Archive | Sun Land RSS feed for this section

El antídoto contra la corrupción

4 Oct

Son tantas acusaciones de corrupción que pesan sobre el gobierno del presidente Leonel Fernández que el grito de impotencia de un fiscal es el mejor reflejo del actual estado de descomposición. Por eso, cuando presentan 30 propuestas anti corrupción al presidente, la noticia ocupa primera plana. Los que suscriben esas propuestas son once organismos internacionales, algunos funcionarios de su gobierno, empresarios y representantes de la sociedad civil, aglutinados en la Iniciativa Participativa Anticorrupción (IPAC). Entre las propuestas, hay una que, de practicarse, sería un alivio extraordinario: Recomiendan al presidente excluir «peajes» y grado a grado. No hay que olvidarse que este es el gobierno del más escándaloso caso de corrupción, el de la Sun Land, del cual quien suscribe fue uno de los que lo denunció y lo siguió hasta su triste final. Desde estos apuntes, le daré seguimiento al cumplimiento del antídoto, y veremos si el médico tiene la suficiente voluntad de que el paciente sobreviva.

Otros Sun Land

6 Feb

Hoy publico en El Nacional, mi habitual columna sabatina titulada Otros Sun Land, que por considerarlo de interés, comparto su contenido con ustedes, íntegramente:

Como el gobierno ya nos ha demostrado tener especialidad en aprobar préstamos internacionales, sin “pasar por Go”, es decir sin la aprobación del Congreso Nacional, y en violación a la Ley de Crédito Público, toda vez que recordamos el escandaloso préstamo de la Sun Land, que, este es el día en que no se sabe a ciencia cierta dónde están los US$130 millones de dólares, y dado que estamos entrando al calor de la campaña electoral, vale recordar las siguientes disposiciones de la nueva Constitución, proclamada el pasado 26 de enero:

Artículo 128, numeral 2, letra d): Corresponde al Presidente: “Celebrar contratos, sometiéndolos a la aprobación del Congreso Nacional cuando contengan disposiciones relativas a la afectación de las rentas nacionales, a la enajenación de bienes del Estado, al levantamiento de empréstitos o cuando estipulen exenciones de impuestos en general, de acuerdo con la Constitución. El monto máximo para que dichos contratos y exenciones puedan ser suscritos por el Presidente de la República sin aprobación congresual, será de doscientos salarios mínimos del sector público”.

Artículo 93, letra k: Corresponde al Congreso Nacional: “Aprobar o desaprobar los contratos que le someta el Presidente de la República, de conformidad con lo que dispone el artículo 128, numeral 2), literal d), así como las enmiendas o modificaciones posteriores que alteren las condiciones originalmente establecidas en dichos contratos al momento de su sanción legislativa”.

A algunas mentes muy creativas que existen en algunas áreas del gobierno se les ha ocurrido hacer préstamos internacionales sin la debida aprobación del Congreso, a pocos días de promulgada la Constitución. Incluso, ya se tienen las consultas emanadas de firmas de abogados dominicanas, que justifican una vez más esta violación constitucional. Algunas de esas firmas avalaron, en su momento, “la legalidad” del préstamo de la Sun Land.

En ausencia de mecanismos elementales de transparencia oficial, que este artículo sirva de alerta para evitar que una vez más el crédito público sea comprometido, y ojalá que esta vez, el Congreso Nacional, en sus máximos representantes, no permanezcan indiferentes.

La Sun Land y sus daños colaterales

29 Jul







A propósito de la noticia publicada por Diario Libre en el sentido que las obras que iban a ser construidas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), con el préstamo de la Sun Land, están totalmente paralizadas, hoy por la mañana, estuve dentro de la UASD, y tomé estas fotos que comparto con ustedes. Una demostración de los daños colaterales causados, cuando desde el gobierno, se hace negocios oscuros, ilegales e inconstitucionales. Desde que hicimos esta denuncia hasta la fecha, he escrito alrededor de cincuenta apuntes, y aún hoy, luego de ver estas obras paralizadas, tengo que preguntarme, ¿dónde están los US$130 millones de dólares?

Explicar lo inexplicable (Acto IV)

24 Jul


Como si fuera una obra de teatro o una película de cine, ya van cuatro partes en esta obra de explicar lo inexplicable. El primer acto fue el 26 de octubre de 2007 cuando se nos dijo que el caso de la Sun Land era una operación inexistente, a pesar de la existencia de 19 pagarés por el monto total de US$130 millones de dólares. El segundo acto fue el 4 de junio de 2009 cuando se nos dijo que la compra de Edeeste por parte del gobierno no era una venta de acciones sino una transacción. El tercer acto fue el 24 de junio de 2009 cuando se nos expresó que la venta del 49% de Refidomsa al gobierno venezolano no ameritaba ser licitada, pues era una actividad comercial, y no del Estado.

