Archive | religion RSS feed for this section

El mejor discurso de JFK

29 Feb

La mayoría de los historiadores señalan que el discurso de toma de posesión del presidente John F. Kennedy ha sido su mejor pieza de oratoria. Sin dudas, ha sido el que más se conoce.  Pero, hay un discurso de Kennedy, antes de ser electo presidente, que tuvo un impacto directo en las elecciones presidenciales de 1960, y que desde mi punto de vista, ha sido su mejor discurso, porque marcó la línea divisoria entre el Estado y los derechos individuales en uno de los temas más complejos de la humanidad. Me refiero a la separación entre Estado y religión:

 

Este discurso fue pronunciado el  12 de septiembre de 1960. Fue un discurso muy fino en términos políticos, en el que Kennedy reafirmó que, a pesar de ser católico, lo importante no es en qué tipo de Iglesia él cree, sino qué tipo de país, él quiere y cree. Transcribo estos párrafos claves:

Debido a que soy católico, y no católico ha sido elegido Presidente, los problemas reales de esta campaña se han oscurecido – tal vez deliberadamente, en algunos sectores menos responsables de esto. Por lo tanto, es al parecer necesario para mí expresar una vez más – no qué tipo de iglesia que creo, por eso sólo debe ser importante para mí – pero ¿qué clase de América creo?

Creo en una América donde la separación entre Iglesia y Estado es absoluta – en donde ningún prelado católico le diga al Presidente (en caso de que ser católico) la forma de actuar, y ningún ministro protestante les diga a sus feligreses por quién votar – en donde no hay iglesia o la escuela de la iglesia reciba fondos públicos o preferencia política – y donde ningún hombre se le niega los cargos públicos simplemente porque su religión se diferencia del Presidente, que podría nombrarlo el pueblo, que le eligen.

Creo en una América que no es oficialmente católica, protestante ni judía – que ningún funcionario público pida o acepte instrucciones sobre la política pública del Papa, el Consejo Nacional de Iglesias o cualquier otra fuente eclesiástica – que ningún organismo religioso pretenda imponer su voluntad directa o indirectamente a la población en general o de los actos públicos de sus funcionarios – y donde la libertad religiosa sea tan indivisible que un acto contra una iglesia es tratado como un acto contra todos.

Dos meses después de este discurso, Kennedy derrotó a Richard Nixon en las elecciones de noviembre, y se convirtió en el primer presidente católico de Estados Unidos de América. El texto íntegro del discurso, aquí.

——————————

– Mitt Romney ganó ayer las primarias de Michigan y Arizona. En el caso de Michigan, su contendor Rick Santorum había estado en primer lugar hasta la semana pasada. Sin embargo, Santorum, quien es católico, afirmó que al leer el discurso de Kennedy de 1960, le dieron ganas de vomitar. Resultado: los católicos de Michigan decidieron apoyar a Romney, quién es mormón, y ahí estuvo garantizada la victoria de éste último.

Ben Alí, la caída del dictador

16 Ene


Hasta el día 14 de enero de 2011, Túnez solo había tenido dos presidentes desde su independencia de Francia en 1956. Es decir, en 55 años, solo dos gobernantes, ambos de mano dura: Habib Bourguiba, que gobernó desde 1957 hasta 1987; y su sucesor, quien fue su primer ministro, Zine El Abidine Ben Alí, que gobernó desde 1987 hasta hace dos días. Un dictador, disfrazado de una constitución que justificaba una supuesta democracia en letras, pero no en la realidad. Solo ver que Ben Alí supuestamente ganó su primer período presidencial en el 1989 con el 99.21% de los votos a su favor; su primera reelección, en 1994, con el 99.91% de los votos a su favor; y su segunda reelección, en 2009, con el 89.62% de los votos a su favor. Con una popularidad de esa magnitud, resulta difícil comprender su estrepitosa caída, en la primera rebelión popular que acontece en una nación del mundo árabe.

La explicación es muy simple. Todo era una farsa. Sin oposición, y con mano de hierro, nadie se atrevía a enfrentar al dictador, a pesar de su mala política. Hasta que la gente se cansó de la impunidad, la corrupción y los irritantes privilegios. El haber tocado el estómago de sus ciudadanos, con medidas impopulares, encendió la chispa que terminó con su caída, a pesar de un discurso conciliador de último minuto que no tuvo ningún impacto.

Tras salir en un avión militar, y comenzar a dar vueltas en el aire, luego de que Francia, su antiguo colonizador, rechazara su petición de refugio, fue aceptado finalmente por Arabia Saudita, en donde estará “por un período de tiempo indeterminado”. Salió como han salido casi todos los dictadores, por la puerta trasera, sin los honores y el lujo que siempre exigió.

Una lección para el resto de los países árabes que curiosamente todos vinculan directamente a la religión islámica con el poder político. Túnez era la excepción. Ben Alí nunca tuvo ningún título religioso, ni tampoco permitió que los movimientos fundamentalistas relacionados con el islám tuvieran participación en el gobierno. De haberlo hecho, quizás otra hubiese sido la historia. Afortunadamente no fue así, y es que cuando los pueblos toman una decisión, no hay fuerza humana que los detenga.

