Archive | Nate Silver RSS feed for this section

Nate Silver, el gran ganador de las elecciones de EUA

15 Nov

Ya terminaron las elecciones de Estados Unidos. Las ganó el presidente Barack Obama. Pero, el gran ganador lo fue Nate Silver, el genio de la estadística electoral que tiene su blog FiveThirtyEight. La primera vez que escribí sobre Nate fue el 15 de septiembre de 2008, a propósito de las elecciones americanas de ese año. Siempre me llamó la atención su certeza, característica poco común en el mundo de las encuestas que no se rigen por modelos transparentes.

Una sola fotografía describe el nivel de certeza de Silver con respecto a las pasadas elecciones. Este cuadro compara sus predicciones con los resultados finales:

La certeza de Nate Silver.

Por su aspecto físico, Silver es delgado y tiene unos espejuelos que quienes le adversan lo presentan como un «nerd». Pero, indudablemente Silver es el mejor aritmético electoral que he conocido en la política americana. Sus adversarios son las firmas encuestadoras que trabajan para algunos diarios que prefieren promocionar el negocio, antes que decir la verdad. Por ello, en el pasado proceso electoral americano, hubo firmas encuestadoras que llegaron a decir que Mitt Romney le ganaría a Obama. Nate Silver nunca dijo que Obama ganaría, pero siempre dijo que, conforme a su modelo, existía un alto porcentaje de certeza de que el presidente Obama sería reelecto.  Y así fue.

La gran perdedora, Gallup, cuyo prestigio queda muy chocado.

zp8497586rq

El último mítin de Obama

6 Nov

Anoche fue el último mítin de Obama, en Des Moine, Iowa. No solo fue su cierre de campaña, sino el último acto electoral en su carrera política, pues en Estado Unidos está prohibida la reelección por un tercer período consecutivo, y no existe la tradición de que los expresidentes vuelvan a lanzarse al ruedo por la lucha presidencial.

Ha sido un largo camino recorrido por Obama en este proceso. Y lo ha hecho, con dignidad, humildad y respeto. Es un luchador y fajador, demostrado en cada uno de los distintos retos que ha tenido que enfrentar en su mandato. Hoy, se presenta nuevamente al electorado, que revalidará su mandato, aunque con una ventaja moderada sobre Mitt Romney, en cuanto a los colegios electorales necesarios para ganar. No será el triunfo holgado de 2008.

Durante su discurso de anoche, también le salieron lágrimas. Como consecuencia de la emoción y del simbolismo que significó ese último acto de anoche:

http://youtu.be/XI7t6kldNlg

Tal como lo afirma Nate Silver, Obama ganará esta noche, la cual será muy larga. Mañana será un nuevo amanecer.

zp8497586rq

Los mejores anuncios de la campaña electoral en Estados Unidos

4 Nov

Recientemente, un grupo de especialistas en publicidad seleccionó los mejores anuncios electorales de la actual campaña presidencial de Estados Unidos. Me permito compartir la selección de este exclusivo grupo:

Este comercial recoge los comentarios realizados por Mitt Romney sobre el «47 por ciento» en torno a los norteamericanos que reciben asistencia del gobierno, contraponiendo los mismos a imágenes de veteranos, trabajadores y familias norteamericanas. Es importante destacar que estos comentarios fueron realizados por Romney en una reunión privada con importantes donantes de su campaña y que la grabación se hizo de forma subrepticia.

La fortaleza de este comercial radica en que mismo constituye una publicidad negativa, la cual comunica a los votantes “la visión” de Romney utilizando para ello un “documental” con imágenes de individuos reales y la propia voz de Romney como “background”. A diferencia de la publicidad negativa tradicional -la cual viene saturada de titulares de prensa y/o fotografías negativas del oponente- en este comercial las palabras de Romney hablan por sí mismas. Otra fortaleza de este comercial lo constituye el hecho de que  la “marca Obama” -la cual ha sido construida con mensajes positivos y discursos “inspiradores” no se ve en la necesidad de “ensuciarse” con ataques a al oponente. Es Romney el que habla por sí mismo.

En este comercial, Obama expone las principales razones por la cual los electores deben votar por él, contraponiendos sus argumentos a la visión de Romney. La fortaleza de este comercial radica en que este caso la «marca líder» (Obama) contrasta sus posiciones versus la «marca rival», lo cual no es usual en la publicidad comercial, en la cual es la «marca rival», la que busca posicionarse destacando sus cualidades en relación a la «marca líder».