Ayer, se celebró el cuarto acto, cuando el presidente Leonel Fernández, en medio de serias denuncias de corrupción, expresa que aunque hay debilidades, confía en que sus funcionarios no están cometiendo actos de corrupción. Incluso, se afirmó que ya no hay casos de hipercorrupción, y llegó a advertir que el que no cumpla se irá para su casa. Como siempre, muchas explicaciones de los procedimientos legales y las normativas internas creadas por el gobierno para enfrentar la corrupción. Claro, cuando el director del Departamento de Prevención de la Corrupción ofreció las estadísticas, no pudo mostrar un solo caso de sanción a la corrupción en el actual gobierno.

Solo hay que recordar que este gobierno, aunque está reelecto, tiene menos de un año. Le faltan tres años para completar su período constitucional. Pero es un gobierno viejo, por lo que las explicaciones que se dieron ayer resultarían oportunas si el gobierno hubiese estado comenzando. Pero, es todo lo contrario. La época de dar declaraciones y explicaciones terminó. Estamos en el momento en que se demanda acción para enfrentar lo que ya son actos reñidos contra la ley y la ética, ejercidos por funcionarios del gobierno.

Es como si aquí no hubiera pasado nada. Que el caso Sun Land, ni las nominillas, ni las denuncias de nepotismo, ni las cuantiosas comisiones que se ganan en distintas concesiones, ni los contratos de asesoría en diversas instituciones gubernamentales, ni las obras que se hacen sin licitación, no hubiesen ocurrido. Y se tiene la sensación de que nada ha pasado, y lo más grave, que nada pasará.

Lo interesante es que en todas estas conferencias de prensa ha habido un elemento común: Después de que las denuncias en cada uno de estos casos han sido discutidas y debatidas en la opinión pública, en muchos casos no refutadas, entra en acción el presidente Leonel Fernández tratando de cerrar estos expedientes. Nadie puede colocarse por encima de ley, y con declaraciones públicas, pretendiendo encubrir los hechos que riñen con la ley. Para eso, es que están las autoridades judiciales para investigar e imponer las sanciones correspondientes. Es un reflejo de la profunda debilidad de nuestras instituciones públicas.

Una vez más, las ruedas de prensa convocadas por el gobierno excluyen a directores de medio que han sido los protagonistas de las denuncias públicas. Y, por otra parte, el contraste del menú del almuerzo con el tema objeto de la rueda de prensa deja mucho que desear de un país que debe estar en un serio plan de austeridad, y no derrochando los recursos públicos.

Todavía falta mucho por ver.

Más allá del dedo sobre la llaga

7 Ene

Desde que en el 1997 fuese juramentada la actual Suprema Corte de Justicia, nunca antes se había celebrado el Día del Poder Judicial en medio de tantos cuestionamientos al más importante de los Poderes del Estado.

Como abogado y, en los últimos años, desde mis actuales funciones partidarias, he sido un defensor de los avances institucionales que hasta el momento ha experimentado el sistema judicial dominicana. Y en esa misma línea, continuaré trabajando para el fortalecimiento de su independencia y autonomía.

Todo indica que el ciclo que se inició en el 1997 ha llegado a su fase de agotamiento, y urge una nueva visión que contínue los logros alcanzados hasta el momento, y rectifique y corrija las debilidades diagnosticadas. La decisión de la Suprema Corte de Justicia en el caso de la Sun Land marca el antes y el después de esta etapa, sobre el cual me he referido anteriormente.

Ahora, cuando uno lee esto y esto, artículos escritos con mucha responsabilidad, no hay dudas de que todo apunta a que el deterioro de la credibilidad del Poder Judicial es una consecuencia del debilitamiento del actual sistema político. Y esto lo asumo, con un sentido autocrítico, pues no puedo obviar mi condición de político, aunque no comparta las prácticas clientelistas que han caracterizado tradicionalmente a la clase política nacional.

Tampoco pienso que nos debemos quedar en poner el dedo sobre la llaga, sino que la actual situación de cuestionamiento al sistema de partidos políticos debe servir para renovar las propias esencias y valores que integran la democracia, y que su implementación, a través de los años, han servido para construir la democracia que hoy vivimos, aún con sus imperfecciones.

Hay que sepultar la corrupción como práctica endémica en el Estado, con sus dignas excepciones. Hay que rescatar el imperio de la ley, el estado de derecho, el principio de la legalidad. Creo firmemente en que existe una nueva generación de políticos/as que participan en los partidos políticos mayoritarios que está convencida de que su rol tiene que ser distinto y diferente a como han sido el ejercicio político de otras generaciones. Hay que reivindicar la transparencia y la rendición de cuentas como normas fundamentales en el servicio público.