Dios, en las elecciones de Brasil

19 Oct


Cuando se pensaba que el voto del Partido Verde sería decisivo para la segunda vuelta en las elecciones de Brasil, el carácter religioso de los brasileños ha hecho acto de presencia, relegando otros temas de la campaña. La portada y crónica de la revista Epoca lo dice todo. El 73% de la población brasileña es católica y un 13% son protestantes, para un total de 86%, según datos de Wikipedia. Un dato sumamente relevante para un país en el que ya no existe la derecha. Dilma Rousseff, quien tiene mayor probabilidades de triunfo en las elecciones del 31 de octubre, ha tenido que fijar posición ante este tipo de declaraciones. Es cierto que los votos del Partido Verde son importantes para ganar, como en efecto, lo serán, pero es igualmente cierto que la religión juega, en el caso de Brasil, una influencia impresionante. Definitivamente, y Dios entró a la campaña brasileña. Excelente análisis de Desde Alfa Centauro.

El Papa en Londres

17 Sep





El distinguido amigo, Gustavo Kralj, fotógrafo que está cubriendo la visita de Benedicto XVI en Inglaterra, me ha enviado fotos de su primer día de visita. Londres recibió a Juan Pablo II en 1982 con los brazos abiertos. No ha sido así en esta visita de Benedicto XVI, cargada de un tenso ambiente. Comparto con ustedes algunas de las fotos que he preseleccionado. Si el tiempo lo permite, publicaré otras más durante el fin de semana.

Calzando los zapatos de otro

26 Oct

Cada vez que se produce un cambio en el gobierno, en una organización política, social o religiosa, los medios de comunicación se interesan por saber las cualidades y calidades de la persona que asume la nueva posición.

En el caso particular de las organizaciones religiosas, en donde los cambios se producen con menos frecuencia que en otros ámbitos de la sociedad, el interés por conocer a las personas que asumen nuevas posiciones, es mayor. Tal es el caso de la Compañía de Jesús, que, en enero de este año, eligió al Padre Alfonso Nicolás, como su Padre General.

Lo curioso es que el Padre Nicolás se convirtió en el 30avo Padre General desde la fundación de la Compañía de Jesús en el 1541 por San Ignacio de Loyola. Entre 1965 y 2008, hubo dos Padres Generales: el Padre Pedro Arrupe (1965-1983), y el Padre Peter Hans Kolvenbach (1983-2008). A diferencia de otras órdenes religiosas, el cargo de Padre General es vitalicio, excepto cuando se produce una renuncia por razones de edad o de salud, que fue lo que sucedió con el Padre Kolvenbach, quien renunció, y por tales razones, se convocó a la elección que eligió al Padre Nicolás.

Ya podrán imaginarse la curiosidad que despertó en los medios de comunicación conocer y hablar con el Padre Nicolás. Tampoco no faltaron algunos que quisieron hacer comparaciones con sus anteriores antecesores. Gracias a mí distinguido amigo, abogado y político chileno, Sergio Espejo, he leído en su blog lo que fue la primera entrevista del Padre Nicolás a los medios de comunicación, de la cual me permitiré reproducir algunos extractos:

“Otros periódicos dicen que soy tipo Arrupe, tipo Kolvenbach, mitad y mitad, al cincuenta por ciento, pero nadie ha dicho todavía que yo tengo un 10 por ciento de Elvis Presley, pero se podría decir y no sería sorpresa. Todo esto es falso.

Yo no soy el P. Arrupe, yo amo al P.Arrupe, lo admiro, ha influido en mí, lo he tenido como superior cuatro años en Japón, incluso lo había conocido antes, en el colegio, cuando nos hablaba de la bomba atómica en Hiroshima…,pero yo no soy Arrupe.

Entonces, ¿quién soy yo? si me preguntan les diré que he sido hecho para la realidad en la que me encuentro, estoy en proceso, in fieri, hasta que me convierta en lo que Dios quiere de mí, de todos nosotros; lo mismo en las relaciones con el Santo Padre o con lo que reciba de esta Congregación General. Todo depende de la habilidad que yo tenga o no de responder a la realidad y ante los que están a mi alrededor y ante lo que me encargue la Congregación General. Este siempre es un tema abierto.”

Tambien dijo:

“Yo pienso ser transparente. He aprendido en Indonesia, de una pareja que no era cristiana, en un contexto donde se tiene miedo de los espíritus malignos, pareja que, para defenderse de esas amenazas tomó como espiritualidad la transparencia, y así, lo malo que llega pasa sin dejar rastro y lo bueno que llega se va comunicado a los demás. Creo que es un símbolo para tenerlo en cuenta. Transparencia que es una actitud responsable para el bien de los otros, no para nosotros. No es tan importante lo que la gente piense de mí, es más importante el bien de los demás.”

Para aquellos que nos gusta la política, y entender los procesos de cambio en las instituciones y en el gobierno, la primera entrevista del Padre Nicolás es una excelente lección. Ideal para una reflexión dominical.

(Disclaimer: Soy alumno del Colegio San Ignacio de Loyola, Santo Domingo, Promoción 1984).