Archive | pobreza RSS feed for this section

1.4 billones de razones

20 Oct

Visto aquí.

¿Cuántos pobres somos?

22 Sep

En República Dominicana: 4,500,000, de los cuales 1,500,000 son indigentes. De 9,365,818 habitantes, según Censo 2007. (Vía Diario Libre)

Mexico, dos lecturas

16 Sep

México celebra el bicentenario de su independencia, en momentos muy difíciles, sobre todo por el auge de la criminalidad, el narcotráfico y la pobreza. Para tener una idea sobre la situación de México, particularmente para aquellos que vivimos en otras latitudes, recomiendo dos lecturas: Bicentenario bajo la violencia y la pobreza y La idea de México.

ACTUALIZACIÓN: Una tercera lectura sobre cómo es celebrar el Bicentenario de México en la Ciudad Juárez. Sin desperdicios. Un verdadero drama.

Los diamantes de Zimbabue

22 Jun

Zimbabue es uno de los países más pobres de África. Sumido a los designios de Robert Mugabe, quien lleva treinta (30) años en el poder, acumulando extraordinaria riqueza. Es uno de los 23 de la Selección de Worst of the Worst. Ahora resulta que se han descubierto yacimientos de diamantes en Zimbabue que la colocarían entre los principales productores de diamantes del mundo, lo cual, bien administrados, redundaría en beneficio de sus habitantes, quienes podrían salir del círculo vicioso de la pobreza:

“… los campos de diamante podrían producir entre 1,000 y 1,700 millones de dólares por año, ganancias que pondrían a Zimbabue en la lista de los seis mayores productores de diamantes del mundo. Una suma gigante para un país cuyo PIB era de 4,400 millones de dólares en 2009, según el Fondo Monetario Internacional. Zimbabue necesita urgentemente más fondos para combatir el hambre, la enfermedad y la pobreza de su población.”

Un solo obstáculo se antepone a ello: El interés de Mugabe de administrar las concesiones mineras de esa zona, y las evidencias ya denunciadas de que los diamantes ya se están vendiendo en el mercado negro para enriquecer al presidente y a sus partidarios cercanos, al margen de los procesos abiertos de investigación sobre el financiamiento, através de los beneficios del comercio de los diamantes, de las guerras en Sierra Leona, Angola y Congo.

Comentar esta noticia me ha recordado a Blood Diamond. Los días de Zimbabue serán diferentes cuando Mugabe no esté en control de ese país. ¿Cuándo será eso? Es difícil preveer, aunque la presión aumenta y el círculo se estrecha, a pesar de los diamantes. Veremos.

El Morro de Montecristi

12 Sep






Ayer tuve la oportunidad de ver la belleza del Morro de Montecristi. Tomé varias fotos desde mi BlackBerry, las cuales comparto con ustedes. Al ver el Morro y su entorno paradisíaco, me pregunté, ¿cuándo será que definitivamente se podrán hacer y desarrollar inversiones turísticas que permitan el desarrollo de esta zona? ¿Cuándo será que definitivamente Montecristi podrá salir de la pobreza que exhibe? Mientras se produce el cambio en la voluntad política para que esta zona tan apartada del país, pero llena de tanta riqueza, pueda salir de su estado actual de sub-desarrollo, confieso que el Morro, el dromedario dormido, me encantó y cautivó.

Las protestas o la democracia en déficit

23 Jul



Salvo honrosas excepciones, desde el gobierno, se quiere atribuir a las protestas que están escenificándose en el país a matices políticos. Es la respuesta política que trata de ocultar la gran realidad. Es que definitivamente las protestas son el reflejo de las necesidades locales ante la incapacidad del gobierno de dar respuesta a los serios problemas que tienen los más de 154 municipios que conforman el territorio nacional.

¿Cuáles son estos problemas actuales? Aquí está la lista. Nótese que casi todos los problemas tienen un elemento en común, y es el relativo a la infraestructura, que es el principal desafío que tenemos no solo en República Dominicana, sino en América Latina. Un estudio del Banco Mundial ya lo había predicho hace cinco años, y los problemas de infraestructura se mantienen y se profundizan. Particularmente, en nuestro país tenemos tres serios problemas de infraestructura: Energía, Transporte y Comunicaciones (incluyendo telefonía e Internet).

¿Qué es lo que ha pasado? Que desafortunadamente los recursos que han ingresado al país se han destinado a otros fines, y no precisamente al desarrollo de la necesaria infraestructura que necesitamos. Unos han ido a parar a obras que benefician a menos del 2% de la población dominicana; otros han sido destinados al pago de deuda, sobre todo con los generadores de energía; y otros ha sido utilizados para el pago de los gastos corrientes del gobierno, al margen de lo que se desvía en comisiones y en prácticas corruptas.

Tenemos por lo tanto, mecanismos democráticos formales que le han costado mucho sacrificio a los dominicanos, pero por otra parte, se ha reprobado en el vínculo de la democracia con el desarrollo. Dicho en otras palabras, la democracia dominicana no ha producido bienestar para la mayoría de los dominicanos, y tal como dice, Giovanni Sartori, en la democracia en 30 lecciones, “Latinoamérica se ha visto empobrecida también por la democracia, porque la democracia induce o puede inducir a consumir más de lo que se produce o de lo que se gana”.