Por último, para fortalecer el Poder Judicial, hay que lograr su total independencia y autonomía del resto de los Poderes del Estado, particularmente del Ejecutivo. Pero, no como un enunciado, sino como un valor intrínseco de la justicia imparcial. En ese sentido, hay que respetar los escalafones y las reglas que rigen la carrera judicial. De nada serviría, ejercer la función de juez por 5, 10, 15 o 20 años, sin que se tenga la expectativa de que, algún día, por sus méritos, se pueda ocupar la posición de Presidente o Juez de la Suprema Corte de Justicia.

En medio de este clima, hay lugar al optimismo y a la esperanza, particularmente para reivindicar la política como el espacio común para la solución de nuestros graves problemas institucionales, económicos y sociales, conjuntamente con la mayoría de los ciudadanos/as.

Sun Land o la justicia encerrada

19 Dic

Los que me siguen através de estos apuntes, saben que, desde que hicimos la denuncia sobre el caso Sun Land, hace poco más de un año, le he dado el debido seguimiento. Como era lógico, ayer escuchamos y leímos atentamente la sentencia que dictó la Suprema Corte de Justicia.

Esta sentencia representa un retroceso trascendental en el pensamiento liberal del derecho constitucional dominicano. Hemos retrocedido a la época anterior a la actual Suprema Corte de Justicia, es decir, antes de 1997. A partir de ahora, cuando se tenga conocimiento de operaciones financieras, con garantía o aval del Estado, que afecten al crédito público del país, y que por lo tanto, deberían ser de la competencia y de la aprobación del Congreso Nacional, solo el presidente del Senado o el presidente de la Cámara de Diputados, pueden interponer la acción en inconstitucionalidad. Más nadie lo puede hacer.

Esto es lo que ha dicho la Suprema Corte de Justicia, en un viraje de 180 grados sobre los avances que antes se había logrado. Se ha cercenado el derecho de los dominicanos, y por vía de consecuencia, se le inferido una herida mortal a la Constitución dominicana, y a las expectativas de la mayoría de los dominicanos que queremos y exigimos rendición de cuentas. Una decisión hecha para satisfacer los intereses del gobierno.

Tal como lo he dicho hoy, el caso de la Sun Land no perecerá ni concluirá con la sentencia de ayer. Este caso solo concluirá cuando un juez, independiente e imparcial, administre justicia y sancione uno de los más escandolosos casos de corrupción que registre la historia reciente de nuestro país. En esta lucha democrática, seguiré hasta que resplandezca la verdad.

(Colofón: Solo el periódico El Nuevo Diario, reportó que el presidente de la Suprema Corte de Justicia no firmó la sentencia. Y por otra parte, la credibilidad del Poder Judicial fue salvada por el Voto Disidente de las Magistradas Ana Rosa Bergés, Margarita Eglis Esmurdoc y Julio Aníbal Suarez, ejemplos de valor y valentía ante los designios del poder).

Sun Land, en cita histórica

20 Nov

Hoy es el día que estábamos esperando, con paciencia y firmeza.

Al igual que la mayoría de los ciudadanos que creemos en la institucionalidad y en la democracia, estaré atento a la decisión que dicte la Suprema Corte de Justicia sobre los recursos de inconstitucionalidad interpuestos por el Foro Social Alternativo y el Partido Revolucionario en contra del préstamo ejecutado por el Presidente Leonel Fernández por el monto de US$130 millones a favor de la empresa Sun Land Corporation, sin la aprobación del Congreso Nacional.

Hoy quedará reafirmada si la separación de poderes que está consagrada en nuestra Constitución de la República es simple pedazo de papel, o es un principio fundamental de nuestro sistema constitucional.

Es también una oportunidad para que el Poder Judicial dicte un precedente que evite que un Presidente de la República, independientemente del partido político al que pertenezca, vuelva a comprometer los fondos públicos, sin cumplir con los mecanismos constitucionales vigentes.

Les anticipo algo: Al margen de lo que decida la Suprema Corte de Justicia, el PRD no descansará hasta que la verdad de este caso resplandezca totalmente. Hoy puede ser el inicio de una nueva jornada, con esperanza y optimismo, por el fortalecimiento institucional de nuestro país.

(Colofón: Una nota procedimental sobre el caso Sun Land: Hoy es muy probable que no se conozca públicamente la decisión de la Suprema Corte de Justicia, pues, según algunos reportes de prensa, hoy se coloca el caso en su agenda. Aún así, estas reflexiones de hoy adquieren mayor validez).

Por fin, ¡Sun Land a la vista!

30 Oct

Esta es una buena noticia.

Tal como dije ayer, el PRD saluda esta decisión. La Suprema Corte de Justicia tiene la gran oportunidad de sentar un precedente trascendental que límite los poderes del Presidente de la República a fin de que, en el futuro, nunca jamás se comprometan los fondos públicos sin la aprobación del Congreso Nacional, en violación a la Constitución de la República.

