. Aaron Ralston es una de ellas. Cuando se vió en el momento crucial entre la vida y la muerte, tomó una decisión difícil y valiente: Se cortó su brazo para sobrevivir. Es mejor ver y escuchar, de su propia voz, cómo lo hizo:

Su historia es el mejor ejemplo de que cuando se quiere, se puede, no importa las circunstancias y las adversidades. Esas 127 horas que pasó atrapado en un cañón de Colorado son una lección de vida. Su historia ha motivado ésta película.

Lección de vida

8 Ene

Se requiere una alta dosis de humildad para comprender la soberbia que, a veces, genera llevar la vida cuando una persona se siente cómo el que lo tiene todo. Que puede llevarse el mundo por delante. Es lo que le ha pasado a Gilbert Arenas, jugador de los Washington Wizards, quien ha sido suspendido indefinidamente por la NBA, al encontrarse 1,2,3 y 4 armas en su armario dentro del estadio de baloncesto. No le preocupó a Arenas que ya la NBA tiene un récord alto de casos de jugadores con armas de fuego. Tampoco le preocupó que su equipo los Washington “Bullets” cambió de nombre a los Washington “Wizards” por el tono violento del nombre. De haberlo tenido todo en sus manos, ya hoy no tiene nada, incluyendo su cuenta de Twitter que fue retirada. Es una lección de vida. A pesar de todo, creo que se rehabilitará y se recuperará, luego de una profunda reflexión y de una verdadera aptitud de enmienda.

Siempre de pie, nunca de rodillas

24 May


Como político y estudioso de la política, siempre le he dado seguimiento a los casos de políticos que han tenido fracasos, derrotas, o momentos difíciles en sus carreras, pues es ahí donde se prueba su talante, su capacidad de aceptar con humildad estas etapas, aprender de las lecciones, y superarlas. Hay políticos que, por el contrario, nunca se han recuperado de estos momentos díficiles (Por ejemplo, por citar de la política americana, Gary Hart, John Edwards, Ted Kennedy, Pat Robertson), pero hay otros casos de extraordinaria capacidad de renovación y de superación, y por lo tanto, de admiración. Tal es el caso de Rahm Emanuel, actual Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, quien en su discurso de recepción de un doctorado en honor a su servicio público otorgado por la George Washington University, describe cómo ha superado los distintos fracasos que ha tenido que afrontar en su vida.

Luego de leer su discurso, he hecho un resumen con las lecciones de vida de Emanuel:

1.- Al casi perder mi vida, me hizo querer vivir mi vida. Cuenta como estuvo al borde de la muerte, recién graduado de la secundaria, por una conducta inapropiada. Permaneció tres meses en la unidad de cuidados intensivos, y salvó su vida.

2.- No seas irresponsable con lo que te ha sido otorgado. A veces lo tenemos todo, y no nos damos cuenta de que por actitudes irresponsables, lo perdemos todo. Es solo cuando ya no tenemos nada, que nos damos cuenta de la falta que nos hace haberlo tenido todo.

3.- Aprender de nuestros errores. Si no hay capacidad de entender y asimilar con humildad, las consecuencias de nuestros errores, no habrá oportunidad de superar los mismos, incluso hasta cuando vuelvan los éxitos.

4.- Siempre habrá el asomo de errores y fracasos en nuestras vidas, pero todo depende de cómo se actúa cuando estás en lo más bajo de tu vida, en el valle, lo que determinará cómo actuarás cuando estés en lo más alto de la cumbre.

5.- La importancia de servir a una causa más grande que la tuya. Es la capacidad de sacrificio y de entrega, por encima de tus intereses personales, a favor de las causas de los demás, que pueden ser de la comunidad nacional o global, o incluso, de tu propio entorno. Es el servicio público, en unas ocasiones, o en el mismo ambiente en donde vives o trabajas, en otras oportunidades. Es saber que hay momentos en donde te debes colocar por encima de tus propios intereses.

Recuerdo que en una ocasión escuché a mi padre, durante una manifestación en su campaña presidencial en 1981, en la explanada del Estadio Quisqueya, en Santo Domingo, ante una gran multitud, afirmar que, ante los fracasos, cuando uno cae, hay que caer de pie, nunca de rodillas. Y es la última lección: Hay que asimilar, con humildad, las causas y las consecuencias del fracaso, para superarlo con dignidad, con capacidad e intención de enmienda. Solo así podrás superar la prueba de los momentos sublimes del éxito. ¿Cuántos que han estado en el poder, luego de haberlo dejado, no han podido superar estas nuevas etapas de sus vidas? Estas lecciones de vida contribuyen a fortalecer la entereza en el transcurso de nuestra existencia.