Este comercial es considerado el más efectivo de la campaña de Romney. El mismo recrea frases críticas del expresidente Bill Clinton sobre Obama, de quien  es hoy uno de sus más fuertes defensores, expresadas durante la precampaña de 2008. En este comercial se debilita una de las mayores fortalezas de la «marca Obama» (su capacidad de «inspirar»), utilizando para ello las palabras de Bill Clinton (lo de «Obama» solo constituye un «cuento de hadas»).

En este comercial, Romney se presenta a los votantes de manera directa enfatizando aquellos temas en los cuales Romney coincide con el presidente Obama. En unas elecciones cerradas como esta, este tipo de mensaje puede funcionar muy bien con los votantes indecisos, sin alienar a aquellos que podrían estar inclinándose a votar por Obama. De igual manera, el vestuario seleccionado por Romney, así como las escenografía, comunican muy bien con la clase media.

———————-

Obama lo hace mejor. Interesante reportaje sobre la maquinaria electoral del Partido Demócrata.

– Según Nate Silver, las posibilidades de que Obama gane las elecciones del martes 6 de noviembre han aumentado a 83.7%. Es su mejor momento, desde la debacle de su primer debate presidencial.

zp8497586rq

Apoyo de los medios a Obama y Romney, ¿realmente importa?

27 Oct

En Estados Unidos de América, por su fortaleza institucional, sucede lo que es muy difícil que ocurra por estas latitudes: Que medios de comunicación apoyen en su línea editorial al candidato presidencial de su preferencia. Se trata de una larga tradición que viene desde hace más de dos siglos, y como es natural, los diferentes comandos de campaña le sacan provecho mediático a los mismos. Pero, la gran pregunta es ¿si este apoyo de los medios de comunicación tiene impacto en el voto decisorio el día de las elecciones?

En esta gráfica, publicada por Nate Silver, se puede notar cómo se han comportado históricamente el apoyo de los medios de comunicación:

 

Como se puede apreciar, los republicanos tradicionalmente han recibido más apoyo que los demócratas por parte de los medios de prensa. Impresionante, como en 1972, Richard Nixon recibió el 93% del respaldo de los medios. E igualmente, llama la atención como George W. Bush en 2000, recibió el respaldo del  61% de los medios frente a Al Gore, y sin embargo, ya sabemos lo que pasó en las elecciones de ese año. Y finalmente, Barack Obama recibió el 64% de apoyo de los medios en 2008.

De cara a las elecciones de 2012, la situación esta muy pareja respecto al apoyo de los medios, lo que es un reflejo de la realidad electoral. Obama ha recibido el apoyo de 19 medios, que tienen una circulación de 4.6 millones de ejemplares, mientras que Mitt Romney ha recibido el respaldo de 18 medios, que tienen una circulación de 3.6 millones de ejemplares. Más datos, aquí.

Es evidente que el apoyo de los medios, através de su línea editorial, es importante. Pero, también, en un sistema tan complejo como es el sistema electoral americano que se basa en los colegios electorales, cuando el proceso es tan reñido, lo que cuenta es el voto del colegio electoral. A diferencia de lo que sucedió en 2008, en el que el apoyo de los medios a Obama consolidó su posicionamiento electoral, en el 2012, con una polarización tan fuerte, el electorado que aún no ha decidido su voto es menos influenciable por los apoyos de los medios de comunicación. Priman otros factores.

Lo que sí queda claro es que habla muy bien de la democracia americana el hecho de que los medios de comunicación apoyen públicamente a un candidato presidencial, que incluso sea el de la oposición al gobierno. Por estas latitudes, todavía no hemos alcanzado ese grado de madurez. Algún día esperamos lograrlo.

 

Fundamentos de elección favorecen a Obama

9 Oct

En Estados Unidos, donde las instituciones democráticas son fuertes, el proceso electoral no es desigual entre el presidente candidato y su competidor. A nadie en Estados Unidos se le ocurre acusar a Barack Obama de usar los recursos públicos a su favor en la campaña. Es más, hasta el uso del «Air Force One» en actividades proselitistas está regulado. A diferencia de lo que ocurre en otras naciones, en Estados Unidos, ser presidente y candidato a la reelección es complejo. Su triunfo está basado en el desempeño de su gestión, que se conocen como los fundamentos de la elección. En otras palabras, en lo que afecta al bolsillo del electorado.

