Archive | Martine Aubry RSS feed for this section

Harlem Désir, primer secretario del Partido Socialista francés

30 Oct

El Partido Socialista francés ha electo el pasado fin de semana a Harlem Désir como su primer secretario. Concluye el ciclo de Martine Aubry, quien deja al partido en el poder, y se inicia una nueva etapa. Désir es el primer secretario de origen antillano (de Martinica) que ocupa el principal puesto ejecutivo del partido. Fue el resultado del consenso entre las dos principales fuerzas internas que representan Martine Aubry y el primer ministro Jean-Marc Ayrault, con una tarea muy específica: Relanzar al partido, en momentos en que el presidente François Hollande vive momentos difíciles por las medidas económicas que ha tenido que enfrentar.

«Explicar mejor a los ciudadanos lo que hacemos, cómo serán las reformas y responder sin miedo a la derecha», ha afirmado Désir en su discurso ante el Congreso del partido.

Por estas latitudes, nos queda mucho por aprender.

zp8497586rq

El triunfo de Hollande

17 Oct

Desde el 28 de junio de 2011, he venido siguiendo las primarias internas del Partido Socialista francés. Luego de las primera vuelta del pasado domingo 9 de octubre, escribí este apunte.  Ayer, se celebró la segunda vuelta electoral, y el resultado fue el esperado: François Hollande se ha convertido en el candidato presidencial del partido, en una extraordinaria historia política. A principios de año, Hollande estaba en último lugar en las encuestas, pero nadie puede ser subestimado en política. Un cambio de juego en el ajedrez, más la experiencia de quien por años fue el primer secretario del partido socialista (Hollande), fue concitando el respaldo y ayer alcanzó una victoria contundente.

Concluida la jornada electoral, Martine Aubry, primera secretaria y contendora de Hollande en la segunda vuelta, subió al podium, e inmediatamente, respaldó el triunfo de Hollande. La nota del periódico El País, describe el momento y sus palabras:

La perdedora Aubry, más concreta y agresiva, trató de presentarse como la aspirante más volcada hacia la izquierda, aunque en realidad los programas de ambos eran muy parecidos. Anoche, con exquisita deportividad, la secretaria general felicitó “calurosamente” a Hollande, anunció que el lunes volverá a su puesto en el partido y afirmó que el resultado “da más legitimidad y más fuerza a Hollande para afrontar el decisivo combate de las presidenciales”. “Hasta hoy nos hemos confrontado, hoy hemos votado y mañana haremos unidos el equipo de Francia para el cambio”, añadió.

Todo el partido apoyó a Hollande. «Tous ensemble on va gagner» («Todos unidos vamos a ganar»), decían los letreros de los simpatizantes en el exterior de la sede del Partido Socialista. Ese es el mensaje, que refleja la grandeza y el valor de colocar los intereses nacionales por encima de los intereses personales. Francia, que solo ha sido gobernada por un socialista (François Miterrand), tiene ahora la gran oportunidad de volver a colocar un presidente socialista. Hollande se enfrentará al presidente Nicolás Sarkozy en 2012, y también, tendrá que enfrentarse a la incógnita de ese proceso, que sin dudas lo es Marine Le Pen, que representa a la extrema derecha. Será una jornada electoral muy interesante. Con el post de hoy, concluyo el seguimiento a las primarias socialistas.  Más adelante, oportunamente, analizaré el escenario electoral de cara a las elecciones presidenciales francesas del año próximo.

Las lágrimas de Segolene

11 Oct

 

En noviembre de 2006, escribí este apunte sobre Segolene Royal, quien había ganado la candidatura presidencial del Partido Socialista francés para enfrentar a Nicolás Sarkozy en 2007.  Segolene perdió esa jornada electoral, pero mantuvo su condición de símbolo que representaba una nueva visión socialista en Francia. Sin embargo, lo que siguió luego, fue un cálculo estratégico, costoso y riesgoso.

Segolene sufrió derrotas tras derrotas. A lo interno del partido, aspiró a la secretaría general, perdiendo de Martine Aubry. Su figura, la de Segolene, se fue degastando,  pasando de ser la estrella del socialismo francés a ser una dirigente más, dentro de los principales de una organización política. No obstante, Segolene decidió aspirar a la candidatura presidencial, en circunstancias más difíciles, y el pasado domingo, en las primarias, sufrió una derrota demoledora. François Hollande, ex secretario general y ex esposo de Royale, ganó el primer lugar con 39.2%; Martine Aubry, 30.5%; Arnaud Montebourg, 17.3%; y Segolene Royal, 7%.

De haber tenido el presente y el futuro en sus manos, Segolene se esfumó entre los militantes del Partido Socialista. En el 2007, ella pudo mantenerse al margen de la lucha interna, y reservarse para las primarias de 2007. No lo hizo así, y ahora sufre las consecuencias. Es muy fácil, desde estas latitudes, decirlo; lo difícil es colocarse en los zapatos de Royale. En política, no hay muertos. Pero, el caso de Segolene Royal es digno de estudio. Tiene profundas lecciones sobre el comportamiento y la conducta de los políticos, y sus habilidades para entender los procesos electorales. Segolene, ahora más que nunca, debe pensar, más que en ella, en el Partido Socialista, y colaborar, como una militante más, en el triunfo electoral de 2012, apoyando a quien resulte ganador de la segunda vuelta el próximo domingo: Hollande o Aubry.

——————————–

En enero de 2011, así estaban los sondeos entre los herederos de Mitterand. Hollande estaba en último lugar, y ganó las primarias el pasado domingo. Nadie puede ser subestimado en política. Que extraordinaria lección.

Los herederos de Mitterrand

10 Ene

El pasado 8 de enero se cumplieron 15 años del fallecimiento de François Mitterrand, el último presidente socialista en Francia. El Partido Socialista francés ha estado, desde entonces, trás el cetro presidencial, sin haber podido lograrlo. La derecha francesa ha logrado imponerse, debido a la fragmentación de la izquierda. Pronto volverá la campaña interna en el socialismo, y me resultó interesante la encuesta publicada por Le Monde respecto a quién se percibe como el heredero fiel de Mitterrand: Dominique Strauss-Khan, 40%; Martine Aubry, 17%; Laurent Fabius, 13%; Segolene Royal, 11%; y François Hollande, 11%. ¿Se unificará el Partido Socialista en torno a Strauss-Khan, quien ha estado al frente del FMI, para recuperar el poder en Francia? Los hechos dirán. Definitivamente, Francia es Francia, y la política, al igual que la pelota, es redonda, pero viene en caja cuadrada. Cualquier cosa puede pasar.

El café y tres mujeres francesas

3 Abr


Esta foto me ha encantado. Es el símbolo de la nueva política francesa. Ya no es Sarkozy. Son las tres mujeres que arrasaron en las recientes elecciones regionales en Francia: Una socialista (Martine Aubry), una comunista (Marie-Georges Buffet) y una ecologista (Cecile Duflot).