Archive | politica RSS feed for this section

La noche que Trump decidió ser presidente de EUA

25 Nov

(Vía Frontline)

 

Así está Grecia

14 Ene

Una votante expone la realidad política que vive Grecia, mediante una llamada a un programa de panel en el que están debatiendo diferentes políticos. La votante dice muchas verdades. La cara de los políticos, habla por sí sola.

 

Por estas latitudes, debemos vernos en ese espejo.

Papa Francisco y los políticos

13 Jun

Han venido muchos y es interesante la variedad. Cada cual tiene su personalidad. Me ha llamado la atención un hecho transversal entre los políticos jóvenes, ya sean de centro, izquierda o derecha. Quizás hablen de los mismos problemas pero con una nueva música, y eso me gusta, me da esperanza porque la política es una de las formas más elevadas del amor, de la caridad. ¿Por qué? Porque lleva al bien común, y una persona que, pudiendo hacerlo, no se involucra en política por el bien común, es egoísmo; o que use la política para el bien propio, es corrupción.

Papa Francisco, sobre la política, en esta entrevista publicada en La Vanguardia.

Hillary, ¿la presidenta?

23 Sep

Hemos roto la barrera de la raza con el presidente Obama, pero es hora de que también realmente nos preguntemos en el fondo qué es lo que tenemos que hacer para elegir a una mujer presidentaY yo sin duda, haré lo que tenga que hacer pueda cuando llegue el momento de elegir a alguien quien quiera que pudiera ser esa persona.

Hillary Clinton, refiriéndose a la posibilidad de que una mujer sea presidenta de Estados Unidos, ayer, en Miami.

Para entender lo que ocurre en Medio Oriente

25 Ago

guia-FT

Algo así, como que el enemigo de tu enemigo es mi amigo. (Vía)

987zzz321

Lección de política del Papa Francisco

27 Mar

Si su partido dice que quiere mejorar la calidad de vida y reducir la pobreza, no solo debe decirlo, sino hacerlo. Es lo que el Washington Post le recomienda al Partido Republicano: ¿Qué deben aprender los republicanos del Papa Francisco? Interesante lección.

 

‘Hambre de liderazgo’

20 Feb

Leído en El despacho de Sandra. Se refiere a España, pero también su contenido es oportuno para lo que ocurre en otras latitudes, incluyendo ésta: Hambre de liderazgo.

De Benedicto XVI a los políticos

16 Dic

“En el primer Libro de los Reyes, se dice que Dios concedió al joven rey Salomón, con ocasión de su entronización, formular una petición. ¿Qué pedirá el joven soberano en este momento tan importante? ¿Éxito, riqueza, una larga vida, la eliminación de los enemigos? No pide nada de todo eso. En cambio, suplica: “Concede a tu siervo un corazón dócil, para que sepa juzgar a tu pueblo y distinguir entre el bien y mal” (1 R 3,9). Con este relato, la Biblia quiere indicarnos lo que en definitiva debe ser importante para un político. Su criterio último, y la motivación para su trabajo como político, no debe ser el éxito y mucho menos el beneficio material. La política debe ser un compromiso por la justicia y crear así las condiciones básicas para la paz. Naturalmente, un político buscará el éxito, sin el cual nunca tendría la posibilidad de una acción política efectiva. Pero el éxito está subordinado al criterio de la justicia, a la voluntad de aplicar el derecho y a la comprensión del derecho. El éxito puede ser también una seducción y, de esta forma, abre la puerta a la desvirtuación del derecho, a la destrucción de la justicia. “Quita el derecho y, entonces, ¿qué distingue el Estado de una gran banda de bandidos?”, dijo en cierta ocasión San Agustín. Nosotros, los alemanes, sabemos por experiencia que estas palabras no son una mera quimera. Hemos experimentado cómo el poder se separó del derecho, se enfrentó contra él; cómo se pisoteó el derecho, de manera que el Estado se convirtió en el instrumento para la destrucción del derecho; se transformó en una cuadrilla de bandidos muy bien organizada, que podía amenazar el mundo entero y llevarlo hasta el borde del abismo. Servir al derecho y combatir el dominio de la injusticia es y sigue siendo el deber fundamental del político. En un momento histórico, en el cual el hombre ha adquirido un poder hasta ahora inimaginable, este deber se convierte en algo particularmente urgente. El hombre tiene la capacidad de destruir el mundo. Se puede manipular a sí mismo. Puede, por decirlo así, hacer seres humanos y privar de su humanidad a otros seres humanos. ¿Cómo podemos reconocer lo que es justo? ¿Cómo podemos distinguir entre el bien y el mal, entre el derecho verdadero y el derecho sólo aparente? La petición salomónica sigue siendo la cuestión decisiva ante la que se encuentra también hoy el político y la política misma.”