Desde ya anticipo, que lo único que lo que la Suprema Corte de Justicia va a determinar es si el préstamo fue adoptado conforme a las reglas fijadas por la Constitución dominicana. Su decisión tendrá un impacto notable respecto a las responsabilidades comprometidas en este caso, y sobre las cuales hay instancias abiertas ya en los tribunales de la República.

La lucha por el resplandecimiento de la verdad en el caso de la Sun Land, a un año y días de haberla iniciado, apenas está comenzando. Seremos perseverantes y firmes, sin prisa. Y al final, estoy seguro de que nos habremos sentido satisfechos de haber abrazado, con transparencia, la causa por la institucionalidad democrática.

Sun Land, un año después

18 Oct

Mañana domingo se cumple un año de haber depositado, a nombre del Partido Revolucionario Dominicano, ante la Suprema Corte de Justicia, el recurso de inconstitucionalidad en contra del préstamo de US$130 millones autorizado por el presidente Leonel Fernández, sin la aprobación del Congreso Nacional, a favor de la empresa Sun Land.

Mi parecer sobre este escandaloso caso esta contenido no solo en las acciones interpuestas ante los tribunales dominicanos, sino en mis declaraciones y apuntes sobre este tema.

A un año de nuestro recurso de inconstitucionalidad, la Suprema Corte de Justicia no ha decidido sobre el mismo. En medio de un proyecto de reforma constitucional que desmiembra al Poder Judicial, el caso de la Sun Land es una oportunidad para que nuestro más alto tribunal emita una señal positiva que fortalezca nuestras instituciones democráticas.

Y que quede claro: A pesar de la impunidad que producen posiciones transitorias en el poder, y a pesar de que la Sun Land se escude bajo la sombrilla del Pacto Global de Naciones Unidas, este caso lo llevaremos hasta las últimas consecuencias, para evitar que una vez más, un Presidente de la Republica comprometa las finanzas públicas, en violación a la Constitución, y lo más grave, sin la debida transparencia y la necesaria rendición de cuentas.

(Colofón: El recurso de inconstitucionalidad que sometió el Foro Social Alternativo en contra de este préstamo de la Sun Land, fue depositado días antes que el del PRD. Por eso, el Foro Social Alternativo celebró el aniversario de su instancia, antes que el PRD. Este lunes 20 de octubre, estaremos a las 10am en la Suprema Corte de Justicia, elevando nuestra voz, en reclamo por la decisión de nuestra acción en inconstitucionalidad).

Economía tambaleada

8 Sep

El Listín Diario de hoy recoge unas declaraciones mías sobre mi preocupación frente al exceso del gasto público en el gobierno, y en la ausencia total de una política serie de austeridad. A estas preocupaciones se une la afirmación de los industriales que reclaman que el gobierno suscriba un nuevo acuerdo stand-by con el Fondo Monetario Internacional.

En medio del proceso electoral, la oposición siempre advirtió que el presidente Leonel Fernández no tenía ningún tipo de control ni restricción en el gasto público. Basta con recordar la nominilla del PLD, los subsidios electorales, el caso de la Sun Land y la cuantiosa inversión en publicidad, como algunos ejemplos de este descontrol. Incluso, dijimos que, después de las elecciones, las finanzas públicas iban a quedar muy deteriodas. Hoy, el presidente Fernández está consechando las tempestades de los vientos que sembró. Con un déficit fiscal que se aproxima a los RD$34,000 millones.

Lo lamentable es que ahora los sectores que están reclamando la corrección de esta situación, guardaron silencio en la pasada campaña electoral. Pero, nunca es tarde cuando la dicha es buena. Hay que saludar estos pronunciamientos, pues revelan que definitivamente, la confianza, ya muy deteriorada con los ciudadanos, se ha perdido entre el gobierno y los empresarios. Es que, en resumen, es una carga pesada para todos/as los/as dominicanos/as.

Tengo muy pocas esperanzas de que el gobierno acuda nuevamente al FMI. Sería el reconocimiento de una derrota. Por otra parte, están las mismas caras que incluso negaron la posibilidad de siquiera solicitar un acuerdo de monitoreo o supervisión con el FMI. Recordemos, una y otra vez, que este es el mismo Presidente y el mismo gobierno que contrajo el préstamo de la Sun Land, y cómo maniobró ante el FMI para obviar ningún tipo de sanción o reprimenda.

Por eso, creo que somos los que estamos en la oposición y en la sociedad, lo que debemos exigir este cambio de conducta. Más aún, el Congreso Nacional y los Ayuntamientos deben asumir un real y verdadero plan de austeridad para continuar enviando señales positivas. Si el gobierno no quiere actuar o cambiar sus políticas, impulsémoslas de abajo hacia arriba, respetando nuestras diferencias.