En noviembre del 2011, escribí el apunte titulado Obama, ¿será reelecto?:

Obama, por tanto, es ahora el ‘underdog’ ante los republicanos. Su estrategia es evitar que sus números sigan descendiendo en los niveles de aprobación, y tratar de remontar a un nivel que lo acerce al 50%.  Por otra parte, la crisis económica y la tasa de desempleo que está en 9%, son factores que tienen incidencia en las posibilidades de triunfo de Obama. Hay que recordar que hubo presidentes que se reeligieron en momentos de igual dificultad, como Reagan, Nixon, Eisenhower y Truman.  Ante este panorama, Obama tiene posibilidades de ganar, aunque nunca será como su triunfo del 2008. Será una tarea difícil, pero no imposible.

Si bien es cierto que las encuestas reflejan una lucha cerrada entre Obama y Mitt Romney, lo cierto es que los fundamentos de la elección favorecen a Obama. Veamos:

– Mercado de valores. Estable en los cuatro años.

– Inflación. Estable en los cuatro años, excepto los precios de los combustibles.

– Manufactura industrial. Logró recuperar la industria automotriz.

– P.I.B. Es su punto débil.

– Empleo. El último reporte revela que el desempleo ha decrecido al 7.8%, una buena noticia para Obama.

Según Nate Silver, uno de los encuestadores de mayor prestigio, los datos anteriores son muy similares a los procesos electorales de 1956, 1960, 2000 y 2004, en los que el presidente de turno ganó la reelección: Dwight Eisenhower y George W. Bush.

Es cierto que Romney ganó el primer debate, pero es lo que ha ocurrido en ocho de cada diez elecciones desde 1976. Mientras Obama mantenga su niveles de aprobación cerca del 50%, ganará las elecciones. Al día de hoy, según el modelo de Silver, en los votos de los colegios electorales (se necesita 270 para ganar), la contienda está así:

Obama    302

Romney 235

Claro, Obama tiene que tener mejor desempeño en los próximos dos debates, y al igual que Bush en 2004, ganará las elecciones, no con el margen que Obama hubiese querido. Veremos.

zp8497586rq

Obama, ¿será reelecto?

5 Nov

El índice de aprobación del presidente Obama, según Gallup, está en 42%, un síntoma preocupante para un presidente en reelección. En términos generales, los americanos tienden a votar por el presidente que aspira a reelegirse. De los últimos ocho presidentes de Estados Unidos, todos ganaron la reelección, menos George H.W. Bush y Jimmy Carter.  Es decir, que si fuéramos a juzgar por la conducta electoral americana en historia reciente, por lo que se le llama el conventional wisdom, Obama tiene las posibilidades de ser reelecto, pues su situación no se compara con la de Bush (padre) ni mucho menos con la de Carter, cuyo nivel de aprobación estuvo en 30%.

Salvo lo anterior, todas las noticias son malas para Obama. La más reciente encuesta de Gallup en los once estados más competitivos, Obama está detrás, por un punto menos , de Mitt Romney, el principal precandidato del Partido Republicano. Nate Silver, uno de los principales encuestadores norteamericanos, ha estudiado estos números, y ha identificado que Obama tiene, con urgencia, que resolver estos tres problemas que sienten actualmente los ciudadanos americanos:

1ro, el electorado americano está consciente de que Obama ha heredado una crisis seria, pero hay una preocupación, cada vez más creciente, sobre si reúne las condiciones para gobernar en un segundo período.

2do, el principal problema es la economía, con expresiones de frustración en el electorado americano.

3ro, Parte del electorado ‘independiente’ está preparado para votar en contra de Obama, lo cual no significa que vaya ocurrir. Solo lo harían si los republicanos construyeran una opción creíble.

Obama, por tanto, es ahora el ‘underdog’ ante los republicanos. Su estrategia es evitar que sus números sigan descendiendo en los niveles de aprobación, y tratar de remontar a un nivel que lo acerce al 50%.  Por otra parte, la crisis económica y la tasa de desempleo que está en 9%, son factores que tienen incidencia en las posibilidades de triunfo de Obama. Hay que recordar que hubo presidentes que se reeligieron en momentos de igual dificultad, como Reagan, Nixon, Eisenhower y Truman.  Ante este panorama, Obama tiene posibilidades de ganar, aunque nunca será como su triunfo del 2008. Será una tarea difícil, pero no imposible.

————————

Is Obama toast? Handicapping the 2012 election, artículo escrito por Nate Silver en The New York Times.