Benedicto XVI, en su discurso ante el Bundestag, el Parlamento Federal alemán, el 22 de septiembre de 2011.

El mensaje de la política

18 Jul

Entrevistado en CBS News, el presidente Barack Obama ha confesado su principal error en estos tres años de mandato:

Luis Arroyo ha traducido al español lo expresado por Obama:

Obama: El error de mis primeros cuatro años fue pensar que este trabajo consistía en lograr las políticas correctas. Y eso es importante… Pero la naturaleza de este cargo consiste también en contarle una historia al pueblo americano, que le de un sentido de unidad y propósito y optimismo. Especialmente en tiempos difíciles. Es curioso que cuando estaba en campaña todo el mundo decía “sí, puede hacer un buen discurso, pero ¿podrá realmente hacer su trabajo?” Y durante mis primeros años la noción ha sido: “Bueno, sí, ha estado haciendo malabares y ha hecho muchas cosas, pero ¿dónde está la historia que dice dónde vamos?” Y creo que es una crítica legítima. Por eso hay que salir de esta ciudad, estar más tiempo con la gente americana, escuchando, conversando con ella sobre el lugar al que vamos juntos como país. Tengo que hacerlo mejor en mi segundo mandato.

Entrevistador: Un trabajo mejor de explicación…

Obama:Sí, bueno… de explicación, pero también… de inspiración.

Sin desperdicios.

zp8497586rq

El mejor discurso de JFK

29 Feb

La mayoría de los historiadores señalan que el discurso de toma de posesión del presidente John F. Kennedy ha sido su mejor pieza de oratoria. Sin dudas, ha sido el que más se conoce.  Pero, hay un discurso de Kennedy, antes de ser electo presidente, que tuvo un impacto directo en las elecciones presidenciales de 1960, y que desde mi punto de vista, ha sido su mejor discurso, porque marcó la línea divisoria entre el Estado y los derechos individuales en uno de los temas más complejos de la humanidad. Me refiero a la separación entre Estado y religión:

 

Este discurso fue pronunciado el  12 de septiembre de 1960. Fue un discurso muy fino en términos políticos, en el que Kennedy reafirmó que, a pesar de ser católico, lo importante no es en qué tipo de Iglesia él cree, sino qué tipo de país, él quiere y cree. Transcribo estos párrafos claves:

Debido a que soy católico, y no católico ha sido elegido Presidente, los problemas reales de esta campaña se han oscurecido – tal vez deliberadamente, en algunos sectores menos responsables de esto. Por lo tanto, es al parecer necesario para mí expresar una vez más – no qué tipo de iglesia que creo, por eso sólo debe ser importante para mí – pero ¿qué clase de América creo?

Creo en una América donde la separación entre Iglesia y Estado es absoluta – en donde ningún prelado católico le diga al Presidente (en caso de que ser católico) la forma de actuar, y ningún ministro protestante les diga a sus feligreses por quién votar – en donde no hay iglesia o la escuela de la iglesia reciba fondos públicos o preferencia política – y donde ningún hombre se le niega los cargos públicos simplemente porque su religión se diferencia del Presidente, que podría nombrarlo el pueblo, que le eligen.

Creo en una América que no es oficialmente católica, protestante ni judía – que ningún funcionario público pida o acepte instrucciones sobre la política pública del Papa, el Consejo Nacional de Iglesias o cualquier otra fuente eclesiástica – que ningún organismo religioso pretenda imponer su voluntad directa o indirectamente a la población en general o de los actos públicos de sus funcionarios – y donde la libertad religiosa sea tan indivisible que un acto contra una iglesia es tratado como un acto contra todos.

Dos meses después de este discurso, Kennedy derrotó a Richard Nixon en las elecciones de noviembre, y se convirtió en el primer presidente católico de Estados Unidos de América. El texto íntegro del discurso, aquí.

——————————

– Mitt Romney ganó ayer las primarias de Michigan y Arizona. En el caso de Michigan, su contendor Rick Santorum había estado en primer lugar hasta la semana pasada. Sin embargo, Santorum, quien es católico, afirmó que al leer el discurso de Kennedy de 1960, le dieron ganas de vomitar. Resultado: los católicos de Michigan decidieron apoyar a Romney, quién es mormón, y ahí estuvo garantizada la victoria de éste último.