En Palm Beach: vidas paralelas

11 Abr







Desde el martes 7 al jueves 9 de abril, estuve, por motivos de trabajo, en Palm Beach, Florida, Estados Unidos de América. En las casi 48 horas que estuve en la ciudad, pude palpar la compleja vida social que tiene esta isla, que esta entre el Oceáno Atlántico y el Lake Worth, y que pertenece a West Palm Beach.

Como se puede imaginar, Palm Beach es un lugar exclusivo en el que viven personas mayores de sesenta años, normalmente retiradas, o que, en distintas épocas del año, sobre todo en invierno, vienen a sus residencias que, de vez en cuando, aparecen en portadas de prestigiosas revistas norteamericanas. Su población es de unos 10,000 habitantes. Aquí el índice de pobreza es menos del 2%.

Lo novedoso, al menos para mí, fue saber que Palm Beach ha sido una de las ciudades de Estados Unidos más afectadas por las maniobras financieras de Bernard Madoff, quien tiene una lujosa residencia en esta ciudad. Recomiendo leer este interesante artículo titulado Madoff’s world, publicado en la revista Vanity Fair.

Y aquí viene lo curioso. Resulta que Palm Beach fue fundada en 1911 por familias propietarias de las grandes corporaciones norteamericanas, como un lugar para descansar y vacacionar. Estas familias provenían de la extrema derecha, y como es natural, trajeron sus costumbres y códigos de conducta, que, felizmente hoy son rechazados por la mayoría de los habitantes en el mundo, excepto todavía en Palm Beach. Así, entonces, fundaron uno de los cuatro clubes que actualmente existen para sus reuniones sociales, con rigurosas reglas de admisión, que muy bien pudieran calificarse, algunas de ellas, discriminatorias. El club comenzó a rechazar solicitudes de admisión hechas por judíos (y tengo entendido, que todavía al día de hoy, no se aceptan). En la medida en que los judíos fueron llegando a Palm Beach, y al no lograr entrar al club, formaron su propio club, con las mismas comodidades que el resto de los clubes.

Madoff es admitido al club de los judíos. Para que se tenga una idea, a pesar de que el costo de admisión es de U$350,000 dólares, lo importante es lo que el socio pueda donar a distintas causas sociales. De su más de trescientos miembros, más de cien, fueron afectados por Madoff. Hoy, muchas fundaciones judías, que daban cuantiosas donaciones a distintas causas, han tenido que cerrar sus puertas, sin contar a quienes su patrimonio se le ha reducido a nivel cero. Según Vanity Fair, y yo también lo pude percibir, en una sociedad tan pequeña y llena de estas complejidades, hay quienes maliciosamente se alegran de la desgracia ajena.

Al finalizar mi recorrido por la ciudad, volví rápidamente a mi realidad. Mi taxista, un haitiano, muy amable y gentil, me contó que tenía 24 años viviendo en West Palm Beach, sudando la gota gorda, trabajando para mantener a su esposa e hijos, y que estaba decidido a no regresar a Haití. De los cinco millones de habitantes de West Palm Beach, viven unos setenta mil haitianos. Al igual que mi taxista, viven y trabajan en la búsqueda del “american dream”. Y yo, feliz de estar de vuelta, en mi querido país.

Nota sobre las fotos: Comparto con ustedes algunas fotos de Palm Beach. En vez de publicar las fotos habituales de los sitios característicos de la zona, decidí mejor publicar las fotos que reflejan las vidas paralelas en esta ciudad.

Lucha contra la pobreza

15 Oct

Hoy es el Día de Acción del Blog, y conforme a las reglas, el tema central debe ser la pobreza, o más bien, las alternativas que existen para erradicar la pobreza en el mundo.

Desde el año 2000, Naciones Unidas viene trabajando y ha logrado que los países miembros suscriban el compromiso por los Objetivos del Desarrollo del Milenio, mediante el cual, en pactos firmados, se deben cumplir para el año 2015, es decir, dentro de 7 años. El primero de esos objetivos es el de la erradicación de la pobreza extrema y el hambre.

Compromisos van y compromisos vienen, y cada día se pone más lejos el cumplimiento de este objetivo. Justamente, el pasado mes de septiembre, la ONU anunció promesas por 16,000 millones de dólares para los Objetivos del Milenio.

Paradójicamente, la crisis financiera mundial ha desenmascarado la riqueza mundial. Estados Unidos esta destinando 700 mil millones de dólares para el salvamento financiero. Inglaterra ha invertido 55 mil millones de libras para atender la crisis bancaria. La Unión Europea ha creado un fondo de 300 mil millones de euros para enfrentar la actual situación.

Y, ¿la ONU anuncia promesas por 16,000 millones de dólares para los Objetivos del Milenio? Que es bueno señalar que entre esas promesas figuran organizaciones privadas y personalidades, como Bill Gates, que no esta en el gobierno, y que esta contribuyendo con 170 millones de dólares para la lucha contra el SIDA y la malaria.

¿Qué diferente hubiese sido, si en vez de que los gobiernos hubiesen destinado esas cifras inimaginables al salvamento financiero, con un alto costo para quienes pagan sus impuestos, hubiesen destinado el mínimo de 10% a la lucha contra la pobreza?

El mundo sería diferente.